Mi mayor esfuerzo







Proverbios 31:17

Ciñe de fuerza sus lomos y esfuerza sus brazos

          Ciñe de fuerza sus lomos
          Esfuerza sus brazos
          Trabaja duro
          Pone su corazón en lo que hace
          No deja nada al azar
          Pone todo su interés en que las cosas resulten

          Esta mujer virtuosa descrita en Proverbios 31 sabe que las cosas no pasan porque sí, que hace falta esfuerzo y trabajo para conseguir cosas importantes. Ya me has oído hablar sobre este versículo y esta mujer en otras ocasiones, pero hay algo diferente hoy…

          …no quiero leer este versículo, ni memorizarlo, ni estudiarlo
          …no quiero analizar el original ni darle significado
          …quiero ponerlo en práctica
          …quiero vivirlo.

          Y quiero hacerlo en un contexto muy específico: mi familia.

          Cada año lucho con lo mismo. Comienzo decidida a mantener mis prioridades en orden pero van pasando los meses, voy adquiriendo responsabilidades y, al final, se hace más fácil cumplir con los compromisos adquiridos fuera del hogar que los hechos con mi esposo o mis hijos. Pero esta vez no. Esta vez me quiero adelantar al desánimo, al día a día, a las responsabilidades que me alejan de mi familia y evitar que eso suceda.

          Quiero ceñir mis lomos y esforzar mis brazos con mi familia.

          Quiero esforzarme en ser una mejor esposa y madre, en que crezcamos juntos como familia, en que mis prioridades se mantengan tal y como deben estar.

          ¿De qué forma?

          Orando por mi esposo y por mis hijos cada día.

          Estoy en el proceso de escoger un versículo para orar por cada miembro de mi familia de forma individual durante este año. También estoy utilizando el calendario de oración para esposas y el calendario de 31 virtudes bíblicas para orar por tus hijos que puedes encontrar en la sección “descargas” del blog.


          Pasando más y mejor tiempo con mi esposo, con mi hijos y todos juntos

          Creando ocasiones en las que, simplemente,  podamos estar juntos, hablar, compartir, edificarnos unos a otros. Desconectándome del teléfono, la computadora o el televisor. Buscar de forma intencional momentos especiales para estar con mi esposo, momentos para estar con mis hijos y tiempo para estar todos juntos como familia.
          Si eres seguidora de El Viaje de una Mujer te habrás dado cuenta de que los fines de semana no publico en el blog a no ser que sea algo muy excepcional. A partir de ahora tampoco voy a hacerlo en la página de Facebook. Quiero desconectarme de lo virtual para conectarme con mi realidad.


        Conociendo sus necesidades

          Y haciendo el mayor esfuerzo por suplirlas. Preguntarles cada día “¿qué puedo hacer por ti hoy?” para, de forma práctica, ayudarles y saber qué necesitan de mí exactamente (La idea no es mía, puedes verla en el libro de Elizabeth George Una mujer conforme al corazón de Dios)


        Compartiendo (SUS) gustos y aficiones

          Yo soy del tipo de persona a la que le gusta estar en casa, leyendo, tranquila, de las que disfruta de los días de lluvia… mi esposo adora estar fuera de casa, salir, pasear, ir a un río, comer fuera. Debo lograr un equilibrio entre lo que le gusta a él y lo que me gusta a mí para que los dos hagamos juntos las cosas que nos gustan.


          Ejercitándome

          No en lo físico (…¡aunque también lo haré!), sino en el auto control, el dominio propio, la paciencia, el dominio de lo que digo y cómo lo digo, del enojo…



Gálatas 6:9

No nos cansemos pues de hacer el bien porque a su tiempo segaremos si no desmayamos.”



          Somos una familia. Somos un equipo. Enfrentamos las cosas juntos. Disfrutamos juntos. Lloramos juntos. Crecemos juntos. Mi familia es lo más hermoso que Dios me ha dado y, sin duda, merecen mi mayor esfuerzo.


          Contenta en Su servicio,


          Edurne
          Esposa de Maracucho
          Mamá de Yennixon, Nahiara y Markel





Comentarios

  1. Una de las metas q me puse este año, es leer y escribir, he estado tan ocupada en otras cosas q he descuidado tanto este tiempo de lectura en tu blog q bendice, me lleno de alegría leerte hoy, me anima y me desafía a lo mismo, cuidar e invertir tiempo en lo más bello q Dios en su amor nos dio después de salvarnos, la familia, la hermosa familia, un beso santa

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso leer tus palabras Edurne. Precisamente me identifico mucho con lo que escribes. Gracias por tu trabajo. Eres de gran bendicion para mi vida! Dios te de mas cada dia de su sabiduria y aqui estoy esperando tus publicaciones del fin de semana, especialmente la de los viernes: A tu salud. Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  3. Wow Edurne estoy en el mismo sentir contigo, vivir bien enfocados en lo que es valioso y eterno, Esforcemosnos pues en esto y también al ejercicio físico, si tenemos que echarle ganas jejeje. Saludos Edurne!!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/1/14 17:40

    Bendiciones,muy hermoso su proyecto con una hermosa y positiva realidad, esto me ayuda a pensar cuanto tengo que realizar todavia y seguire su consejo Un mayor esfuerzo,compartir con mi familia cada nueva experiencia con la ayuda de Dios,gracias y doy gracias a nuestro Padre celestial de su blog , Feliz 2014 Edurne un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Amén chicas!! Gracias por los comentarios. Creo que es más fácil hacer las cosas cuando tenemos apoyo de otras, ¿verdad? ¡ánimo que podemos! hagamos ese esfuerzo extra por nuestras familias! Bendiciones para todas =)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario