5 Razones para perdonar...aunque no quieras

5/4/13






Piensa por un momento en esa persona que te ha hecho tanto daño.

            ¿Qué sientes?

            ¿Dolor, tristeza, rabia? ¿Aún te pones nerviosa cuando ves que esa persona entra en la misma habitación que tú? ¿Se te prende un bombillito rojo de alerta dentro de ti y no encuentras dónde esconderte para no saludarla?

            Entonces, querida mía, nunca perdonaste a esa persona.
           
            Sé que te sabes de memoria muchos versículos que nos hablan sobre perdonar:

Mateo 18:21-22

Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. ”

Efesios 4:32

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”

Colosenses 3:13

soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.”

            Lo que quiero darte hoy son 5 razones para perdonar, 5 beneficios para ti misma que resultan de perdonar a otro...aunque en el fondo de tu corazón sientas que no lo quieres hacer:


            1. Te convierte en una verdadera discípula de Cristo.

            Vuelve a leer los versículos anteriores que hablan sobre el perdón.

            Ahora lee estos:

Juan 14:15

Si me amáis, guardad mis mandamientos.”

Juan 13:34-35

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”

            ¿Amas a Jesús? Sigue Sus mandamientos. ¿Eres discípula, seguidora de Jesús? Entonces ama a los demás como Él te amó a ti, como Él te perdonó a ti. ¿No te crees capaz? ¡Pídele ayuda! Pídele en oración que te ayude a perdonar.


            2. Te permite avanzar.

            En la vida cristiana no hay paradas: o avanzas o retrocedes. Y la falta de perdón no te permite avanzar.... así que te hace retroceder. ¿Te das cuenta de que hay veces que te has enojado con alguien y esa persona vive feliz de la vida y la que se carcome por dentro eres tú? Avanza. Perdona.


            3. Te da la oportunidad de examinarte.

            ¿Hiciste algo para contribuir, de alguna forma a que esa persona te tratara así? ¡Ojo! En muchas ocasiones somos víctimas inocentes del rencor, del odio, de la maldad de otras personas sin haber hecho absolutamente nada en su contra. Pero, hablo de esas ocasiones en las que, de cierta forma, lanzamos el primer ataque y nos sale el tiro por la culata. ¿Hay alguna actitud que debas cambiar para que eso no se repita?


            4. Te libera.

            Te permite quitarte de tus hombros la pesada carga de sentimientos negativos como el rencor, el enojo, la ira, la tristeza, el odio... y de pecados como el chisme y la maledicencia.


            5. Te ayuda a aprender.

            ¿Te parece injusto el trato que estás recibiendo? Aprende a no cometer ese mismo error, a tratar a los demás con más amor y más misericordia, a no repetir esa actitud errada de la otra persona que te está haciendo daño.


            Querida amiga, perdonar te beneficia primero a ti y después a la persona que perdonas. ¿No la quieres perdonar? No lo hagas por ella ¡hazlo por ti! Tú vas a salir beneficiada y, sobre todo, bendecida.

            Haz un esfuerzo más, no importa cuánto tiempo te lleve. Pero perdona.


Edurne


4 comentarios:

  1. Anónimo5/4/13 7:27

    gracias,lo necesitaba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te fuera útil. Bendiciones!

      Eliminar
  2. la verdad es que son de gran bendicion cada uno de los estudios pues en lo personal me ayuda a estudiar y dejar que Dios me hable gracias es una bendion hna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén! Gracias por compartir. Bendiciones =)

      Eliminar