Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Serie - El Fruto del Espíritu / 4 - Paz

Imagen
“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” Filipenses 4:7
Fue en estos días que este versículo cobró vida ante mí, al ver la verdadera paz de Dios en una querida amiga que acaba de perder a su esposo. Sus palabras eran de paz, su corazón estaba en paz… esa paz que sobrepasa todo entendimiento. Dios realmente estaba guardando su corazón y sus pensamientos en paz para que ella pudiera superar ese terrible momento de aflicción aferrada al Señor, a quién es Él y a sus promesas.
Dios es paz; la paz es un atributo de Dios, es uno de los nombres con los que se designa a Dios en la Biblia: Jehová Shalom, “Dios es mi paz”. Este nombre aparece por primera vez en Jueces 6:24, en un momento en el que vemos a Gedeón y al pueblo de Israel escondidos en cuevas por miedo a los madianitas. En ese tiempo en el que Israel estaba alejado de Dios, Gedeón acepta el desafío de liderar al pueblo hacia una renovación espiritual, de sa…

Serie - El Fruto del Espíritu / 3 - Gozo

Imagen
Si le pidiera que explicara lo que es el gozo, ¿qué me respondería? Seguramente lo relacionaría con conceptos como alegría, felicidad, risa, regocijo...  En la forma humana, el gozo es la alegría que una persona siente y depende de circunstancias externas, de las cosas buenas o agradables que nos van sucediendo, de los logros y metas que alcanzamos, de las cosas que tenemos, de cómo se sienten las personas a nuestro alrededor. Para nosotras, como mujeres cristianas, el gozo es el estado de felicidad que resulta de conocer y servir a Dios. Depende, por tanto, de circunstancias internas.           Como hijas de Dios, nuestro gozo no proviene de lo que está a nuestro alrededor, sino de lo que hay en nuestro interior: tener a Jesucristo en nuestro corazón y al Espíritu Santo morando en nuestro cuerpo nos da una fuente de gozo inagotable. El gozo es el fruto de nuestra relación con Dios; sentimos gozo porque estamos en el Señor (Filipenses 4:4).           Cuando una persona camina…

Serie - El Fruto del Espíritu / 2 - Amor

Imagen
¡Ah! ¡L’amour! ¡El amor! La primera de las características del fruto del Espíritu. La base de nuestra vida cristiana, el pilar sobre el que se construye el carácter cristiano, en definitiva, el motor que debe movernos y empujarnos hacia delante.
         Fue por amor que Dios entregó lo más preciado, la vida de Su propio Hijo para que sufriera en su carne por nosotros e incluso muriera para darnos vida, para darnos la entrada al Padre que nos estaba negada hasta ese momento. Fue el amor de Dios lo que nos libró del castigo eterno; la muerte de Jesucristo en la Cruz fue nada más y nada menos que la demostración más sublime, intensa y profunda de amor:
         Juan 3:16 “porque de tal manera amó Dios al mundo que ha estregado a Su Hijo Unigénito para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna”
         De tal manera nos amó.... de tal manera nos amó que sacrificó lo que ninguna de nosotras estaría dispuesta a sacrificar. Como madre, ¿estaría dispuesta a qu…