3 maneras en las que Dios nos guía

22/5/12



            Charles Swindoll comparte en Su libro El misterio de la voluntad de Dios tres maneras por medio de las cuales Dios nos guía:


            1. A través de Su Palabra
            Como bien dice el Salmista, “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105). Siempre que usted vea la frase bíblica “es la voluntad de Dios” tenga por seguro que esa es Su voluntad. Usted también sabe que desobedecer e pisotear su Palabra. Los preceptos y principios que contienen las Escrituras son también indicadores claros de Su dirección.
En la Escritura hay preceptos, declaraciones precisas de lo que Dios demanda de nosotros que debemos seguir, y principios, pautas generales de comportamiento que necesitan de discernimiento y madurez para comprenderlos.
Usted jamás se equivocará si consulta las Escrituras. Eso sí, asegúrese de tomar cada versículo en su contexto correcto y de pedir la guía de Dios en oración, evitando abrir la Biblia al azar y tomando lo primero que salga como la voluntad del Señor.

            2. A través del impulso interior del Espíritu Santo.
            Filipenses 2:12-13 dice “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”
            Ahora que usted ha nacido de nuevo, Pablo le dice que se ocupe de su salvación. En otras palabras: tenga discernimiento, piense bien las cosas, utilice su cabeza, preste atención. Tome con seriedad su vida cristiana, porque es Dios (el Espíritu Santo) el que está obrando en usted. El impulso interior del Espíritu Santo nos guía hacia la voluntad de Dios, poniendo y quitando paz en su corazón a medida que va tomando decisiones.
            Proverbios 16:9 “El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos”
            Salmo 32:8 “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos”

            3. A través del consejo de personas sabias, calificadas y confiables.
            Personas maduras espiritualmente, que no tienen nada que perder o ganar con nuestra decisión y pueden darnos un consejo imparcial. Moisés escuchó el consejo de su suegro Jetro en Éxodo 18:19-27. Debe buscar a sus consejeros muy cuidadosamente y asegurarse de que lo único que quieren para usted es solo lo que Dios quiere. Estas personas serán siempre objetivas, escucharán con atención y responderán sin apresuramiento; muchas veces no le darán una respuesta en el momento que usted la requiere, sino que orarán y pensarán bien antes de contestar.


            ¿Necesitas que el Señor te guíe? ¿Estás tomando decisiones importantes para tu vida? Dios quiere guiarte, quiere conducirte a Su voluntad, que es perfecta para tu vida. Pasa tiempo en Su Palabra, sé sensible a la voz del Espíritu Santo dentro de ti y busca consejo en personas sabias. De esa forma, te asegurarás de tomar decisiones correctas.


1 comentario: