Bases para el Matrimonio – 7. Confianza

25/7/12





7. Confianza

Proverbios 31:10 – 11
El corazón de su marido está en ella confiado y no carecerá de ganancia. Le da ella bien y no mal todos los días de su vida

           
            El corazón de su marido está en ella confiado.
            ¿Está el corazón de tu marido confiado en ti?

            Hay 4 preguntas que debes hacerte para vivir nuestras vidas de forma que se pueda decir de nosotras... El corazón de su esposo está en ella confiado.

            1. ¿Puede mi esposo confiar en mi corazón?

            Muchas mujeres pueden creer que son dignas de confianza pero su corazón se aleja de su hogar y comienza a buscar otros corazones solitarios cuando las cosas se ponen mal o cuando se sienten frustradas u olvidadas. ¿Puede tu esposo confiar en que no vas a coquetear con otros hombres? ¿Sabe que siempre vas a serle leal, aunque tengan que estar separados por alguna circunstancia? ¿Sabes que lo amas y cuál es el lugar que ocupa en tu corazón? ¿No? ¡Díselo! O mejor, ¡Demuéstraselo!


            2. ¿Puede mi esposo confiar en mi buen uso del dinero?

            Los problemas financieros son una de las fuentes principales de contiendas en el hogar ¿Puede confiar tu esposo en que vas a ser comedida en los gastos y que no vas a comprar nada que realmente no te haga falta? ¿Sabe tu esposo que eres responsable con el dinero, buena administradora y cuidadosa con cada gasto? ¿Llegan a fin de mes o se arrastran hasta el día 30? Si no estás siendo eficiente en la administración de lo mucho o poco que entra en tu hogar, haz los arreglos necesarios para que también en el área monetaria tu esposo pueda confiar en ti.

            3. ¿Puede mi esposo confiar en mis palabras?

            Ya hemos hablado sobre las palabras en esta serie, pero ¡debemos ser conscientes de cuánto poder tienen! ¿Sabe tu esposo que aunque estés enojada no vas a dañar su reputación con tus palabras? ¿Puede confiar en que no vas a destrozarlo frente a otras personas con lo que sale de tu boca? ¿Sabe que tienes palabras de vida y no de muerte para él? ¿Sabe que no vas a discutir con él frente a otros ni que le vas a faltar el respeto en ninguna forma? ¿Son tus palabras correctas, sinceras, verdaderas, justas y cautivas a la obediencia de Cristo? Llénate del Señor y de Su Palabra para tu boca pueda mostrar lo que hay en tu corazón.


            4. ¿Puede tu esposo confiar en que vas a cumplir con tu responsabilidad?

            ¿Sabe tu esposo que gobiernas tu casa bien? ¿Puede confiar en que vas a ocuparte de tu hogar y en que vas a hacer todo lo que esté en tu mano para que todo esté bien y en orden? Hay muchas mujeres que trabajan fuera de casa y cada vez más hombres están ayudando en las tareas del hogar. Pero si una mujer está en casa mientras su esposo trabaja, es ahí donde deben estar su esfuerzo y dedicación ¿Puede tu esposo confiar en eso? ¿Qué puedes hacer para mejorar en tu papel como cuidadora del hogar?

            El corazón de su marido está en ella confiado... ¿Puede tu esposo decir eso de ti?


No hay comentarios:

Publicar un comentario