Métodos de limpieza rápida

7/7/13







         Hoy quiero compartir contigo un par de métodos de “limpieza exprés” que nos van a ayudar en nuestro esfuerzo por organizar nuestro hogar. Estos dos métodos deben ser utilizados para mantener la casa en orden y que a la hora de recoger y tener nuestro tiempo de limpieza profunda, nos resulte más fácil y tardemos menos tiempo.


         Limpia sobre la marcha

         Este método pone su énfasis en no esperar a que hayas terminado de hacer algo y el desastre sea grande para poder recoger, sino que vayas limpiando y recogiendo a medida que vas ensuciando. Sirve para crear en nosotras del hábito de limpiar pequeños desastres varias veces en lugar de limpiar un enoooorme desastre después. Por ejemplo:

         - Lava los platos después de comer en lugar de dejarlos en la pila (¡vamos! ¿nunca se te han juntado los del desayuno con los del almuerzo o los del almuerzo con los de la cena?)
         - Mantén las encimeras (mesadas) y el fregador limpios. Pasa un trapito húmedo por las encimeras de vez en cuando mientras estás cocinando y limpia rápidamente el fregador.
         - Barre la casa cada vez que sea necesario, especialmente la cocina.
         - Recoge la ropa cuando te la quitas – si están sucias, échalas a lavar, si no, guárdalas.
         - Pon las cosas en su lugar. En vez de pasar 50 veces sobre los zapatos que tu hijo ha dejado en el medio de la sala o acumular cosas en la mesa de la computadora, pon cada cosa en su lugar cuando la veas. (Sería bueno que involucraras a tus hijos en esta parte. El que dejó por en medio, que recoja).
         - Enseña a tus hijos a recoger sus juguetes antes de sacar otros. Sí, sé que en un 85% de las veces eres tú la que termina ordenando, pero a medida de que eso vaya siendo un hábito en ellos, cada vez irá bajando más ese porcentaje.
         - Recoge la casa antes de acostarte. No hay nada como levantarte con una casa ordenada. Cuando te levantas con la casa hecha un desastre (especialmente la cocina), tienes todo el día la sensación de que vas retrasada con todo.

         No hace falta que seas solamente tú la que limpia sobre la marcha. Puedes enseñar a tus hijos a hacerlo con sus propios cuartos o incorporarlo como una de sus tareas en la casa. Si todos colaboran en ir recogiendo de a poco, el tiempo de tareas en el hogar va a ser muchísimo más llevadero.


         15 minutos contra el reloj

         Esta es una técnica que consiste en concentrarte durante 15 minutos en limpiar una habitación tan rápido como puedas. Es bueno poner un cronómetro para que te avise cuándo terminan esos 15 minutos, te vas a sorprender de la cantidad de cosas que consigues hacer cuando te enfocas en recoger y ordenar durante ese corto período de tiempo. Puedes hacerlo, por ejemplo, después del almuerzo o a media tarde, cuando no tienes oportunidad ni tiempo de limpiar en profundidad pero tampoco quieres que esté todo por el medio. Al igual que con la técnica anterior, es bueno involucrar a los niños en esto. Puedes incluso hacer competencias entre ellos, especialmente si son pequeños.

         ¿Qué puedes hacer en estos 15 minutos?

         - Recoger la sala, el comedor o los juguetes de los niños. Esto es práctico, especialmente, si sueles recibir visitas “sorpresa” a menudo. Yo suelo hacerlo... después de un par de experiencias en las que vinieron a visitarme y la casa parecía una batalla campal... en fin, todavía me ruborizo cuando recuerdo la vergüenza que pasé.
         - Sacar la basura de la cocina y acomodarla para usarla de nuevo.
         - Limpiar restos de los lavamanos del baño, los espejos, darle una pasada a la poceta, recoger cepillos o maquillaje.
         - Arreglar la cama o quitar la ropa y zapatos de en medio en los dormitorios. Quitar cosas de las mesitas de noche que no deberían estar ahí.


         ¡Pruébalas! Verás como tu tiempo de limpieza diario disminuye y podrás disponer de minutos extra para disfrutar de tu familia o hacer algo que te guste, un hobby, un pasatiempo para el que, generalmente, no sacas tiempo.

         Mañana: La cocina.

         ¿Conoces alguna otro tip de limpieza rápida? ¿Crees que puedas incorporar estás dos técnicas a tu vida familiar?

         Contenta en Su servicio,

   Edurne



6 comentarios:

  1. Buenísimas las sugerencias! Es verdad, a veces en 15 minutos es increíble las cosas que podés hacer. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso poner en práctica la técnica de los 15 minutos con mis hijos. Creo que lo verían como un juego yyo dejaría de ser la 'mamá mala' que los pone a recoger jeje

    ResponderEliminar
  3. Suuupeer los tips!!!!Quiero compartir un método que como éstos me ayudan mucho a mantener el orden...así como al levantarse tener la casa desordenada es deprimente al regresar de alguna salida,llegar y encontrar todo tirado también desanima mucho...yo intento dejar la casa lo más ordenada posible antes de salir.Así al volver de mis actividades puedo relajarme un poco y no estar tan atareada recogiendo todo.Al principio cuesta porque hay que manejar bien el tiempo...pero vale la pena!!!

    ResponderEliminar
  4. Mónica - coincido! 15 minutos dan para mucho más de lo que creemos!!

    Priscilla . los niños se enganchan bastante con esto porque lo ven como "competencia". ¡No más mamá mala! jajaja

    Raquel - buenísimo aplicarlo también a las salidas. A mí me pasa especialmente los domingos, cuando vamos a la iglesia y la casa queda como si hubiera habido una batalla en ella. Regresar así, sobre todo el día en el que quieres descansar, desanima. GRACIAS por compartir!! =)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9/7/13 16:17

    Hola Edurne, pues creo que todas hemos pasado un mal rato de esos en algún momento, justo cuando las cosas están como no quisiéramos, llega la visita sorpresa y para colmo alguien necesita entrar al baño y mi hijo dejó la ropa sucia y la toalla húmeda tiradas, ufff! Qué bochorno... Definitivamente es una gran idea que hayas elegido este tema, todo lo que recominedas termina siendo magnífico para animarnos a dar un cambio radical en muestro hábitos y las costumbres de nuestros hijos. A veces la prisa nos lleva a su propio ritmo y nos dejamos llevar. Si queremos ser la mujer de Proverbios 31 también hay que superarnos a nosotras mismas día a día y hacer de nuestra casa un hogar acogedor! Gracias Edurne, bendiciones para ti!Yamila

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/9/14 9:49

    Bendita Edurne! y bendito el dia que encontre tu pagina! Soy desastrosa para los quehaceres hogareños =( y estas publicaciones iluminan mis dias y me la ponen mas y mas facil =) Gracias! Algún dia me parecerè a la mujer de Proverbios 31? =P Besotes!

    ResponderEliminar