Guardar, regalar, tirar






         Ahora que ya estamos armadas con nuestras listas, horarios y planificaciones y dispuestas a organizar mejor nuestro hogar, es hora de comenzar a hacerlo. Y la mejor forma de empezar a tener espacios organizarnos es deshacernos de algunas cosas.

         Generalmente, tenemos en nuestro hogar cosas cuya única función es la de ocupar espacio: ya no nos gustan, no las utilizamos, no nos sirven, o incluso están dañadas. Pero las conservamos... por si acaso. Quiero comenzar hablándote de la contaminación visual, una condición urbanística que afecta o perturba la visualización de un lugar y rompe la estética de una zona o paisaje. Este tipo de contaminación puede incluso afectar la salud de los individuos expuestos a ella. Si bien es un principio que se aplica a las ciudades, también podemos extrapolarlo a nuestros hogares. Un ambiente atestado de cosas o desordenado de forma continua, es un problema para todos. El desorden afecta tu capacidad de ser productiva. No sólo la tuya, sino también la de tu familia.





         La mejor manera de deshacerte de las cosas que están de más en tu casa es utilizar el sistema de separación. Hazte con dos cajas, una para cosas que vas a regalar y otra para cosas que vas a tirar. Lo demás, obviamente, son las cosas que quieres conservar.

         Ve cuarto por cuarto de la casa (no lo hagas todo el mismo día, date tu tiempo para hacer esta tarea) y ve lo que hay en él. Pregúntate ¿lo conservo, lo regalo o lo tiro a la basura? Ten en cuenta factores como:

         - si lo utilizas o no
         - si está dañado o roto
         - si ya no te lo pones
         - si ya no te sirve
         - si ya no te gusta
         - si no tiene utilidad para ti pero está en buenas condiciones y alguien más lo puede usar.
        
         Reconócelo. Aún conservas ropa de antes de tus embarazos en la que, lo más probable es que nunca vuelvas a entrar. ¿Y esas botas que te compraste para la boda de tu hermana? ¿Alguna vez te las has vuelto a poner? ¿Cuántas tapas tienes en la cocina sin que coincidan con las tazas que quedan? ¿Nunca compraste aparatos que al final, no llegaste a utilizar o los usaste un par de veces y después los guardaste? ¿No tienes CDs o DVDs rallados o cajas y sobres vacíos por los cajones? O, uno de mis preferidos: ¿cuántos de los libros y juguetes de tus hijos están en una sola pieza?

         Si hay algún objeto en específico con el que no puedes decidirte, consérvalo, pero fija una fecha en la que vas a volver a revisar si te deshaces de él. Si, por ejemplo, en dos meses, no lo has usado, sácalo, no lo vas a utilizar más. Míralo por el lado bueno, cuanto más espacio hagas en tu armario sacando la ropa que ya no te pones... más lugar le dejas a la ropa nueva.

¿En qué lugares de la casa debes fijarte o qué objetos debes revisar?

         - armarios
         -zapatera
         -cajones
         - juguetes de los niños
         - libros/CDs/DVDs     
         - aparatos eléctricos
         - útiles de cocina
         - útiles de oficina

         Decide de antemano dónde van a ir a parar las cosas que vas a regalar. Puedes donarlas a tu iglesia, a algún centro de ayuda, un orfanato, la escuela de los niños...  Y deshazte lo más rápido posible de las cosas que has decidido tirar ¡No de des oportunidades de cambiar de opinión!

         Involucra a tus hijos en este proceso, ellos pueden ayudarte a seleccionar entre su ropa, zapatos, juguetes y libros algunos artículos de los que se pueden deshacer. Es un buen ejercicio para ellos, sobre todo si les explicas que algunas de las cosas que ellos ya no usan o no les sirven van a ser de bendición para otros niños que no pueden comprar ropa o juguetes.

         Por último, repite este ejercicio de forma periódica. Acumulamos muchas más cosas de las que pensamos a velocidad extraordinaria.

         Estoy segura de que has escuchado mil veces la frase de “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”. Si hay algo que no tiene lugar en tu casa... mejor que no lo conserves ¡Comienza hoy!

         Mañana: Técnicas de limpieza rápida

         ¿Te cuesta deshacerte de las cosas o eres, como dice mi esposo de mí “la reina de botarlo todo”? ¿Crees que tienes demasiadas cosas en tu hogar?

         Contenta en Su servicio,

   Edurne


Comentarios

  1. Anónimo6/7/13 10:05

    Me gusta tener lo necesario, pero a veces por cuestión de tiempo, acumulo cosas, si vienes a mi casa, aparentemente se ve ordenada, PERO, realmente tengo cosas por ordenar y separar..sobre todo los sobres,pagos, etc, están en un lugar especifico pero me cuesta ordenarlos., y no se porque mi cajón de ropa siempre esta desordenado, pero el de mis hijos y esposo lo mantengo bien, no dedico mucho tiempo a ordenar mis cosas personales, plop!!! gracias por los tips!! bendiciones querida! Liz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Liz lo de los cajones es terrible a veces!! Más adelante voy a hablar específicamente de eso. Saludos y bendiciones!! =)

      Eliminar
  2. Anónimo6/7/13 14:30

    HOla Edurne Dios te bendiga!!

    Soy Gaby ...
    Comparto contigo la idea de separar lo que no necesitamos y donarlo, siempre tenemos cosas buenas que no usamos pero son necesarias para otras personas, o les es dificil adquirirlas, si cultivaramos esta practica mucha gente dejaria de tener ciertas necesidades y seremos bendecidas...
    Creo que tambien debemos educarnos en adquirir lo que necesitamos y no invertir nuestro dinero (que cuesta demasiado esfuerzo ganarlo), por articulos o cosas que no necesitamos y que a la larga vamos a regalar...
    Gracias por tus tips y espero el de manana...

    Bendiciones!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaby! Completamente de acuerdo contigo. Tenemos que hacer este ejercicio de pensar qué guardamos, tiramos o regalamos... ¡porque tenemos demasiadas cosas! Una inversión sabia nos ahorraría dinero y tiempo. Saludos!! =)

      Eliminar
  3. Yo soy del club de botarlo todo...me ayuda y ayuda a otros...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario