Mujeres de la Biblia 9. Abigail - Guía de estudio

21/8/12




1 Samuel 25:3

 Y aquel varón se llamaba Nabal y su mujer Abigail. Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa apariencia
1 Samuel 25:3-42

            Abigail, una mujer hermosa casada con un hombre necio. Una mujer que demostró valor, sabiduría y un corazón dispuesto al servicio, cualidades que salvaron la vida de muchas personas.

Ella... 

1. ¿Cuál era la ubicación de la casa de Abigail y su marido Nabal? 1 Samuel 25:1-2

            Desierto de Parán – área desértica en la península del Sinaí hacia el extremo suroccidente de Palestina.
            El negocio de Nabal estaba en Carmel, un sitio a 11 km al S de Hebrón, aunque su hogar estaba en Mahón, a 1,6 km más al Sur.
            El tiempo en el que se esquilaba las ovejas se celebraba en los tiempos antiguos con abundancia y generosidad hacia otros.

2. Lee 1 Samuel 25:3 ¿Cuál es la primera descripción que se da
...de Abigail?
...de Nabal?

            El nombre Nabal significa, literalmente, “necio”.

            Sólo con otras dos mujeres de la Biblia se usa la expresión en hebreo traducida como “de hermosa apariencia”: Raquel (Génesis 29:7) y Ester (Esther 2:7)

3. Describe los acontecimientos narrados en 1 Samuel 25:4-13


4. ¿Qué versión de los hechos le cuenta el criado a Abigail? 1 Samuel 25:14-17 ¿Por qué crees que recurrió a ella?


5. ¿Qué iba a suceder con la casa de Nabal de acuerdo a 25:21-22?



6. ¿Cuál fue el plan de acción de Abigail?
~        1. v. 8
~        2. vv. 19, 36
~        3. v. 23-27
~        4. vv. 28-31

7. ¿Cuál fue el resultado de la reacción de Abigail? 25:35



8. ¿Qué hizo Dios con Nabal? 25:37-38


9. ¿Qué pasó con Abigail? 25:39


            Saúl había dado a Mical a otro hombre (David la recupera en 2 Samuel 3:13-16). De forma que Abigail no es la segunda esposa de David, sino su “segunda primera esposa”. Con este matrimonio, David probablemente adquirió todas las posesiones de Nabal en Carmel y Maón.

10. Lee 25:40-43 ¿Qué podemos deducir del carácter de Abigail? Compara con Rut 2:10, 13; Proverbios 15:33.




Yo...

1. Hay cuatro clases de riqueza. Puedes ser rica por lo que tienes, por lo que haces, por  lo que sabes o por lo que eres. Esta última es “riqueza de carácter”. ¿Qué cualidades crees que se debe tener para ser “rica de carácter”?


2. Lee Mateo 19:23-26. En ningún modo dice que las personas que tienen dinero no sean salvas o no lleven una vida piadosa, pero sin duda alguna en muchas ocasiones el dinero suele hacer más difícil el caminar con Dios. ¿Qué crees que debería hacer un cristiano con su dinero?

3. Lee Efesios 5:33. Respetar significa honrar o tener en alta estima y la Biblia no da excepciones. Hay tres áreas básicas en las que debemos respetar a nuestros esposos:
            1. Verbalmente – aleja los gritos, las quejas, las demandas.... cámbialas por ánimo, aliento y comprensión.
            2. Intelectualmente – muéstrale que deseas saber cuál es su punto de vista en los aspectos diarios del hogar y también en el terreno espiritual.
            3. Físicamente – pon atención a tu lenguaje corporal. Puedes estar mostrando “respeto” con tus palabras, pero no con tu forma de actuar. Que tu decisión de respetar a tu esposo se note en tu corazón, tu mente y tu cuerpo.
           
            ¿En qué área(s) no estás respetando a tu esposo? ¿Por qué? ¿Cómo puedes cambiar eso?

4. Hay algunos pasos que puedes dar para comenzar a construir un matrimonio basado en el respeto:

            1. Ora por tu esposo y confía en que Dios va a responder tus preguntas
            2. Recuerda que Dios ha puesto a tu esposo en la posición de liderazgo de tu hogar y que él te va a  guiar a ti a través de tu esposo en muchas ocasiones.
            3. Haz una lista de las cualidades que aprecias de tu esposo. Revísala a menudo y ve añadiendo nuevas cosas.
            4. Dile a tu esposo lo que te gusta de él ¡díselo a otras personas también!
            5. No critiques a tu esposo delante de otros, especialmente de tus hijos.
            6. Busca el lado positivo de las cosas que no te gustan de él.
            7. Responde positivamente a sus avances románticos. No hay nada peor que el rechazo para un hombre.
            8. Si te preocupa una decisión que tu esposo ha tomado o está a punto de tomar, pídele que te explique cuáles son las razones por las que lo ha hecho sin exaltarte.
            9. Respeta las cosas que le gustan y las que no le gustan.
            10. Escoge pensar sólo cosas positivas sobre tu esposo;

¿Qué otras cosas se te ocurre que puedes hacer para mostrar respeto a tu esposo? ¿Qué cosas puedes dejar de hacer?


5. ¿Qué dicen Efesios 5:23, Colosenses 3:18, Tito 2:5? ¿Qué significa someterse o sujetarse? ¿Lo estás haciendo? Ora para que el Señor te muestre en qué área te cuesta más someterte a tu esposo. ¿Qué puedes hacer para cambiar eso?

Abigail es un maravilloso modelo de sumisión. Someterse no es decir “mi esposo se equivoca, pero voy someterme y no decir nada”, tampoco es hablar con dureza ni querer imponer un criterio. Abigail consigue mostrar el equilibrio perfecto de sumisión que habla cuando debe hacerlo, pero con dulzura.

6. Abigail muestra una gran capacidad de reacción ante las situaciones adversas  y nos recuerda la importancia de tener un plan de acción. ¿Qué haces cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Cuál es tu plan de acción?


7. Abigail se llama a sí misma “sierva” ante David. Lee Juan 13:14-16 y Gálatas 5:13. ¿Qué puedes hacer para mejorar tu servicio a tu esposo, a tus hijos y, en general, a todos los que te rodean?

Aquí tienes algunas ideas para servir a tu esposo:
1. Prepara su comida favorita y tenla lista y para cuando regrese del trabajo.
            2. Asegúrate de que siempre encuentre ropa limpia y planchada en su armario.
            3. Ofrécele café o alguna bebida favorita antes de que te lo pida.
            4. Prepárale el desayuno antes de que se levante
            5. Llévalo de vez en cuando a una “cita”. Si te lo puedes permitir, llévalo a un restaurante. Si no, ¡un paseo agarrados de la mano!
            6. Ayúdalo con las cosas que suele hacer en la casa
            7. Ayúdale a lavar el carro
            8. Sírvele de la mejor manera posible .... orando por él.









1 comentario:

  1. hermano, se te ha olvidado Sara(Genes 12:11) y Rebeca (Genes 26:7)
    eran de hermoso aspecto.

    ResponderEliminar