Organiza tu tiempo devocional

2/7/13







         Tener un devocional no es nada más que apartar un tiempo todos los días para orar, leer y meditar en la Palabra de Dios. Y sí, también en esto debemos ser ordenadas, al fin y al cabo, tenemos un Dios de orden, y estar organizadas en este área nos va a permitir aprovechar mejor los minutos de los que disponemos para nuestro devocional.

         Algunos consejos para organizar tu tiempo devocional:

         1. Escoge una hora al día en la que puedas disponer de, al menos, 20 ó 30 minutos sin interrupciones. Puede ser temprano en la mañana o tarde en la noche cuando los niños están durmiendo, cuando están en la escuela, durante tu hora de almuerzo en la oficina, en el tren o el autobús si realizas un trayecto largo... Elige el momento que mejor funcione para ti y haz tu devocional todos los días a la misma hora. De esa forma, comenzarás a formar una rutina.

         2. Elige un lugar para hacer tu devocional. Si tu casa cuenta con una oficina ¡amén! Si no, puede ser tu cama, la mesa de la cocina, el sofá, una mesita en el patio si el clima te lo permite, un escritorio,  ¡o incluso un armario!, como puedes ver en estas fotos:






         3. Junta todos los materiales que vayas a necesitar. Si tienes un lugar como una oficina (o el armario cuchi) en el que puedas tener todas las cosas y dejarlas ahí, ya lo tienes resuelto. En mi caso, como mi casa es muy pequeña y utilizo la mesa para hacer mi devocional, tengo una caja de esas que vienen forradas de tela con una tapa. Puedes usar también una cesta, o incluso forrar una caja de cartón normal y corriente. ¿Qué cosas puedes necesitar para tener tu tiempo devocional?

         - Biblia (¡obvio!)
         - Cuaderno
         - Lápices, bolígrafos, marcadores, resaltadores...
         - Hojas autoadhesivas
         - Un himnario o corario
         - Algún libro devocional o guía de estudio
         - Un libro que estés leyendo
         - Tu libreta o diario de oración (ahora te cuento más sobre esto)
         - Libros de referencia
         - Diccionario Bíblico
         - Diccionario de la lengua española
         - Un aparato para escuchar música de alabanza...
        
         Con las nuevas tecnologías, puedes tener todo esto en la compu, una laptop, una tabla o incluso en tu teléfono. De nuevo, tal y como con la hora y el lugar, decide qué funciona mejor para ti (yo soy de la vieja escuela, lo reconozco).

         4. Ten una cajita con tarjetas en las que puedas anotar y guardar los versículos que estás memorizando. Elige un versículo a la semana y memorízalo. Después, usa la caja para repasar los que vayas aprendiendo. Algo que a mí me funciona a la hora de memorizar, es copiar el versículo y ponerlo sobre el fregador en la cocina. De esa forma, cuando estoy cocinando o lavando los platos, puedo verlo y usar esos momentos para memorizar.

         5. Organiza tu tiempo de oración. Para eso, puedes hacer tu propio diario de oración o, simplemente, utilizar un cuaderno o una libreta en la que ir anotando las cosas por las que quieres orar. Tú misma puedes poner las categorías que quieras:

         - personales: tú, tu esposo, tus hijos, proyectos, sueños, metas, necesidades...
         - familia
         - amigos
         - iglesia
         - ministerios/misiones
         - enfermos
         - país, gobernantes...
        
         Como nuestro tiempo es reducido, ora cada día de la semana por alguna de tus categorías. Por ejemplo: por la iglesia los lunes, familia y amigos los martes, misiones los miércoles... También puedes tener una página para peticiones especiales.  Puedes utilizar fotos de las personas por las que estás orando y anotar las peticiones de cada una de ellas.  Anota la fecha junto a cada petición y deja un espacio para anotar la respuesta de Dios, sea la que sea.

         Puedes utilizar calendarios de oración para orar por cosas específicas: por ti misma, por tu esposo, por tus hijos... (más abajo te doy los enlaces para algunos de estos). Te recomiendo también los libros de Stormie Omartian sobre “El poder de (la esposa, la mujer, los padres, la iglesia...) que ora”. Todos los libros de esa serie se consiguen fácilmente en librerías o en Amazon y son guías buenísimas para orar por temas durante un tiempo determinado.


         6. Decide que, pase lo que pase, vas a tener un tiempo con Dios todos los días. A veces pueden surgir cosas inesperadas que no nos permiten tener el devocional en el tiempo que hemos planificado. Pero recuerda, algo de tiempo es mejor que nada. Sé constante.



         ¿Tienes algún otro tip que darnos para organizar mejor nuestro tiempo devocional? ¡Déjanos un comentario!


         Mañana: Planificaciones – calendarios, horarios y listas.


         Recursos GRATIS que te van a servir para tener tu tiempo devocional organizado (pincha en cada uno de ellos para seguir el enlace y descárgalos en tu computadora):


          - Mi diario devocional






         - Guías de estudio de Buen Día Chicas: la mujer de Proverbios 31, Colosenses, Lucas 1-8, Lucas 9-16, Efesios.




¡RECUERDA! Cada día te voy a ir dando tips y consejos diferentes para cada tema del que hable. De entre todos los que voy a darte, escoge aquellos que mejor te puedan servir. ¡No te sientas abrumada porque sean muchos! No tienes que hacerlo todo al mismo tiempo.


6 comentarios:

  1. Muy buenos los tips de hoy...a ponerlos en práctica por sobre todo,Día bendecido para todas!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Dios por tu vida. Estoy muy emocionada con éste reto. Lo he compartido en mi página de facebook y se que has animado a muchísimas personas más. Excelentes tus artículos.

    ResponderEliminar
  3. Raquel, Mayra, gracias por sus comentarios (y gracias por compartir!!). Bendiciones! =)

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el tip de orar por cosas distintas según el día de a semana!! No lo había pensado nunca. Genial!

    ResponderEliminar
  5. Me pareció muy buenas estas guías muchas gracias, por esto que nos regalas tu tiempo.

    ResponderEliminar
  6. Me pareció muy buenas estas guías muchas gracias, por esto que nos regalas tu tiempo.

    ResponderEliminar