devocional semanal - 7

6/6/11

"Jehová, roca mía y Castillo mío y mi libertador; Dios mío, Fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo y  la fuerza de mi salvación, mi alto refugio" Salmo 18:2
La Biblia dice que Dios es el único refugio. Nunca falla.
Este es un salmo de David. Cuando pensamos en el autor, vemos que David era el rey. Tenía un ejército a sus órdenes, una fortaleza. Pero aún así decía que Dios era su único refugio. Incluso su posición como rey no era suficiente para protegerlo sin Dios.
Hoy en día nos engañamos creyendo que podemos tener una vida segura con nuestro propio esfuerzo. Pero un pequeño terremoto puede arruinar nuestras vidas. Aunque no nos demos cuenta, somos sumamente frágiles y nada en este mundo puede protegernos.
David sabía que no importa cuánto poder tenga un rey. Sabía que su vida estaba en manos de Dios y que dependía totalmente de Él.
Dios es nuestro único refugio y, lo mejor de todo, es que Él desea protegerme. Busca en Él refugio en el día de hoy y en todos los días de tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario