5 Retos para fortalecer tu matrimonio

15/1/14







          Michael y Amy Smalley comparten en su libro The Surprising Way to a Stronger Marriage algunos retos prácticos que podemos llevar a cabo para mejorar nuestro matrimonio. La idea es ir reto a reto y utilizar las preguntas para comenzar una conversación con tu esposo que genere mejoras en el matrimonio. Un matrimonio es cosa de dos, por tanto es recomendable que hagan los retos juntos, pero también puedes hacerlo por tu cuenta si lo deseas. Tú escoges el ritmo en el que vas a realizar los retos (los autores recomiendan uno por semana) y el orden de los mismos. También queda a tu elección la cantidad de retos que quieres hacer.


Reto 1

¿Qué pueden hacer para mejorar tu matrimonio? Echen un vistazo a tu actitud durante la semana pasada ¿Cuál es el tono que imprimieron a la relación?


Preguntas:

1.      ¿Cuál es la forma más rápida de mejorar su matrimonio? ¿Qué es lo primero que tienen que cambiar?
2.      ¿Te enfocas en las malas actitudes de tu esposo/a, en sus fallos o defectos? ¿De qué manera beneficia o perjudica eso a tu matrimonio?
3.      ¿De qué forma respondes a las actitudes de tu esposo/a? ¿Cuáles son sus opciones? ¿Qué pueden hacer para edificar su hogar?



Reto 2

¿De qué forma tus acciones han afectado tu matrimonio? Busca un lugar tranquilo y pídele al Espíritu Santo que te revele cosas que hayan afectado negativamente tu matrimonio. Habla con tu esposo sobre eso y pídanse perdón mutuamente por aquellas cosas que resulten improductivas, poco saludables o que reflejen actitudes egoístas en su matrimonio.


Preguntas:

1.      ¿Suelen tu esposo y tú entrar en conflicto? ¿Cómo describirías el tono que utilizan, su lenguaje no verbal y sus actitudes durante una discusión? ¿Qué pueden cambiar para discutir de forma productiva?
2.      ¿Qué sucede en un matrimonio cuando alguno de los cónyuges no reconoce sus errores? ¿Cómo puede evitarse?
3.      ¿Qué sucede cuando culpan a su cónyuge por los problemas en su matrimonio en lugar de afrontarlos?


Reto 3

En lugar de tratar de justificarse y defender cada uno su posición, intenten comprender las necesidades y los sentimientos del otro. Dejen a un lado por un momento sus emociones y, por turnos, describan la situación que les molesta, les preocupa o disturba sin ponerse a la defensiva.


Preguntas

1.      ¿Por qué nos ponemos a la defensiva? ¿Qué provoca que a veces nos neguemos a ponernos en el lugar del otro?
2.      ¿Ponerse a la defensiva y negarse a escuchar benefician en algo a las situaciones que se suscitan en el hogar?
3.      Si ponerse a la defensiva no funciona a la hora de resolver cosas en la pareja, ¿qué es lo que sí funciona?


Reto 4

Deja de intentar cambiar a tu cónyuge.


Preguntas

1.      ¿Qué cosas has estado intentando cambiar en tu esposo/a de manera consciente o inconsciente? ¿De qué forma han sido recibidos esos esfuerzos? ¿Han logrado un resultado (positivo o negativo) con eso?
2.      En lugar de poner su atención en las cosas que su esposo/a debería cambiar ¿Dónde sería necesario enfocarnos? ¿Qué cosas pueden (y deben) cambiar ustedes mismos?


Reto 5

Escojan enfocarse esta semana en aquellas cosas que su pareja esté haciendo bien.


Preguntas

1.      ¿Estás a cargo de tu propia felicidad o estás dependiendo de lo que tu esposo/a hace o no hace para ser feliz?
2.      ¿De qué manera podrías ver a tu esposo desde una perspectiva fresca, diferente y positiva esta semana?
3.      Max Lucado escribe “Céntrate en los gigantes y te caerás. Céntrate en Dios y tus gigantes caerán”. ¿Qué gigantes hay en tu matrimonio? ¿Qué podría pasar si te enfocaras en Dios en lugar de en esos gigantes?





          Contenta en Su servicio,


          Edurne


1 comentario:

  1. Son unos retos bien grandes, realmente me confronta bastante cada pregunta. Haré el intento de cada reto, Dios es fiel y Él podrá ayudarme a intentar llevarlos a cabo. Bendiciones.

    ResponderEliminar