Procura que tu camino sea largo

11/4/11

¿Hacia dónde te está llevando tu viaje? El mío comenzó en Bilbao, España, pasó por Grecia, Madrid, Argentina y, actualmente, me trajo a la selva de Venezuela. ¿Pero sabes qué es lo mejor de todo? ¡No hace falta que te muevas del lugar en el que estás! La vida es un viaje en sí misma y todas estamos sumergidas en esa travesía. No importa que seas ama de casa, ejecutiva, cajera de supermercado, abuela, estudiante, misionera... lo que importa es que aprveches cada parada de tu viaje.

Sin duda alguna, la inspiración para pensar en mi propio caminar por la vida y comenzar a escribir este blog es un poema del escritor griego Kavafis, Itaca:

Si vas a emprender el viaje hacia Itaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes,
o al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones y a Cíclopes,
ni al fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, y ámbar y ébano,
perfumes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Itaca te enriquezca.

Itaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella el camino no hubieras emprendido.
Mas ninguna otra cosa puede darte.

Aunque pobre la encuentres, no te engañará Itaca.
Rico en saber y en vida, como has vuelto,
comprendes ya que significan las Itacas.


En esta etapa de mi viaje, me encuentro esperando a que Dios nos abra las puertas de la selva para servirle a tiempo completo en el ministerio con indígenas. Mientras tanto, el viaje no se detiene. Viendo la escasez de materiales para mujeres y ministerio femenino en español, esta parada me lleva a comenzar este blog y brindar herramientas, espero que útiles, para tu propio viaje, para tu vida personal, para tu ministerio, para las mujeres de tu iglesia. "No apresures tu viaje"... me deleitaré en esta parada en la que el Señor me tiene e intentaré que sea "rico en experiencias y conocimientos" no sólo para mí, sino para todas las que deseen acompañarme en esta travesía ¡Bienvenidas a bordo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario