Dios es Fiel





            En ocasiones conocemos a Dios en la teoría, pero no en la práctica. Déjame contarte cómo pudimos vivir con mi familia la fidelidad de Dios para con Sus hijos de forma práctica.

            El lunes pasado mi hijo menor, Markel, de apenas 17 meses, agarró una taza de café que estaba encima de la mesa, salió corriendo y se cayó sobre la taza, que, obviamente, se partió y le hizo un corte profundo en la cara. Se cortó toda la mejilla, justo debajo del ojo. ¿El resultado? Un viaje a las emergencias del hospital, seis puntos de sutura en la cara del bebé y una mamá con el corazón que se le salía por la garganta.

            Dios es fiel.

            Siempre.

            Dios es fiel en Su Provisión

            En el momento del incidente estábamos sin luz, así que todo el mundo escuchó el alboroto que teníamos en casa. Inmediatamente vinieron varios vecinos, creyentes e inconversos a ofrecer su ayuda. Nuestro carro está en el taller desde hace dos semanas, pero nuestro vecino de al lado salió corriendo con mi esposo para poder llevar al niño en su carro.

            Dios es fiel.

            Yo me quedé en la casa con mis otros dos hijos, pero al hospital se acercaron algunas buenas amigas que ayudaron a mi esposo y que trajeron a mi bebé en sus brazos amorosos de vuelta a mi hogar. También hubo otra amiga que me acompañó pacientemente en el tiempo de espera.

            Dios es fiel.

            Muchas personas nos sostuvieron en oración en ese momento

            Dios es fiel.

            Ese carro que lleva dos semanas en el taller es nuestro único sustento. Si mi esposo no trabaja en el carro como taxista, no entra dinero en mi casa. No nos faltó nada, con lo que había fue más que suficiente para comprar los remedios del niño.

            Dios es fiel.


            Dios es fiel en Su Protección

            El médico decía “no puedo creer que no le haya agarrado el ojo”. “no puedo creer que no le haya traspasado la mejilla”, “no puedo creer que no haya cercenado ningún vaso importante ni ningún músculo de la cara”.

            Yo sí lo puedo creer.

            Dios es fiel.


            Dios es fiel en Su Paz

            ¿Ya te he dicho que el corazón se me salía por la garganta? Pero Su paz, esa paz que sólo Dios puede dar, esa paz que sobrepasa todo entendimiento, estaba presente ese día. Mi esposo estaba tranquilo y pudo actuar con rapidez y sin precipitarse. Markel estaba tranquilo y eso facilitó que le pusieran los puntos. Y mamá sintió las oraciones de tantas personas que, finalmente, también pudo quedarse tranquila.

            Dios es fiel.

Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal – 2 Tesalonicenses 3:3


            Amiga, Dios es Fiel. En la práctica, en nuestro día a día. Él siempre es fiel.


   Edurne



Comentarios

  1. gracias a Dios por su proteccion y provicion en todo tiempo querida Edurne!!

    ResponderEliminar
  2. Hermana no sabes como te entiendo, en diciembre del 2011 al buscar a mi hijita de tres al preescolar la encontré con un super golpe en la boca, las maestras me llamaron cuando iba a recogerla así que no me angustié mucho hasta que la vi... dos dientes fuera de lugar, y la mitad de la cara hinchada! Dios es fiel... con tranquilidad la calmé (comenzó a llorar de nuevo al verme) llamé a la pediatra, llamé a mi esposo y a un taxi (nuestro auto también estaba en el taller...) la llevé a urgencias y un equipo excelente de médicos super cariñosos la esperaban. Mi esposo llegó en mototaxi, porque es muy lejos y con mucho tránsito donde se encontraba, 5 min despues que yo llegué al hospital para hacerse cargo del bebé que tenía un año y medio y que, milagrosamente, dormía profundo!
    Que te puedo decir, fractura del tabique maxilar y la iban a operar, sólo las oraciones y la mano de Dios, que le dio sabiduria a la odontóloga y decidió dejarla tranquila, nada más suturar con tres puntos el labio partido y revisarla en dos días.
    El Señor es fiel... siguieron las oraciones y cuando fuimos nuevamente, los dientes que se habían movido de lugar estaban en su sitio, la fractura consolidando y hasta el día de hoy sana por el poder de nuestro Señor!
    La odontóloga no lo podía creer: Dios me sanó doctora, decía mi bebita!
    Estaré orando porque la cobertura de nuestro Dios los siga arropando y bendiciendo, cariños
    Joanna

    ResponderEliminar
  3. Gracias Erika! Besos!!

    Joanna - ¡qué susto para ustedes también!! GRACIAS por compartirnos este testimonio de la fidelidad de DIos. Besos!! =)

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Wow amiga, qué tremendo!! Gracias a Dios por su fidelidad y por las personas que los ayudaron. Un abrazo a todos.
    Joanna: Gracias por tu compartir. Qué bendición.

    ResponderEliminar
  5. Dios es fiel porque su naturaleza es asi

    ResponderEliminar

Publicar un comentario