21/4/11

Disciplinas espirituales 1 - Tiempo devocional

El Devocional diario, hora silenciosa o, como quieras llamarlo, es ese tiempo que pasamos a solas con Dios cada día y en el que meditamos sobre una porción específica de la Biblia y buscamos la manera de aplicarla a nuestra vida diaria. Sin un tiempo devocional regular, nuestra vida espiritual puede verse seriamente afectada, del mismo modo que nuestro cuerpo se debilita cuando no está bien alimentado.
Aquí te presento algunas ideas sencillas para que tengas tu tiempo devocional con Dios:
1.     La duración del devocional depende de ti y de los horarios que tengas en tu día, pero deberías apartar al menos 30 minutos. Escoge el momento que mejor te convenga (te recomiendo la mañana, cuando te levantas y antes de comenzar con tu rutina) y mantén el horario todos los días, esto te ayudará a formar una disciplina y a que tu tiempo devocional sea consistente. Si un día, excepcionalmente,  no puedes sacar esos 30 minutos o más, hazlo más breve ¡Mejor algo que nada!

2.    Escoge un lugar tranquilo y sin distracciones para que puedas concentrarte en tu devocional. Si es posible, deja en ese lugar todo lo que necesitas para tu devocional de forma que siempre que te sientes a hacerlo, lo tengas todo a mano.

3.    Necesitas tu Biblia, un cuaderno y un bolígrafo. Puedes tener también un comentario o diccionario bíblico para los pasajes más complicado. Pero a veces es mejor estudiar la Biblia sin otras herramientas, pidiendo la dirección de Dios para comprender el pasaje. Es un buen hábito tomar notas en tu cuaderno para que recuerdes lo que has estado aprendiendo y para poner esas verdades bíblicas en practica más adelante.

4.    Comienza tu tiempo devocional en oración, pasa unos minutos el adoración y acción de gracias. Puedes entonar algún himno o coro, todo depende de tu tiempo. Aprovecha el tiempo de oración para pedir perdón por tus pecados y también para pedirle a Dios que te guíe en tu devocional.

5.    Si no tienes ningún libro devocional que te marque un versículo o un pasaje para cada día, simplemente escoge un libro de la Biblia y comienza a leerlo en porciones pequeñas de unos 8 ó 10 versículos. Lee el pasaje 2 ó 3 veces para hacerte una idea general de lo que dice y, después, profundiza en él haciéndote varias preguntas:
·         ¿Qué puedo aprender sobre Dios en este pasaje?
·         ¿Qué puedo aprender sobre el pecado? ¿Hay algún pecado que deba confesar?
·         ¿Hay alguna promesa en la que deba confiar?
·         ¿Hay algún ejemplo que pueda seguir?
·         ¿Hay algún mandamiento que deba obedecer?
·         ¿Qué puedo aprender de este pasaje? ¿Cómo puedo ponerlo en práctica?

6.    Termina en oración. Agradece a Dios por su guía durante tu devocional, ora por algún pecado del que debas liberarte, pide por fortaleza para el día
Sin duda tu vida espiritual mejorará cuando tengas la disciplina de tener diariamente tu tiempo devocional con Dios. Podrás conocerlo mejor y averiguar Su voluntad para tu vida. Te permitirá nutrirte de Su Palabra y darte las herramientas necesarias para vivir tu vida de acuerdo a los preceptos divinos. Te animo a que comiences hoy mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada