Jehová

17/4/12


La gráfica es de: Arte para Jesús

Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.” Isaías 42:8

Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.”
Isaías 43:10,11

            Jehová es el nombre más común de Dios, aparece 6823 veces en el Antiguo Testamento. Al nombre YHWH, conocido como “Tetragrammaton” (literalmente, “de cuatro letras”) se le añadieron las vocales, pronunciándose “YAHWEH”, que es más comúnmente transliterado como JEHOVÁ.
            El nombre Jehová se deriva del verbo hebreo “havah”, que significa “ser”. Jehová es el Ser que es absolutamente existente en Sí mismo, el que en Sí mismo posee la vida esencial, la existencia permanente.
            Aparece por primera vez en Génesis 2:4 en combinación con Elohim, pero la completa revelación del nombre y del carácter de Jehová no se da hasta Éxodo 3:14, donde Dios le dijo a Moisés:

“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.”

            Jehová no era un nombre nuevo o uno desconocido, aparece más de 160 veces en el libro de Génesis. Dios no le estaba dando a Moisés un nombre de Dios que él desconociera, sino uno que ya había escuchado antes. Dios estaba llamando a Moisés a la fe de los patriarcas, no a algo nuevo.
            Del mismo modo que en Éxodo 3 vemos a Israel bajo el yugo de Egipto, sin fuerzas y sin esperanza. En respuesta su lamento, Jehová se reveló a sí mismo como “Yo soy”.
            Yo soy... es la respuesta a tu aflicción.
            Dios se revela a sí mismo como Jehová en tiempo de aflicción y adversidad. Isaías declara:

“Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor (el Yo soy) está la fortaleza de los siglos”
Isaías 26:4

            La batalla por la confianza comienza en nuestra mente. Dios nos llama a confiar en EL porque es la fortaleza de los siglos. No es que tiene fuerza eterna, sino que Dios ES fuerza eterna. Podemos confiar en Dios para siempre, porque a pesar de que hayan pasado los siglos, no ha cambiado ni una coma de las promesas que Jehová hizo a los patriarcas. ¡Confía en tu fortaleza!

            Jehová es el Dios inmutable, el Dios que no cambia:
Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.”
            Malaquías 3:6
            El amor de Dios por ti no cambia, como tampoco cambian Su misericordia, Su fidelidad, Su perdón... si Dios cambiara de parecer, definitivamente seríamos consumidos por nuestro pecado ¡pero que alivio saber que no lo hace!

            Dios dice que Su nombre es “Yo soy” porque Dios, simplemente, ¡es! Nunca hubo un tiempo en el que no existiera ni habrá alguno en el que deje de existir. “Yo soy” es también un título que Jesús tomó sobre sí mismo a menudo, claramente en identificación con la voz de la zarza ardiendo:

Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis
Juan 8:24
Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo
Juan 8:28
Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.”
Juan 8:58

            El griego para “Yo soy” es “Ego eimi”, que corresponde con las palabras de Éxodo 3:14 en la traducción griega del Antiguo Testamento. Al usar la frase “Yo soy” en Juan 8:24, 8:28 y 8:58, Jesús utiliza un título claramente divino que pertenece exclusivamente a Jehová y así fue interpretado por sus oyentes, quienes comenzaron a buscar piedras para lapidarlo. Querían apedrearlo hasta la muerte por blasfemia, por proclamar que era Dios.
            “Yo soy” es cualquier cosa que estemos necesitando. Jesús dice:

            Yo soy la luz cuando estás en oscuridad.
            Yo soy la resurrección y la vida cuando necesitas esperanza
            Yo soy el camino cuando necesitas llegar al Padre
            Yo soy la puerta cuando llamas
            Yo soy el Buen Pastor cuando estás desamparada
            Yo soy el Pan de Vida cuando tienes hambre

             ¡El es todo lo que necesitas!
           
            El nombre Jehová está asociado muy especialmente con:

            1. La Santidad de Dios – Dios es glorioso en santidad (Éxodo 15:11), limpio de ojos para ver el mal (Habacuc 1:13), ¡tres veces santo! (Isaías 6:3)
.
            2. Su odio del pecado – Como Dios es santo, odia el pecado y todo lo que es contrario a Su Ley. Abomina al perverso (Proverbios 3:32) y sus pensamientos son abominación para Dios (Proverbios 3:32).

            3. Su provisión de redención – Isaías 53:1-12. El profeta Isaías tiene en mente no solamente que el Mesías tomaría nuestra culpa sobre Él, sino que tomaría también nuestro dolor. Jesús hizo suya tu aflicción.
           
             Yo soy el que soy...

             Un título de Dios que se enfoca en su presencia, su cuidado, su preocupación. Es el Dios que está presente, accesible, cercano a aquellos que lo invocan (Salmo 107:13), perdonador.

            Yo soy...
                        ...el Dios verdadero - Jeremías 10:10
                        ...tu roca, tu castillo, tu libertador - Salmo 18:2
                        ...la esperanza de su pueblo – Joel 3:16
                        ...tu fortaleza – Habacuc 3:19
                        ...Quien escucha tus oraciones – Salmo 34:6; 34:17
                        ... Tu confianza – Salmo 9:10
                        ... Tu guía - Isaías 58:11; Salmo 31:3
                        ... Quien te perdona – Salmo 25:11

            ¿No es un precioso nombre para adorar? Adóralo, simplemente, ¡porque es Dios!




1 comentario:

  1. Nuestro ser le adora humildemente postrado nuesro corazón a sus pies,somos sus hijos y le alabamos.Bendito es el Señor!!

    ResponderEliminar