Características de una perezosa

13/8/12





            Esta semana estudiaremos algunas características de una perezosa a la luz de la Palabra de Dios.

            1. ES UN FASTIDIO PARA LOS DEMÁS.
            Proverbios 10:26 – “Como el vinagre a los dientes, y  como el humo a los ojos, Así es el perezoso a los que lo envían.
            Debe prepararse mentalmente quien lo manda, ya que es molesto y desagradable hacerlo.

            2. ES CHISMOSA Y METICHE.
            1 Timoteo 5:13 – “Y también aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa; y no solamente ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no debieran”
            El ser ociosa nos arrastra a más tipos de pecado, como hablar de asuntos vanos y entretenernos en las vidas de los demás en lugar de arreglar la nuestra.

            Los turcos tienen un refrán que contiene una gran verdad. “Un hombre ocupado es un hombre tentado por un solo diablo; pero un hombre desocupado es asaltado por mil diablos”.

            3.  AFECTA SU SALUD.
            Proverbios  26:15 – “Mete el perezoso su mano en el plato; Se cansa de llevarla a su boca.”
            “Se cansa”, como si el esfuerzo para llevarse la mano a la boca le resultase demasiado fatigoso.
            Cuántos adolescentes hay que si no está su mamá, aunque haya comida, no comen porque no hay quién sirva.

            4. DUERME DEMASIADO 
            Proverbios 26:14 – “Como la puerta gira sobre sus quicios, Así el perezoso se vuelve en su cama.”

            Se refiere a la puerta que gira bajo sus bisagras, unas veces a la derecha, otras a la izquierda, pero sin salirse del quicio ella misma, describe al perezoso que da vueltas en la cama: se halla cómodo en ella y, cuando se cansa de estar echado de un lado, se da la vuelta al otro lado, pero sin salirse de ella, aunque esté ya muy avanzado el día y haya trabajo qué hacer.
            Esto se refiere a una persona que lo tiene como hábito. Todo con exceso es malo. Debemos tener en cuenta las horas que necesitamos para descansar y ser disciplinados en ello.

            5. ES POBRE Y PADECE HAMBRE
            Proverbios 28:19 – “El que labra su tierra se saciará de pan; Mas el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.”

            Proverbios  20:13 -  No ames el sueño, para que no te empobrezcas; Abre tus ojos, y te saciarás de pan

            Esta persona ha tomado el camino de la miseria, no tendrá ni para él mismo.
Están equipados para el trabajo como los demás hombres, pero al negarse a trabajar, se hacen enemigos de sí mismos, pues su pereza les lleva a pasar hambre y pobreza.

            6.  DESEA MAS NO ALCANZA.
            Proverbios  21:25 – “El deseo del perezoso le mata, Porque sus manos no quieren trabajar.”

            Y aunque sus manos rehúsan trabajar, su corazón no cesa de codiciar riquezas, placeres, honores, etc.
            Esperan que todos trabajen para ellos. Muchos que desean dinero suficiente para gastarlo en vicios, pero odian el trabajo que se requiere para obtenerlo honestamente, se hacen bandidos y, al preferir el ocio al trabajo, caen en manos de la justicia y pagan muy cara su pereza.
     En cambio las personas laboriosas pueden ver satisfechos sus legítimos deseos, además de la satisfacción de hacer bien a los otros, pues siempre están dispuestos a dar, mientras que los perezosos sólo están dispuestos a recibir.

            7. TIENE PROBLEMAS TODA SU VIDA.
            Proverbios 15:19 – “El camino del perezoso es como seto de espinos; Mas la vereda de los rectos, como una calzada.”

            El seto es una cerca de plantas.
            La calzada es una calle ancha en donde no hay nada que te estorbe. Si eres responsable en tu trabajo ¿quién te dirá algo en contra?
            Inventa toda clase de excusas para librarse del trabajo y que ese camino es difícil y por eso no puede trabajar.

            8. NO ESCUCHA CONSEJO.
            Proverbios 26:16 – “En su propia opinión el perezoso es más sabio Que siete que sepan aconsejar.”
            Proverbios 3:7 – “No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal.”
            Proverbios 26:7 – “Las piernas del cojo penden inútiles; Así es el proverbio en la boca del necio.”

            Este perezoso es el mayor necio que pueda darse, pues se cree más sabio que siete hombres lo suficientemente sabios para saber aconsejar con prudencia El número 7 indica un número considerable.
            La buena opinión que de sí mismo tiene este perezoso es una de las causas determinantes de su pereza; no se esfuerza por adquirir sabiduría porque piensa que ya es suficientemente sabio; si al menos se detuviese a examinarse a sí mismo, se daría cuenta de su ignorancia.

            9. NO TIENE FRUTOS NI BENDICIONES ESPIRITUALMENTE.
            Proverbios 26:13 – “Dice el perezoso: El león está en el camino; El león está en las calles.”

            No ora, no lee, no se congrega. Sabe que lo debe hacer porque está en peligro, pero no lo practica porque lo posterga o le da flojera.

             Romanos 12:11-13- “11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;  13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.”

            2 Pedro 1:5-8-  5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;  6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;  7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.  8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. “

            “En el diario de una señora fallecida en N.Y., se hallaron al principio estas líneas: ”No pasaré por este mundo sino esta vez. Si puedo hacer algo bueno, si me es concedido decir una palabra amable a alguno, si se me presenta ocasión de consolar a un desgraciado, dejadme que lo haga ahora. No me lo estorbéis, por favor… porque yo sé bien que no pasaré por este camino nunca más…”

            Mis queridas amigas: examinemos concienzudamente y alejemos la pereza de nuestros hogares, comparte esto con tu familia y vivan en armonía, crecimiento y diligencia. Aprovechemos bien el tiempo, porque los días son malos.

            ¡Bendiciones para esta semana!

Jéssica Jiménez de Beltrán

¿Quieres conocer más a Jéssica? Visita la sección “Colaboradoras”.




1 comentario:

  1. muy buena reflexión, tengamos cuidado como hijos de Dios

    ResponderEliminar