Consejos para aplicar la Biblia a tu vida diaria

16/1/12







Estudiar la Palabra de Dios no significa nada si esta no afecta tu vida. Aquí te dejo algunos consejos para que puedas concentrarte en lo que debes hacer como resultado de lo que el Señor te va enseñando a través de Su Palabra.

1. Ya sabes más de lo que estás obedeciendo.

Muchas veces nos encontramos buscando más estudios bíblicos para revitalizar nuestra vida spiritual. En realidad, deberíamos empezar a pensar en todo lo que ya hemos aprendido y analizar si ese conocimiento es parte de nuestra vida diaria o no. En ocasiones, Dios utiliza diferentes medios y personas para decirnos exactamente lo mismo una y otra vez, pero no nos damos cuenta. Obedece lo que ya sabes y verás como tu vida cambia. Así estarás, además, lista para seguir adquiriendo nuevos conocimientos.

2. Concéntrate en una cosa a la vez.

Enfocarte en demasiadas cosas a la vez es la mejor manera de fracasar. Sólo podemos hacer pocas cosas bien al mismo tiempo. Busca en oración cuáles son la áreas en las que Dios quiere que te concentres primero y avanza a partir de ahí.

3. Date tiempo…

Quizás quieras ponerte metas mensuales. Aplicar una verdad bíblica, obedecer un mandamiento, abandonar un pecado mensualmente. Toma tiempo crear nuevos hábitos. Dicen que el promedio para adquirir un hábito nuevo es un ciclo de repetición de 21 días.

4. …y gracia.

El desánimo nos hace detenernos en nuestro esfuerzo por aplicar la Biblia a nuestras vidas. Tú vas a fallar. Yo voy a fallar. Pero por la gracia de Dios podemos levantarnos e intentarlo de nuevo.

5. Toma acciones concretas.

Los pasos que tomemos para cambiar nuestra vida deben ser específicos Y realistas. Realiza pequeñas acciones concretas para obedecer lo que Dios está demandando de ti y no te fijes en lo que esté tratando con otros. Dios habla a cada uno en forma personal y cada uno deberá crecer en un área determinada.

6. Haz un plan y compártelo.

Así sea en un diario, con una amiga, con tu esposo ¡en Facebook! comparte qué es aquello a lo que Dios te está guiando. Esto te ayudará a mantenerte en tu plan cuando las cosas no salgan como quieres, además de brindarte una gran fuente de apoyo. Busca algunas personas que se comprometan a orar por el área específica en la que estás intentando aplicar la Palabra de Dios.

7. La obediencia es la clave.

Sin importar todos los planes que puedas hacer, debemos poner atención a lo que Dios nos está diciendo. Si nuestros esfuerzos por crecer no están motivados por la obediencia, es imposible aplicar la Biblia a nuestras vidas en una forma que produzca cambios significativos.

8. Pon atención a quién dirige tu esfuerzo.

¿Eres tú la que estás intentando aplicar la Biblia y producir cambios en tu vida con tus propias fuerzas? ¿O estás dejando que la gracia de Dios obre en ti a través de Su Espíritu Santo? Recuerda quién es el Único que puede traer cambios reales a nuestra vida.

“¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?” Gálatas 3:3
“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.” Gálatas 5:16
“estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;” Filipenses 1:6
“porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Filipenses 2:13

Dios comenzó la obra en ti. Dios está obrando en ti. Dios completará Si obra en ti. ¿Lo crees? ¿Qué otros consejos puedes darnos para aplicar la Biblia a nuestras vidas? ¡Compártelos!




1 comentario:

  1. Lo más importante es entender que Dios es uno y que él quiere guiarnos a todos al arrepentimiento para el perdón de nuestros pecados por medio de su nombre que es Jesús, debemos seguir sus mandatos amarlo de todo corazón y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, bautizarnos en su nombre y perseverar hasta su venida sin importar lo que nos pueda hacer el hombre

    ResponderEliminar