El arte de delegar






            Un arte que, desgraciadamente, no domino.

            Me cuesta ceder el control.

            Puedes preguntarle a nuestra jefa de traductoras de GMG espaÑol, mi querida Larissa Zelaya Barragán, que es la que más sufre mis intromisiones.

            Sí, intromisiones.

            Cuando estás trabajando en un equipo y has delegado una responsabilidad, hacer lo que te compete a otro sin que te lo pidan es una intromisión.

            ¡Ay!

            Ayer, sin ir más lejos, me tomé el atrevimiento de hacer lo que ella hace a las mil maravillas y después (¡lástima que fuera después y no antes!) me puse a pensar en que este es un mal hábito que debo cambiar con urgencia. Quise hacerlo público y escribir sobre ello hoy en el blog, no solo para que pueda servirle como experiencia a otras mujeres que estén a cargo de algún grupo, un ministerio, un trabajo, un servicio, sino también para tener la “presión” de que todas ustedes, queridas lectoras, sepan que tengo y mantengo la firme intención de no querer controlar las áreas que ya he delegado a otras personas.

            Así que agarré mi Biblia, comencé a orar y me puse a buscar 5 razones por las que debemos delegar:

            1. La obra de Dios no es hecha por “llaneros solitarios” sino por jugadores de equipo. Si alguien quiere hacer la obra solo, no lo va a hacer a la manera de Dios, sino a la suya y va a comenzar a pensar que es imprescindible... Debemos hacer la obra de Dios a la manera de Dios. Y, desde luego, hacerlo en equipo y delegar responsabilidades a otros es parte de ello.

            2. Ese es el ejemplo de liderazgo del Señor Jesús, quien, de entre todos sus seguidores, escogió a 12 hombres para que lo ayudaran en diferentes tareas de forma más cercana que otros. Ese era también el estilo de Pablo. Si te fijas en sus cartas, siempre menciona a las personas con las que está trabajando y a aquellos que lo han ayudado.
           
            3. Nos ayuda a desarrollar nuestra confianza en otros y nuestra propia confiabilidad. Delegar implica confiar. No sólo eso, también apreciar y valorar a otros. Por el contrario, no hacerlo o entrometerse en el fondo refleja que no confías en la otra persona o que crees que tú lo puedes hacer mejor.

            4. Nos da el privilegio de ayudar a otros a encontrar y desarrollar sus dones, talentos y habilidades. ¿Te imaginas qué hubiera sido de Juan Marcos si Bernabé no lo hubiera incluido en su equipo? Dudo que tuviéramos el Evangelio de Marcos.

            5. Nos permite aprender de otros, abrir nuestra mente y ver otras formas y métodos de trabajo. Nos permite también recordar que nuestro método no es el único útil y válido y que absorber de otros es enriquecerse.

            Sería imposible llevar adelante este maravilloso ministerio que el Señor ha puesto ante mí con El Viaje de una Mujer y Buen Día Chicas/GMG espaÑol sin las hermosas mujeres que conforman el equipo de trabajo y a las que puedo delegar, apreciar y valorar por lo que son: siervas que aman al Señor y que quieren agradarle en todo... igual que yo.

            Así que gracias ¡GRACIAS! por responder al llamado de Dios y sacar de su tiempo para invertir en las vidas de otras.

            Gracias...

            ...Jéssica, compañera de fatigas en El Viaje de una Mujer

            ...Trisha, co-directora de Buen Día Chicas/GMG español

            ...al equipo de traductoras de BDC/GMG espaÑol, que día a día hacen posible que los materiales te lleguen en nuestro idioma, con Larissa al frente como editora y a su lado, Guisette Hurtado y Joanna de Merino. 

            ...al equipo de líderes de GMG español que llevan adelante los grupos de estudio
            ...a mi maravilloso grupo de estudio, “Bendecidas para bendecir”, que fielmente me apoyan, me animan, me miman y me sostienen en oración - ¡las amo!

            ...a cada una de mis compañeras “blogueras” que me impulsan, me desafían y me hacen esforzarme cada día con su ejemplo de mujeres que aman al Señor

            ...a ti, compañera de viaje, apreciada lectora de este humilde blog, que sacas unos minutos para acercarte y leer lo que publicamos aquí.

            A todas...
¡GRACIAS!

            Me siento privilegiada de ser parte de un equipo de trabajo enorme. Me siento honrada de poder tener mujeres dispuestas en las que poder delegar.

            Hoy tan sólo quiero hacerle un pequeño tributo a cada una de ellas...

            ...hacerte un pequeño tributo a ti...


Edurne



Comentarios

  1. Gracias a ti Edurne, porque eres ejemplo de amor, gracias por compartir, gracias a Dios por ti.

    ResponderEliminar
  2. muy cierto !! gracias!! estoy convencida de que asi uno no lleva sola la carga y de igual forma es depender de Dios!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus comentarios!! Saludos y bendiciones a las dos! =)

    ResponderEliminar
  4. Que belleza...
    no es más que una mujer con un corazón abierto
    una mujer real
    una mujer que se deja guiar por el Espíritu Santo
    Gracias Edurne por estas palabras tan edificantes y de tanta sinceridad
    Gracias por tu compromiso y porque estás siendo instrumento de bendición a tantas mujeres como yo que deseamos crecer en la palabra de nuestro Dios.
    Dios te fortalezca y guíe cada día.
    Bendición para tí y tu bella familia

    ResponderEliminar
  5. Jahaira... gracias. Me pusiste unnuedo en la garganta. Saludos y bendiciones!! =)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario