Leer la Biblia

29/12/11

            ¿Sabes que Dios se preocupa por ti? ¿Sabes que Dios te ama con amor eterno y que te ha dado preciosas promesas? ¿Sabes que Dios tiene un plan específico para ti? Estas son cosas que solo podemos saber cuando leemos la Biblia.
            La Palabra de Dios es la fuente de la fe, la salvación, la sabiduría, la protección, el perdón, la dirección ¡e innumerables cosas más! Nuestro tiempo leyendo la Palabra de Dios no es algo que tenemos que hacer, es algo que necesitamos.
            A veces estamos tan atareadas en nuestro día a día que tenemos la Biblia encima de la mesa esperando y deseando que la abramos, queriendo encontrar un lugar de prominencia en nuestra vida.
            Quizás tienes temporadas en las que pasas tiempo consistente con la Palabra, sintiendo la presencia de Dios y escuchando su voz, apenas perceptible ¡O quizás nunca hayas sabido por dónde empezar! No importa en qué etapa estés, sólo debes comprender que no hay sustituto para la Palabra de Dios.
            Si no estás segura de por dónde empezar, hay varios planes de lectura de la Biblia a los que puedes recurrir. Como sabes, desde este blog estoy lanzando el desafío de leer toda la Biblia en 90 días. Pero eso es lo que yo siento que debo (y puedo) hacer en esta etapa de mi vida. Quizás este no sea el plan de lectura adecuado para ti en este momento, no importa. Evalúa cuánto tiempo tienes y a qué ritmo quieres ir. Puedes leer la Biblia en 90 días, en 6 meses, en 1 año, en 2 años, puedes leer el Nuevo Testamento en 1 año o centrarte en un solo libro… Sólo encuentra el plan de lectura que más te convenga ¡y comienza!
            Cada vez que queremos fijar un tiempo determinado para meternos en la Palabra de Dios, tenemos decisiones que tomar:
1.      Escoge el momento - ¿en qué momento del día puedo pasar tiempo a solas con Dios? ¿Debo levantarme más temprano? ¿acostarme más tarde?
2.      Escoge el lugar - ¿qué lugar de la casa es el mejor para pasar mi tiempo con Dios? Cuando lo hayas decidido, deja allí todo lo que necesites para tu tiempo devocional (Biblia, cuaderno, bolígrafo, himnario…)
3.      Escoge un plan – ya hablamos antes sobre eso. Aquí están los enlaces con otras páginas que tienen planes de lectura de la Biblia:

·         Lectura de la Biblia en un año: http://www.webbiblia.com/readingplan/
·         Lectura de la Biblia en 6 meses: http://womanministrieshco.com/2010/01/30/242/
·         Lectura en 3 meses: ¡Desafío B90!
·         http://www.enfoquebiblico.com/planes-de-lectura/ - esta página tiene 3 planes:
Plan A – lectura en un año AT y NT
Plan B – lectura en un año NY y AT
Plan C – lectura del NT en 3 meses

4.      Escoge comenzar - ¡sólo hazlo! Comprométete con la opción que hayas escogido y sigue adelante.

            Nada sustituye a la Palabra de Dios, a tu tiempo personal de lectura de la Biblia. Nada más puede transformarte del mismo modo que la Palabra del Dios Viviente. Nada más puede darte fe, fuerza, sabiduría y aliento como la Biblia. Así que prepárate y comienza a leer.

2 comentarios:

  1. Hola, el link a http://womanministrieshco.com/2010/01/30/242/ está muerto, ni siquiera existe el sitio. ¿usted tiene el archivo para descargarlo desde acá? Gracias bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! pues no, no tengo el archivo =( El artículo es de 2011, así que probablemente el sitio ya no esté funcionando. Quitaré el enlace, gracias por avisar! Bendiciones =)

      Eliminar