Controlando nuestras emociones

21/2/14





Te propongo una nueva serie para los viernes:




Comprender nuestras emociones es el primer paso para poder controlarlas y evitar que ellas nos controlen a nosotras. Como mujeres que aman a Dios, podemos y debemos escoger nuestras reacciones ante la vida y ante las personas que nos rodean.
          
Ante todo, quiero dejar claro que no soy psicóloga ni psiquiatra ni erudita en el tema de las emociones y los sentimientos. Tan solo pretendo que, entre todas, podamos examinar y evaluar las emociones negativas que nos afectan y aplicar algunos principios bíblicos para poder cambiar aquello que no nos conviene.



Durante esta serie estaremos revisando los siguientes temas:

1. Inferioridad – 7/3
2. Preocupación y ansiedad – 14/3
3. Miedo – (21/3)
4. Ira (28/3)
5. Culpa (4/4)
6. Celos (11/4)
7. Orgullo (25/4)
8. Egoísmo (2/5)
9. Depresión I (9/5)
10. Depresión II (16/5)

Comencemos revisando algunas emociones experimentadas por algunas mujeres en la Biblia:


Génesis 3:7-10

“Entonces fueron abiertos los ojos de ambos,  y conocieron que estaban desnudos;  entonces cosieron hojas de higuera,  y se hicieron delantales. Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto,  al aire del día;  y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre,  y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto,  y tuve miedo,  porque estaba desnudo;  y me escondí.”



Génesis 21:9-16

Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia,  el cual ésta le había dado a luz a Abraham,  se burlaba de su hijo Isaac. Por tanto,  dijo a Abraham:  Echa a esta sierva y a su hijo,  porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. ” (Envidia, amargura, celos)



1 Samuel 1:5, 7, 10        

Pero a Ana daba una parte escogida;  porque amaba a Ana,  aunque Jehová no le había concedido tener hijos.”
Así hacía cada año;  cuando subía a la casa de Jehová,  la irritaba así;  por lo cual Ana lloraba,  y no comía.”
ella con amargura de alma oró a Jehová,  y lloró abundantemente.”



Lucas 7:38

“y estando detrás de él a sus pies,  llorando,  comenzó a regar con lágrimas sus pies,  y los enjugaba con sus cabellos;  y besaba sus pies,  y los ungía con el perfume.”



Juan 11:31, 32, 33

Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban,  cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido,  la siguieron,  diciendo: Va al sepulcro a llorar allí. María,  cuando llegó a donde estaba Jesús,  al verle,  se postró a sus pies,  diciéndole: Señor,  si hubieses estado aquí,  no habría muerto mi hermano.  Jesús entonces,  al verla llorando,  y a los judíos que la acompañaban,  también llorando,  se estremeció en espíritu y se conmovió







          Dios nos creó a Su imagen y semejanza y las emociones de Dios se revelan a lo largo de la Escritura. Por tanto, Dios nos creó para ser seres emocionales. Sentimos amor, gozo, culpa, ira, decepción, miedo… El problema no son las emociones en sí, es cómo nosotras respondemos a las emociones negativas con las que vivimos.


          Nuestras emociones son influenciadas grandemente por el pecado. Sin embargo, el Espíritu de Dios es capaz de controlar nuestras emociones en lugar de permitir que ellas nos controlen a nosotras:


Romanos 8:12-13

Así que,  hermanos,  deudores somos,  no a la carne,  para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne,  moriréis;  mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne,  viviréis.”

          El Espíritu Santo nos dirige, nos guía, nos consuela, nos influencia y produce el fruto del Espíritu en nosotras (Gálatas 5:22-23). Las emociones fuera de control son, muchas veces,  el producto de un corazón que no está saturado de la Escritura. La forma de controlar la mayor parte de nuestras emociones es poniendo principios bíblicos en nuestra mente, conociendo a Dios a través de Su Palabra y de nuestro tiempo personal con Él día a día.





Aplicación -

1. Agradece a Dios por crearte, incluyendo tus emociones, y porque El es quien mejor te comprende. Lee el Salmo 139

2. Recuerda que tu fe está basada en hechos inmutables (la Palabra de Dios), no en sentimientos cambiantes.

3. Cuando estés en un brote emocional de cualquier tipo, ora y depende de Dios para darte la paz que necesitas.


Oración -

Padre, gracias por las muchas cosas que nos has dado, incluyendo nuestras emociones. Te pedimos que nos dirijas y utilices nuestros sentimientos para ayudarnos a crecer, para enseñarnos a amar mejor a los demás y para darte toda la gloria a Ti. Amén.


En la semana -

Memoriza Gálatas 5:22-23
Piensa en esa emoción, en ese sentimiento que te es más difícil controlar ¿Cuál es? ¿Cómo afecta a tu vida? Comienza a orar para que el Espíritu Santo pueda tomar esa emoción bajo Su control y visualízate después de alcanzar ese objetivo ¿Cómo crees que tu vida mejoraría teniendo esa emoción bajo control?



Contenta en Su servicio,


Edurne



13 comentarios:

  1. gracias! es y será de gran bendición continuar estos estudios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno! Será una bendición tenerte =)

      Eliminar
  2. la verdad me viene de Dios este tema xq estas semanas luche mucho con mis emociones, mucho en todo voy a seguir todos los viernes el estudio
    gracias por ser de bendición con esto a mi vida
    desde argentina saludos atte vanesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto! te espero los viernes entonces Vanesa jejeje

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Eugenia! un saludo y bendiciones =)

      Eliminar
  4. Gracias... como siempre, su sitio es una bendición. Que el Señor siga guiando su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rebeca. Un saludo y bendiciones =)

      Eliminar
  5. maria teresa galvan21/2/14 16:33

    gracias Edurne por estas nuevas reflexciones sobre nuestras emociones y como debemos aprender a controlarlas, me encanta este estudio, el Buen Padre te siga confortando para que tu puedas seguir entus programas un abrazo mi hermana en Cristo



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén y amén. Gracias Maria Teresa! Bendiciones

      Eliminar
  6. Hola gracias Edurne por el estudio estare al pendiente un saludo y fuerte abrazo a todas mis hermanas en Cristo,.. y a memorizar Galatas 5:22 - 23
    Miles de bendiciones. =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso Jema! a memorizar!! un saludo y bendiciones =)

      Eliminar
  7. Hola me encanta esta serie siempre he querido llevar un estudio sobre este tema e inclusive agradecería poder tener más materia muchas gracias

    ResponderEliminar