Recuerda lo que Dios ha hecho

28/7/14



           

           Todas hacemos listas. Listas de cosas que debemos hacer, listas de cosas que debemos comprar, de libros que queremos leer... Vivimos en una sociedad que demanda que las cosas se hagan, nuestra cultura ve el poder en el movimiento. Pero en toda esa actividad, a veces olvidamos recordar.
            Aparentemente, al salmista también le gustaba hacer listas. Pero él no hacía listas de las cosas que debía hacer o que no había hecho. Por el contrario, las hacía para anotar todo lo que Dios había hecho ¡y qué diferencia hay en eso!
            En el Salmo 77, el escritor estaba teniendo un día, no malo... horrible ¡terrible!
           
            ... Mi alma rehusaba consuelo… (v. 2)
            ... Estaba yo quebrantado, y no hablaba. (v. 4)

            ¿Alguna vez has tenido uno de esos días? ¿Te has preguntado cómo cambiar el curso de uno de esos días? Esto es lo que el salmista hizo:

            Meditaré en todas tus obras, Y hablaré de tus hechos” (v.12)

            ¡Esa fue la clave del cambio! ¡Comenzó a hacer una lista de las maravillas que Dios había hecho!

            Oh Dios, santo es tu camino; ¿Qué dios es grande como nuestro Dios?” (v. 13)

            Ya comienzan a cambiar el tono y la actitud y de ahí en adelante, todo fue diferente.
            Tú eres el Dios que hace maravillas... Con tu brazo redimiste a tu pueblo, A los hijos de Jacob y de José... Condujiste a tu pueblo como ovejas Por mano de Moisés y de Aarón” (vv. 14, 15, 20)

            Quizás él no se sintió diferente inmediatamente, pero comenzó a hablar de otra manera y eso lo cambió todo. Apartó los ojos de sí mismo, de lo que podía o no podía hacer y los puso en Dios, en lo que ya había hecho y lo que iba a seguir haciendo.
            Dios no cambia. Ha sido fiel haciendo maravillas en el pasado. Nuestros mayores tiempos de lucha vienen cuando no recordamos lo que Dios ya ha hecho por nosotras.
            Haz una lista.
            Mantén un registro de las cosas que Dios ya ha hecho en tu vida. Puede ser un diario, un cuaderno, hojas, anotaciones rápidas en tu Biblia... Cuando los problemas vengan, enfréntalos recordando lo que Dios ya ha hecho.

             ¿Qué cosa ha hecho Dios por ti que puedes recordar hoy?


Contenta en Su servicio,

Edurne 


4 comentarios:

  1. Excelente!!! justo lo que necesitaba hoy! Mil gracias son una bendición los devocionales!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/8/14 3:05

    Hace unas semanas tuve de esos dias!. Sabemos que tenemos que dejar de mirar para abajo o nuestros costados pero no lo hacemos, cuesta mirar para arribar y recordar todas las bendiciones de Dios en nuestra vida; pero se puede. Hay que reaccionar como el salmista de manera rapida para que los malos momentos no sobrepasen las bendiciones diarias de Dios en nuestras vidas y familia :) Gracias! Laura

    ResponderEliminar
  3. Directo al corazón! !
    "Dios no cambia. Ha sido fiel haciendo maravillas en el pasado. Nuestros mayores tiempos de lucha vienen cuando no recordamos lo que Dios ya ha hecho por nosotras."
    ;) bendiciones!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/8/14 16:50

    Gracias por este mensaje! Lo necesitaba...

    ¿Por qué nuestra mente siempre olvida lo más importante?

    ResponderEliminar