Serie - El Fruto del Espíritu / 3 - Gozo

10/5/11

           

          Si le pidiera que explicara lo que es el gozo, ¿qué me respondería? Seguramente lo relacionaría con conceptos como alegría, felicidad, risa, regocijo...  En la forma humana, el gozo es la alegría que una persona siente y depende de circunstancias externas, de las cosas buenas o agradables que nos van sucediendo, de los logros y metas que alcanzamos, de las cosas que tenemos, de cómo se sienten las personas a nuestro alrededor. Para nosotras, como mujeres cristianas, el gozo es el estado de felicidad que resulta de conocer y servir a Dios. Depende, por tanto, de circunstancias internas.
         
          Como hijas de Dios, nuestro gozo no proviene de lo que está a nuestro alrededor, sino de lo que hay en nuestro interior: tener a Jesucristo en nuestro corazón y al Espíritu Santo morando en nuestro cuerpo nos da una fuente de gozo inagotable. El gozo es el fruto de nuestra relación con Dios; sentimos gozo porque estamos en el Señor (Filipenses 4:4).
        
          Cuando una persona camina con el Señor, esa persona puede seguir regocijándose incluso cuando los problemas llegan, cuando las pruebas nos asedian. Como hijas de Dios tenemos la posibilidad de sentir gozo en momentos en los que, según la lógica humana, deberíamos estar devastadas.

          Jesús habló de aquellos que se regocijaban aun siendo perseguidos y asesinados (Mateo 5:10-12); Pablo escribió sobre el gozo en tiempos de sufrimiento teniendo su vista puesta en el fruto que resultaría de ese sufrimiento (Romanos 5:3-5); Pedro y Santiago también reflejan las enseñanzas del Señor sobre nuestro deber de regocijarnos en medio de los problemas (1 Pedro 1:6-8; Santiago 1:2).

          Las pruebas, los problemas, las situaciones adversas siempre van a venir a nuestra vida. La cuestión es ¿Cómo las afrontamos? ¿Cómo pasamos a través de esas pruebas? ¿Todos a su alrededor se dan cuenta de que está pasando por un momento difícil o mantiene su gozo, su mirada puesta en el resultado de la prueba por la que Dios le está permitiendo pasar? Dios nos dice en Su Palabra que Él tiene para nosotras pensamientos (planes) de paz y no de mal (Jeremías 29:11); también nos dice que no hay nadie ni nada que pueda separarnos del amor de Dios (Romanos 8:38-39). Debemos confiar en que todo lo que sucede en nuestras vidas, bueno o malo, pasa porque Dios lo permite; y confiar también en que cuando la prueba termine, el resultado será beneficioso para nosotras porque la voluntad de Dios es perfecta (Romanos 12:2).

          Es ese pensamiento, esa confianza en un Dios que nos ama y que quiere lo mejor para su vida lo que debe impulsarla a cumplir con el mandato de Dios de estar siempre gozosa (1 Tesalonicenses 5:16), de mantener un espíritu alegre y animado sin importar que el mundo se esté derrumbando a su alrededor (Hebreos 12:11), y aún más, sin importar lo que pueda ocurrir después (Proverbios 31:25).

          Dios es el que cambia la tristeza en gozo en nuestra vida. El dio gozo a los judíos en medio de la tribulación cuando la reina Esther desenmascaró el plan de Amán para exterminarlos (Ester 9:22); también transformó el corazón de David, como él mismo lo expresa en el Salmo 30:11-12. Jesús mismo cambiará la tristeza en gozo en su venida (Isaías 61:3). Dios es el único que puede cambiar su tristeza en gozo, confiemos en un Dios Todopoderoso que nos va a ayudar a mantener el gozo en nuestra vida.

11Pero alégrense todos los que en ti confían;
Den voces de júbilo para siempre porque tú los defiendes;
En ti se regocijen los que aman tu nombre.
12Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo;
Como con un escudo lo rodearás de tu favor”
Salmos 5:11-12

Para estudiar y meditar -

1. ¿Ha oído hablar sobre la risoterapia? La risoterapia es una nueva técnica terapéutica que utiliza el juego, la expresión corporal y la relajación para liberar las tensiones del cuerpo y poder llegar a la risa y la carcajada. Los científicos trabajan para demostrar que la risa a carcajadas en beneficiosa para la salud, algo que ya Dios ha comprobado. Busque estos versículos y comente qué explican con respecto a la risa:
·          Proverbios 15:13 –
·          Proverbios 17:22 –
·          Esdras 6:22 –
·          Salmo 15:9 –

2. El Salmo 126:3 dice “grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; estaremos alegres”. Hagamos un ejercicio de risoterapia; escriba al menos cinco  cosas  que Dios haya hecho en su vida y que sean motivo para estar alegres y practicar nuestra risa. He aquí algunos ejemplos:

·          Efesios 2:1 –
·          1 Juan 1:9 – 
·          Isaías 41:13 –
·          Salmo 4:8 –
·          1 Corintios 6:19 –
·          Gálatas 3:29 –
·          Job 10:8 –
·          Salmo 139:13 –
·          Salmo 104:24 –
·          2 Tesalonicenses 3:3 –
·          Isaías 54:10 –

3. El gozo tiene mucho que ver con el contentamiento; busque en un diccionario lo que significa contentamiento y escríbalo acá:

CONTENTAMIENTO:

Teniendo en mente Filipenses 4:11; 1 Timoteo 6:6, 8;  Proverbios 15:15; ¿De qué formas puede practicar el contentamiento?

4.  Memorice  Salmos 5:11

No hay comentarios:

Publicar un comentario