Si Dios puede hacer algo, ¿por qué no lo hace?

14/6/12






            La mayoría de nosotras no tenemos problemas en creer que Dios lo puede todo. Resucitó a Lázaro de la muerte, dio vista a los ciegos, hizo caminar a los paralíticos, hizo que Pedro caminara sobre el agua, controló la tormenta...
            ¡El mismo resucitó de entre los muertos!
            Así que sí, sabemos que Él puede.
            Entonces, cuando se trata de nuestra vida, ¿por qué Dios no hace algo?
            ¿Por qué Dios no hace algo con mi hijo enfermo, con mi matrimonio que se está rompiendo a pedazos, con la pérdida de mi negocio, con mi infertilidad, con las personas que me atacan, con un ministerio que no da fruto ...
            Nuestros problemas son muchos y muy variados, pero nuestro pensamiento es el mismo: Si Dios puede hacerlo todo, ¿por qué no lo hace?
            Cuando Dios no hace en tu vida lo que sabes que El puede hacer, debemos hacernos tres preguntas:

            1. ¿Es el momento correcto?
            Deuteronomio 7:22 dice:
            Y Jehová tu Dios echará a estas naciones de delante de ti poco a poco; no podrás acabar con ellas en seguida, para que las fieras del campo no se aumenten contra ti.”
            Hay algunas cosas para las que debemos esperar. No porque Dios no pueda dárnoslas, sino porque no lo va a hacer hasta que Su tiempo sea perfecto.

            2. ¿Por qué quiero esto?
            Aunque pidamos cosas que están bien, a veces nuestro problema es la motivación a la hora de pedírselas a Dios.
            Santiago 4:3 “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.”
            Muchas de mis oraciones tienen la comodidad personal como objetivo primordial. Cuando le pides a Dios que actúe en alguna cuestión, ¿va a ser para Su gloria o para la tuya?

            3. ¿Qué necesito cambiar?
            A veces los “retrasos” de Dios son un llamado de atención hacia nosotros para que cambiemos. ¿Hay pecado no confesado en tu vida? ¿Existen hábitos con los que debas romper?
            Salmo 139:23-24 “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno”


            Ten claro siempre que Dios te da lo mejor en el mejor momento... no te conformes con menos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario