Iglesia pequeña, visión grande

14/3/12




            Cuando vienes de una iglesia pequeña, muchas veces piensas en las cosas que hacen las iglesias grandes y que tú no puedes realizar en tu ministerio ¿Estás segura de que no puedes? Sin importar el tamaño de la iglesia en la que te encuentres, es importante tener un plan para el ministerio, saber en qué quieres enfocarte, tener, en definitiva, visión. Una iglesia pequeña con buena planificación, buen aprovechamiento de los recursos y visión grande, puede hacer muchas cosas y adaptar cualquier programa que se lleve a cabo en las iglesias grandes.
            Aquí hay algunos pasos para ayudarte a llegar a donde quieres llegar con en el ministerio.

            1. Ten un equipo de oración          
             Rodéate de guerreras de oración. Anima a las mujeres de tu iglesia a orar por el ministerio femenino y no descuides tu propio tiempo de oración.

            2. Evalúa
            Repasa lo que fue el ministerio en el año anterior:
~        ¿Qué se estuvo haciendo?
~        ¿Qué cosas tuvieron éxito? ¿Cuáles fracasaron?
~        ¿Qué necesidades estás escuchando de parte de las mujeres?
~        ¿Qué cosas han cambiado? ¿Hay mujeres nuevas para el equipo?                
          ¿Cuáles no van a estar más?
~        ¿Qué están haciendo otras iglesias? ¿Hay algo que podrías implementar?  

3. ¡Sueña a lo grande!
            Así haya pocas mujeres en la iglesia o pocas en el equipo de liderazgo, siéntate con ellas a soñar con lo que Dios podría hacer este año sin permitir comentarios del tipo “no podemos” o “no tenemos el dinero”.  Lanza ideas sin restricciones ¡Dios puede hacer cualquier cosa!
~        Ofrece un nuevo estudio bíblico para las mujeres
~        Involucra a otras mujeres 
~        Crea un apartado de misiones
~        Ofrece nuevas oportunidades de servicio para las mujeres
~        Organiza un evento o una conferencia
            Toma nota de todas las idea y espera a ver lo que Dios va a hacer.

            4. Establece prioridades
            Una vez que tienes la evaluación del año anterior y las nuevas ideas, determina qué es lo más importante hacer primero. Para ello usa la oración, el sentido común y la ayuda de otras personas. ¿Qué quiere Dios que se haga en el ministerio para suplir las necesidades delas mujeres? Asegúrate de que cada objetivo que traces esté en línea con la visión general de tu iglesia.

            5. Determina lo que hace falta
Ahora que ya has identificado tus prioridades para el ministerio, ¿qué necesitas en términos de...
~        Tiempo para la planificación y la ejecución de tus ideas?
~        Dinero y recursos?
~        Personas para llevarlas a cabo?

6. Comienza a planificar
            Siéntate con otras mujeres de la iglesia y busca un calendario para planificar qué actividades vas a hacer y cuándo van a tener lugar. Para ello debes tener a mano también un calendario con las actividades de la iglesia para  que no choques con la planificación general. Hay actividades cuya fecha puede variar, pero igual anótalas. Si no tienes personas o recursos para alguna de las actividades que hayas planificado, ora y considera si debes esperar hasta el próximo año. Está bien si no puedes comenzar con todo de una vez. De hecho, piensa que Dios puede no dejarte hacer algunas actividades para que puedas trabajar de forma más eficiente.

            7. Lleva a cabo tu plan
            Cada objetivo que te has trazado es una oportunidad de llevar gloria a Dios a través del ministerio de mujeres así que, ¡manos a la obra! Deja que El trabaje a través de ti y te sorprenderás de las cosas que te va a permitir hacer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario