Dicen que una golondrina no hace verano






Una golondrina no hace verano.

No sé si estás familiarizada con este refrán, yo nunca lo había escuchado hasta que llegué a Venezuela. Quiere decir que, ante las tareas grandes, una sola persona no puede hacer nada. Y se utiliza mucho cuando alguien quiere hacer algo grande o difícil pero nadie lo acompaña. Yo también lo he utilizado con frecuencia al enfrentarme a alguna tarea complicada o al querer cumplir un sueño. Pero he llegado a la conclusión de que no es cierto... o no en su totalidad.

Una golondrina puede hacer verano.

Una persona puede hacer grandes cosas.

Todo depende de tu perspectiva y de lo que consideres “grande”. Grande, para mí, significa transformar el mundo. Hacer un impacto. Ser una mujer que hace lo que tiene que hacer, con lo que tiene, para vivir tal y como Dios planeó y ser un impulso para que otros a mi alrededor hagan lo mismo.

Llevo días pensando en este blog, en por qué comenzó y hacia dónde se dirige. O, más bien, viendo hacia donde Dios lo está llevando. Soy consciente de que, por mis propias fuerzas, jamás hubiera llegado a tener la difusión que el Señor le ha dado este espacio. Este blog nació para dar a mujeres alrededor del mundo herramientas para su crecimiento espiritual. Mi objetivo principal siempre ha sido equipar a otras mujeres para que puedan desarrollar a plenitud todas sus capacidades y dones otorgados por Dios en su vida. En estos dos años y medio largos de existencia de El viaje de una mujer ha habido devocionales, guías de estudio personal, libros, series, materiales para niños... cientos de versículos compartidos, innumerables momentos especiales de los que he podido disfrutar. No creas que es algo complicado, simplemente me dedico a compartir contigo mis luchas, mis fallos, mis anhelos, la forma en la que Dios trata conmigo, los pasajes de la Escritura que me hablan de forma especial y en los que me sumerjo con avidez. Lo único que hago es traducir todos esos momentos en palabras...

Esta golondrina está haciendo verano.

Pero no quiero que esto se convierta en un artículo sobre mí, hoy quiero desafiarte a ti a hacer verano también. Quiero desafiarte a que utilices aquello que tienes, sea mucho o poco, para que puedas hacer verano en el lugar en el que estás...

En tu hogar, tratando de que tus hijos memoricen un versículo.

En tu clase de escuela dominical, buscando estrategias para que tus niños aprendan.

En tu iglesia, saludando con amor a esa pareja que acaba de asistir al servicio por primera vez.

En tu grupo de mujeres, ministrando a otras al abrir la Biblia.

En Facebook, compartiendo algo que haya sido de bendición para ti.

En la soledad de tu cuarto, elevando a otros en oración.

En algún lugar remoto, rindiéndote a la voluntad de tu Señor mientras sirves como misionera.

En tu trabajo, compartiendo el Evangelio con esa compañera con la que te reúnes a almorzar.

En tu clase, siendo de ejemplo a otros con tu honradez y tu dedicación.

En un blog o una página, compartiendo lo que Dios te habla a ti y cómo trata con tu vida.

En la cama de un hospital, dando aliento a aquellos que pasan por tu lado.

En el gimnasio, explicando por qué tu ropa no es tan ceñida ni tan corta como la de las demás.

Con tu teléfono celular, enviando un mensaje de ánimo o un versículo a otra persona.

Mi amada golondrina, hay muchos lugares en los que puedes hacer una obra grande. Y, por grande, quiero decir “hacer un impacto eterno para la gloria de Dios.” Y eso es algo que puedes hacer en tu vida diaria ¿no crees? No te hace falta tener una licenciatura en Teología, ni un máster en educación, ni dejarlo todo para servir en una selva al otro lado del mundo (¡amén si es eso a lo que el Señor te está llamando!). Lo único que te hace falta es querer...

Querer ser radical.

Querer hacer un impacto.

Querer voltear el mundo, tu mundo, de arriba a abajo.

Querer vivir para Cristo.

¿Te imaginas qué diferentes serían las cosas si cada una de nosotras tomáramos la decisión de transformar nuestro entorno? ¿De volver a lo básico? ¿De amar a Dios con todo nuestro corazón, nuestra alma, nuestra mente y nuestras fuerzas y mostrar ese amor con nuestra vida? ¿Qué pasaría si cada una de nosotras tomara un tiempo cada día para VIVIR a Jesús? ¿Qué pasaría si, de una vez por todas nos dejáramos de excusas y viviéramos la vida tal y como Dios demanda de nosotras? Imagina, por un momento, qué pasaría, cómo sería el mundo...

Imagina a cada golondrina haciendo verano ahí mismo, en el lugar en el que está.

¿Qué vas a hacer tú? Sí, tú. Ya tienes las herramientas para hacer verano, ¿Cómo vas a utilizarlas? ¿Cómo vas a transformar tu mundo para Cristo? ¡Compártelo con nosotras!

Contenta en Su servicio,

Edurne

Comentarios

  1. Hola, tengo solo una semana siguiendo tu blog y he sido muy bendecida. hace tiempo Dios me esta motivando a tener uno y compartir lo que El esta haciendo en mi y ayudar a otros con esto. Eres un hermoso instrumento de Dios y se que te seguirá usando de manera poderosa. un Abrazo desde Republica Dominicana Dios te bendiga mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, envíame el enlace cuando comiences con tu blog! Si quieres preguntar algo o tienes dudas en cuanto a cómo es tener un blog me puedes escribir a edurnecia@hotmail.com y charlamos ;) Bendiciones!

      Eliminar
  2. Gracias por lo que humildemente compartes con nosotras, doy gracias a Dios por ti. He estado inspirada desde hace un tiempo a iniciar un estudio de la palabra con un grupo de mujeres, en esta semana he visto la necesidad que existe en las mujeres de mi familia y estoy orando para que el Señor me de la sabiduria y valentia para poder lograrlo.

    Agradezco haberte encontrado, amo tu trabajo.

    Que el Señor siga bendiciendote y sigas siendo de ayuda a mujeres en todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien Daphne! Te animo a que puedas comenzar, va a ser de bendición! Un abrazo a la distancia y bendiciones =)

      Eliminar
    2. Hola que bendicion poder hoy encontrar a travez de esta pagina grandes ensenanzas de la palabra Dios . Hay mucha nesecidad en la mujer mi deseo es que todas alcance la sabiduria y puedan cumplir cada sueno en Dios.

      Eliminar
  3. Que magnífica pàgina, la compartí en mi facebook

    ResponderEliminar
  4. Excelente para mi como estoy agradecida con el tema amen.para mi y mis hijos mil bendiciones a los Dr@s de los temas.

    ResponderEliminar
  5. Excelente para mi como estoy agradecida con el tema amen.para mi y mis hijos mil bendiciones a los Dr@s de los temas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario