SOS para mamás con niños pequeños

27/10/12





            En este último tiempo he visto a muchas mamás con niños pequeños pasar por situaciones difíciles. ¡YO misma me veo la mayor parte del tiempo agotada, exhausta de cuidar a mis tres maravillosos (e incansables) hijos de 5, 3 y 1 año! Las ojeras, el mal humor, el inexistente tiempo personal, la falta de sueño... son factores comunes en muchas de nosotras. Así que pensé en compartir contigo algunos de los consejos que he leído o me han dado en estos años y que mejor han funcionado para mí con el deseo de que alguno de ellos pueda ayudarte a ti también a “sobrevivir” este tiempo:

            1. Todo pasa. Hay situaciones que solo necesitan tiempo: que duerman durante toda la noche, que aprendan a comer solos, que dejen los pañales... son etapas que van pasando y que únicamente requieren de tiempo, paciencia y dirección por tu parte. Te digo algo más, ¡pasa demasiado rápido! Antes de que te des cuenta tus hijos ya van a estar grandes, así que, disfruta un poco de este caos, quizás lo extrañes después.

            2. Recuerda que tus hijos son un regalo de Dios, una bendición y parte de tu ministerio principal. No permitas que el día a día te haga olvidarlo.

            3. Ora constantemente POR tus hijos y CON tus hijos.

            4. Los niños pequeños necesitan organización, rutina y consistencia. Organiza tu día alrededor de sus horarios, procura que su hora de comida, baño y siesta sea aproximadamente la misma todos los días y crea una rutina que puedan seguir. Por lo general, responden mejor si saben qué es lo que viene a continuación.

            5. Aprovecha los momentos en los que ellos duermen para tener tiempo para ti. y haz  aquello que te haga falta. Algunos días será abrir la Biblia y pasar un tiempo con el Señor, otros limpiar a fondo la cocina y otros, simplemente ¡dormir!

            6. Si tienes más de un hijo pasa tiempo con ellos individualmente. Eso les ayudará a sentirse valorados y amados y minimizará las peleas y el mal comportamiento entre hermanos. Planifica algo especial con cada uno de ellos.

            7. No puedes pretender que los niños se entretengan solos, así tengan varias películas para ver, sus juguetes favoritos o un gran patio en el que explorar. Necesitan pasar tiempo contigo. De hecho cambiarían cualquier posesión material por estar contigo. Así que, juega, ríe, tírate al piso con ellos. Además de relajarte, divertirte y estar con tus hijos, será más fácil que pasen un tiempo entreteniéndose ellos solos después de haber estado un tiempo contigo.

            8. Incorpóralos a tus tareas diarias, desde tu tiempo devocional hasta la limpieza de la casa (dependiendo de su edad, claro). ¿Nunca te ha pasado que el día que decides levantarte más temprano para hacer tu devocional, alguno de tus hijos (¡¡o todos!!!) también deciden levantarse más temprano? ¡A mí sí! Busca su Biblia, lee en voz alta, comparte con ellos lo que estás meditando, te van a sorprender. También puedes dejar que te “ayuden” con tus tareas. A mis hijos les encanta hacer las camas y barrer... generalmente yo tengo que ir detrás de ellos para terminar esa tarea, pero, mientras tanto, puedo ocuparme en otras áreas de la casa.

            9. Mantenlos ocupados y cansados durante el día para que puedan dormir mejor en la noche.

            10. ¡NO TE OLVIDES DE QUE SON NIÑOS! Se les van a caer cosas de las manos, van a botar jugo, se van a ensuciar, van a hacer ruido, van a llorar, va a haber accidentes... nunca dejes de aplicar GRACIA y MISERICORDIA, ellos también la necesitan.

            ¿Qué otros consejos puedes dar a mamás de niños pequeños? Deja tu comentario aquí o en nuestra página de Facebook ¡Te lo vamos a agradecer!


Edurne


No hay comentarios:

Publicar un comentario