Mandará a sus ángeles cerca de ti

23/3/12





“Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación, No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.”
Salmo 91:9-13

            Cuando pones a Dios por tu esperanza, cuando Dios es tu habitación, tu morada, el lugar en el que descansas, en el que te resguardas, en el que te sientes protegida, automáticamente tienes acceso a las promesas que Dios te da:
            no te sobrevendrá mal
            no habrá plaga que toque tu morada
            mandará a sus ángeles cerca de ti
            Sus ángeles te guardarán en todos tus caminos
            Sus ángeles te llevarán en las manos para que no tropieces
            pisarás al león, al áspid y al dragón.

            Romanos 8:28 dice:
“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”
            ¡Qué bueno es Dios que te advierte de que cualquier problema o circunstancia negativa en tu vida va a ser usada para tu propio bien! A eso se refiere el versículo 10. Puedes estar tranquila porque cualquier cosa que te suceda, Dios la va a transformar en una bendición para ti.
            Y además de eso, tienes la promesa de que va a enviar a sus ángeles para que te guarden, para que te lleven en sus manos, para ayudarte a no tropezar, a no caer ¿no es una hermosa imagen del amor y el cuidado de Dios por ti? Los ángeles de Dios fueron creados por El, están a Su servicio, a Su disposición. El Salmo 34:7dice que “el ángel de Jehová está alrededor de los que le temen y los defiende”. En cualquier situación están para ayudarte y protegerte ¡Dios lo quiere así!
            Finalmente, te da la promesa de que tienes el poder de vencer al enemigo de tu alma, que es descrito como león, serpiente y dragón (1 Pedro 5:8; Apocalipsis 12:9). Satanás quiere tu mal, tu destrucción. Eres abominable para él porque amas a Dios y va a hacer todo lo que esté en su mamo para hacerte caer y alejarte del Señor. Pero tienes en tu mano el poder para derrotarlo ¡es un enemigo que ya está vencido! Y al mismo tiempo, si bien los Salmos so poesía y este versículo 13 puede tomarse como una metáfora, ¿no es cierto que Dios protegió al pueblo de Israel de la mordedura de la serpiente? ¿No es cierto que Daniel no fue tocado por ninguno de los leones en el foso? ¿No derrotó Sansón a un león? ¿No se enfrentaba David a los leones mientras cuidaba las ovejas? Los misioneros que trabajan en la selva pueden contarte mil y una historias de cómo Dios los ha cuidado de serpientes y animales diversos. Así que podemos tomar este versículo tanto de manera literal como figurada.
            Dios te quiere proteger, te quiere guardar de cualquier ataque ¡porque te ama! Porque eres preciosa para El. Recuérdalo. Recuerda este pasaje cuando ores, reclama las promesas que Dios te ha dado. Reclama estas promesas cuando venga la prueba, el problema, la tentación, el ataque.
            Dios te ama y te protege.
            El te cuida siempre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario