A Tu salud – {Corazón y Cerebro}

31/1/14








          Cuando pensamos en nuestra salud, muy pocas veces tomamos en cuenta dos de los músculos más importantes con los que contamos: nuestro cerebro y nuestro corazón. No solamente necesitan de cuidados específicos para funcionar bien, sino que son imprescindibles para que podamos seguir viviendo.


       {Cerebro}

          Uno de los más grandes factores que determinan la salud de nuestro cerebro es el estilo de vida que llevamos. Del mismo modo que sucede con nuestro cuerpo, cuanto más ejercitamos nuestro cerebro, en mejor forma se mantiene con el paso de los años. Hay varias cosas muy sencillas que podemos hacer con regularidad para mejorar nuestra capacidad cerebral. Entre ellas están:

          1.  Estimulación mental

          Las investigaciones más recientes muestran que la estimulación mental es una forma muy importante de desarrollar un cerebro más fuerte y saludable. Esta estimulación se consigue a través de actividades que desarrollan la plasticidad del cerebro y su capacidad para reorganizarse y construir nuevas conexiones. Podemos fortalecer el cerebro haciendo tareas nuevas y complejas que desafíen nuestra capacidad y estimulen diferentes áreas cerebrales. Algunas actividades aconsejadas:

- Lectura
- Escritura
- Crucigramas, sopas de letras, sudoku, juegos de lógica
- Resolución de problemas y operaciones matemáticas
- Rompecabezas, puzzles


          2. Cuidar la alimentación

          Llevar una dieta balanceada y saludable no sólo ayuda a tu condición física general, sino que también reduce el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el envejecimiento de nuestro cerebro, como la demencia senil y el Alzheimer. La nutrición juega un papel importantísimo en la formación y el desarrollo del cerebro durante toda nuestra vida. El colesterol alto puede contribuir a dañar las células cerebrales. Una dieta rica en vegetales verde oscuro y fruta, ricos en antioxidantes, ayudan a proteger el cerebro.
          Los mejores alimentos para cuidar nuestro cerebro:
          - arándanos
          - salmón
          - aguacate
          - frutos secos y semillas
          - cereales integrales 

          3. Estar activas

          Permanecer activas es otra de las cosas que debemos hacer para fortalecer nuestro cerebro. Cada vez que tu corazón late, el 25% de la sangre que genera va directamente al cerebro. Esa sangre lleva oxígeno y nutrientes vitales para la salud mental. Aumentar la cantidad de sangre y oxígeno en tu cerebro por medio de la actividad física provoca cambios neuroquímicos que aumentan la producción de células cerebrales y disminuyen el riesgo de demencia.

          4. Socializar

          Las actividades que compartes con otras personas tienen un impacto en la salud de tu cerebro y  afectan nuestra vulnerabilidad ante las enfermedades neurodegenerativas. Las personas que se aíslan tienen un riesgo mayor de desarrollar demencia que aquellas que están integradas en la sociedad. Relacionarse con otras personas nos da oportunidades de comunicación, pensamiento crítico, creatividad y expresión emocional.

          5. Jugar
          Los juegos de mesa, de deducción, juegos en los que hay que formar palabras como el Scrabble o algo tan simple como el Monopoly o el Pictionary, no sólo nos entretienen, sino que promueven el cuidado y la regeneración de las células cerebrales. También existen juegos específicos para el cerebro, diseñados especialmente para mejorar áreas y funciones específicas de nuestro cerebro como la memoria, la concentración, el lenguaje, la capacidad visual, la lógica o la organización.

          6. Tener un hobby (o dos)

          Las actividades manuales que requieren coordinación entre el ojo y la mano son de gran ayuda para estimular nuestro razonamiento espacio-temporal y ejercitar el cerebro. Entre estas actividades se encuentran: coser, tejer, hacer crochet, trabajar madera, pintar o cerámica entre otras. También aprender a tocar un instrumento trae beneficios para el funcionamiento de nuestro cerebro.

          7. Aprender continuamente

          La adquisición de nuevos conocimientos y talentos aumentan la neuroplasticidad cerebral y la longevidad neuronal. Hacer cursos de formación, materias de universidad, aprender un idioma… reduce el riesgo de enfermedades como la demencia senil o el Alzheimer.

          8. Viajar
          Estar expuestos a entornos nuevos y diferentes provee al cerebro de estímulos beneficiosos: Hacer excursiones, pasear por zonas no conocidas de la ciudad, salir al campo, tomar una ruta diferente para ir al trabajo o viajar a otros países, otras ciudades… es algo beneficioso para la salud de tu cerebro.

        Tips para mejorar la memoria:

          - Dormir adecuadamente
          - Hacer tiempo para la diversión y reírse a menudo
          -  Mantener a raya el estrés
          - Altas dosis de antioxidantes – en frutas, verduras, te verde…
          - Utilizar métodos mnemotécnicos que faciliten la adquisición de datos (ayudas visuales, acrósticos, acrónimos, rimas…)
          - Relacionar la información con cosas que ya sabes
          - Involucrar tantos sentidos como sea posible en el proceso de memorización
          - Centrarte en ideas básicas más que en detalles aislados


       {Corazón}

          Las enfermedades coronarias son una de las mayores causas de muerte hoy en día, pero eso no significa que tengamos que resignarnos a las estadísticas. Aunque carecemos del poder para cambiar algunos factores de riesgo como la historia genética, el sexo o la edad, hay algunos pasos que podemos tomar para prevenir las enfermedades que afectan al corazón. Algunos tips para adoptar un estilo de vida saludable y minimizar los riesgos de enfermedades del corazón:

          - No fumes ni consumas alcohol
          - Haz ejercicio durante 30 minutos al día – Recuerda que actividades como jardinería, limpiar la casa, subir escaleras o sacar a pasear al perro también cuentan.
          -  Come alimentos beneficiosos para tu corazón – comida baja en grasas, sal y colesterol y rica en fruta, verdura, granos y lácteos descremados.
          - Mantén un peso adecuado
          - Realizar chequeos médicos regulares – presión arterial, niveles de colesterol, diabetes…
          - Come chocolate – ¡creo que esta es la parte que más me gusta de todo el artículo! El chocolate negro (no con leche, lo siento) reduce la presión arterial debido a los antioxidantes naturales del cacao.
          - Prefiere el aceite de oliva por encima de los aceites de semillas

          Algunas preguntas para hacerle a tu médico en tu próximo chequeo y empezar a poner medidas para cuidar tu corazón:

          - ¿Qué riesgo de un ataque al corazón tengo?
          - ¿Cuál es mi presión arterial? ¿Cómo puedo mejorar mis niveles arteriales? (en caso de que sea necesario)
          - ¿Cuáles son mis cifras de colesterol?
          - ¿Cuál es mi IMC – índice de masa corporal? ¿Debo perder peso?
          - ¿Cuál es el nivel de azúcar en mi sangre? ¿Tengo riesgo de diabetes?
          -¿Qué exámenes de enfermedades de corazón necesito hacerme? ¿Debo consultar con un especialista?
          - ¿Qué y cuánta actividad física puedo hacer para proteger mi corazón?
          - ¿Qué plan de alimentación me recomienda? ¿Debo consultar con un nutricionista para cambiar mi alimentación y cuidar mi corazón?
          - ¿Cuáles son los signos de alerta de un ataque el corazón? ¿Qué debo hacer en caso de sufrir uno?

        Síntomas comunes de un ataque al corazón en mujeres:

          - Presión inusual en el pecho, como si tuvieras una tonelada de peso en tu pecho
          - Dolor agudo en cuello, espalda y mandíbula
          - Problemas para respirar
          - Sudor frío
          - Fatiga inusual que no puede explicarse
          - Mareo o desmayo
          - Nauseas sin razón aparente

          *****ante cualquier síntoma poco habitual, dirígete de inmediato a un centro de salud o llama al servicio de emergencias local.

          Con estos consejos para cuidar nuestro corazón y nuestro cerebro terminamos esta serie “A tu salud” con la que comenzamos el año. Recuerda que la intención de la serie es darte ideas y consejos prácticos para que puedas cuidar tu cuerpo, el recipiente de tu alma, no sólo para verte bien, sino para vivir mejor.

          Puedes descargar la serie completa en PDF en este enlace: 

https://www.facebook.com/groups/471357026239583/651168711591746/

         
          Más el Diario de Alimentos –https://www.facebook.com/groups/471357026239583/641444585897492/

          Y el archivo sobre Poblaciones Especiales –https://www.facebook.com/groups/471357026239583/644511278924156/




          Contenta en Su servicio,

          Edurne



2 comentarios:

  1. Anónimo1/2/14 23:06

    buenísimo el articulo Edurne!! creo q no voy tan mal! jeje.. me gusta leer, bordar, pintar, me encanta el salmon, los frutos secos, arandano!! jeje..comeré mas y hare mas!! :) Dios te bendiga !! Jess Morgan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah bueno, ya tienes mucho ganado entonces! jajajaja Gracias por compartir querida Jess y por colaborar en esta serie. Un abrazo! =)

      Eliminar