Cómo empezar un estudio bíblico para mujeres en tu hogar

16/2/12





            Una forma de poner en práctica la Gran Comisión en tu ministerio con mujeres es comenzar un estudio bíblico en una casa. Un hogar puede añadir calor y cercanía a un grupo de estudio pequeño y ayuda a que mujeres reacias a ir a la iglesia puedan acercarse al estudio de la Palabra.
            Los elementos clave para un estudio bíblico exitoso los encontramos en Hechos 2:42-47.
            Aquí te dejo algunos consejos prácticos basados en ese pasaje para comenzar un estudio bíblico para mujeres en una casa.
            Oración
            Mientras Dios pone en tu corazón un peso para alcanzar mujeres, ora por la posibilidad de abrir tu hogar para un estudio bíblico.
            Pídele a Dios:
~        Que te muestre mujeres cercanas a ti que tengan el mismo deseo de alcanzar a otras mujeres para Cristo y discipularlas.
~        Por aquellas mujeres que van a ser parte del estudio aunque aún no conozcas sus nombres (Juan 10:14)
~        Por todos los detalles relacionados con la logística (Filipenses 4:6)
~        Que una al grupo y puedan abundar en amor (Filipenses 2:1-2; 1 Pedro 1:22)
~        Que cada mujer que asista tenga un encuentro personal con Jesús (Juan 20:18)
           
            Busca un grupo de mujeres que oren específicamente por este ministerio y observa cómo Dios va añadiendo todo lo que necesitas (Efesios 3:14-21; Filipenses 4:19)

            Enseñanza
~        ¿A quiénes se va a enseñar? Determina qué mujeres estás tratando de alcanzar con este estudio: vecinas, inconversas, amigas, compañeras, mamás, abuelas…
~        ¿Qué se va a enseñar? visita una librería cristiana y evalúa qué estudios bíblicos se adecúan mejor al grupo de mujeres que tienes en mente (Hechos 2:42; 1 Timoteo 3:16). Nunca comiences el estudio de un material sin haberlo revisado por completo.

            Comunión
~        ¡Diviértete! Las mujeres nos necesitamos unas a otras, así que la comunión y el “partimiento del pan” son importantes. Planifica tener tiempos libres en la reunión para que las mujeres puedan compartir libremente.
~        Detemina qué viene después. Al final del estudio decide si el grupo va a continuar con otro estudio o si van a dividirse en grupos más pequeños para comenzar estudios simultáneos y alcanzar más mujeres. Ten cuidado con cerrar el grupo demasiado y no dar posibilidad a que otras mujeres participen.
           

            Los estudios bíblicos en el hogar proveen una oportunidad maravillosa de expandir tu ministerio de mujeres. Si no lo has intentado antes, ora por ello. Si el Señor te guía a comenzar este tipo de ministerio, ¡inténtalo! y ve cómo Dios hace cosas maravillosas (Efesios 3:20).

4 comentarios:

  1. Anónimo3/5/14 12:29

    WOW !! me encanto felicidades !! creo que esto toco fuertemente mi corazon y confirma el llamado de Dios a mi vida,,aveces no sabemos por donde empesar o como ?? pero esto esta perfecto . Gacias y que Dios los bendiga

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/7/14 17:41

    me encanta!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Elizabeth10/1/15 11:41

    Excelente amada!!!!Es la primera vez que leo esto y me súper impacto!!!Gracias le doy a Dios por tu vida!!!Sigue adelanten con tu ministerio!!!Anoche empece un estudio de liberación y restauración que Dios me dio hace un tiempo y ahora lo estoy escudriñando...Cómo bien sabemos que todo tiene su tiempo...bueno,Besos y muchísimas bendiciones y Paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Elizabeth! Me alegra saber que te ha sido de ayuda. Bendiciones! :)

      Eliminar