10 Consejos para convertirte en una persona que sabe escuchar

2/12/13





¿Eres de las que hablas más que escuchas? ¿Te cuesta comunicarte con otras personas, especialmente en tiempos de crisis? Quizás te estás olvidando de practicar el viejo arte de escuchar. Una persona que sabe escuchar puede cambiar una vida…¿Un poco drástico? No creas, hay muchas personas desesperadas porque alguien pueda escuchar lo que tienen que decir. Y en momentos de dificultad, de pérdida, de dolor, de incertidumbre… ¡Qué importante es tener a tu lado a alguien que sepa escuchar!

Por eso hoy quiero darte 10 consejos para convertirnos en mujeres que saben escuchar:

1. Toma el primer paso – las personas que están atravesando una crisis emocional muchas veces no saben cómo pedir ayuda o cómo acercarse a alguien cuando necesitan hablar. Da el primer paso, pregunta cómo puedes ayudar, ofrécete a escuchar.

2. Aprende a prestar atención – mira a tu interlocutor a los ojos. Siéntate frente a la persona con la que estás hablando e inclínate ligeramente hacia delante. Tu lenguaje corporal habla por sí mismo.

3. Deja de hablar – permite que sea la otra persona la que hable y lleve la conversación. Puedes hacer preguntas y pedir que te aclare algunos puntos, pero no debes dominar la conversación.

4. Sé paciente – El miedo sobrepasa a las personas. Ayudar a otros a superar el miedo a hablar y compartir sus sentimientos puede tomar tiempo.

5. Mantén las conversaciones privadas – cada confidencia que te hagan no debe ser revelada bajo ningún concepto, incluyendo el tan usado “oremos por fulanita, está pasando por esto y lo otro”. Si hay algo que sabes que no puedes manejar, ayuda a la persona que te está hablando a encontrar consejo en alguien más experimentado, pero no seas tú quien revele las confidencias que te han hecho.

6. Evita ofrecer soluciones – a no ser que seas una consejera experimentada, no te saques soluciones de la manga

7. Evita distracciones – busca un lugar privado para hablar, aunque sea en el carro. La actividad a tu alrededor puede hacer que la persona con la que estés hablando se cohíba.

8. Anima a la otra persona a expresar sus sentimientos – No le digas a nadie que no debería sentirse de un modo o de otro. Las emociones reflejan algo en nuestro interior y cada uno de nosotras expresa ese “algo” de maneras muy diferentes.

9. Hazte amiga del silencio – los silencios permiten a las personas formular pensamientos en palabras. Algunas personas necesitan más tiempo que otras para reflexionar y articular lo que hay en su mente.

10. No juzgues – no estás ahí para juzgar, sino para ayudar.  Mantén la conversación centrada en la persona y en lo que está sintiendo, aunque no coincidas con su forma de pensar o de actuar.

Artículo extraído de LifeWay Church Resources



No hay comentarios:

Publicar un comentario