El plan de Dios







Jeremías 29:10-13
Porque así dijo Jehová: Cuando en Babilonia se cumplan los setenta años, yo os visitaré, y despertaré sobre vosotros mi buena palabra, para haceros volver a este lugar. Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”


            No sé cómo está yendo tu año. No sé si has perdido a un ser querido, si estás batallando con tu salud, si tienes problemas económicos... Pero sí sé que al leer este pasaje de Jeremías te enfrentas a la decisión de creer a Dios o de pensar que te ha abandonado o que te está castigando.

Jeremías 29:14
Y seré hallado por vosotros, dice Jehová, y haré volver vuestra cautividad, y os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde os arrojé, dice Jehová; y os haré volver al lugar de donde os hice llevar.”

            Cuando Dios permitió que Su Pueblo fuera llevado cautivo, ya tenía este versículo en mente ¡Cuánto anhelaba Dios finalmente se volvieran a El para decirle “Ya está. Me vas a hallar. Se acabó el cautiverio. Os haré volver”.
            ¿Alguna duda de que Dios es Soberano  y de que tiene un plan para ti tal y como lo tenía para Israel?
            No importa cuál sea la circunstancia momentánea que está viviendo, Dios te promete algunas cosas en este pasaje:

            1. Dios tiene el control.
            El sabe los planes que tiene para ti de principio a fin y te promete que, a pesar de todo, puedes confiar en que cada parada en nuestro camino tiene un propósito. Dios no está buscando formas de hacerte sufrir, por el contrario, siempre está dispuesto a derramar bendiciones abundantes para ti.

            2. Cuando lo invocas, El escucha.
            Cuando lo llamas, cuando llegas a El en oración, siempre está ahí para ti, nunca está demasiado ocupado con otro asunto como para no poder atenderte.

            3. Si lo buscas con todo tu corazón, lo hallarás.
            Aunque estés en medio de la tormenta, aunque enfrentes situaciones agónicas, no estás sola. Te lo repito, ¡NO ESTÁS SOLA! Dios nunca te va a dejar ni te va a abandonar. Las pruebas no están ahí para destruirte, sino para que aguantes, para que busques a Dios de todo tu corazón a través de ellas.

            4. El será hallado por ti.
            Descubrirás quién es El. Experimentarás una mayor intimidad en Su presencia. El es cercano al quebrantado de corazón y está esperando a que lo encuentres.

            5. Te va a sacar de esa situación.
            Aunque te sientas abandonada, dando vueltas en tu propio desierto, Dios promete que te va a sacar de donde estás y te va a llevar a los pastos delicados. Dios siempre ha estado contigo haciendo que todas las cosas se acomoden para tu beneficio...llevándote....sosteniéndote...siempre a tu lado.



            Sus planes son de bien y no de mal. Así que, a pesar de tus circunstancias, puedes confiar en que Dios tiene un plan y que puedes confiar en El, porque va a ser para tu bien.


Comentarios