¿Feliz? Navidad





         Comenzó diciembre, lo que significa que ya huele a Navidad en medio mundo. Hay casas y calles adornados, empezamos a pensar en los regalos, las cenas, las reuniones, los conciertos navideños... Es como que está institucionalizado y hecho ley que este es un tiempo en el que todo el mundo es feliz.

         Y sin embargo hay personas para las que este tiempo es cualquier cosa menos feliz.

         Hoy pienso en esa familia que tiene que afrontar la Navidad por primera vez después de perder a un ser querido...

         ...En esa mamá que está sola con sus hijos...

         ...En esos padres que luchan cada día por poner un plato de comida en la mesa y que no tienen ni idea de cómo comprar un regalo para sus hijos este diciembre...

         ...En esa cama de hospital en la que alguien va a celebrar 24, 25 y todo lo demás...

         ...En esa familia con un hijo adolescente que no sabe si va a llegar a casa a dormir esta noche, ni la siguiente, ni la otra...

         ...En ese estudiante que está lejos forjándose un futuro mejor y que no tiene posibilidad económica de regresar a casa...

         ...En cada persona que está separada de su familia... misioneros, emigrantes... en aquellos que mueren de nostalgia y añoranza cada vez que ven un comercial de Navidad.

         Hoy pienso en ti, que lloras en la soledad de tu habitación, no importa cuál sea la razón, y buscas fuerzas para sobrevivir la Navidad.

         En este mundo en el que la Navidad se ha convertido en algo muy complicado y elaborado, es muy fácil sentirse sola, perdida y desorientada. Así fue para mí durante años. Buscaba una feliz Navidad en cosas y en personas... hasta que me di cuenta de que el único que hace feliz la Navidad es Cristo.

         Navidad es Jesús.... sólo por eso es feliz.

         ¿Estás abrumada por todo lo que representa la Navidad? Encuentra tu gozo en Jesús. Pon a Jesús en el centro de tu celebración. Sólo Él puede darte una Feliz Navidad en medio de tu dolor, de tu desesperación, de tu necesidad, de tu soledad, de tu sufrimiento... Sólo celebrando a Jesús es que tiene sentido la Navidad.

         Cuando Jesús nació, un ángel del Señor, rodeado de toda la gloria de Dios se presentó ante los pastores y dijo:

que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.”

Lucas 2:11

         ¡Feliz Navidad porque ha nacido el Salvador!
         ¡Feliz Navidad porque ha nacido el Mesías!
         ¡Feliz Navidad porque ha nacido nuestra esperanza!
         Feliz Navidad, celebremos porque Dios tuvo misericordia de nosotros y envió a Su Hijo a rescatarnos.

Lucas 4:18

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos

         Dios siempre pensó en ti, pensó en mí, pensó en los pobres, los quebrantados de corazón, los cautivos, los ciegos... por eso Jesús nació, por eso Dios se hizo carne.

         Por eso podemos celebrar una Feliz Navidad.

         Apenas comenzando diciembre, para por un momento toda actividad. Descansa de planes, decoraciones menús y fiestas. Deja que la Navidad, la de verdad, JESÚS, Tu Salvador, ilumine tu día. Siente su abrazo, su compasión, su comprensión, su amor por ti...

         ... y ten una muy feliz Navidad... en El.


         Contenta en Su servicio,

         Edurne

Comentarios