En tus manos estoy

7/4/14





          Recuerdo vagamente una canción que escuché en campamento una vez que decía algo como:

En tus manos estoy
Mi corazón abrazas
Sin miedo he de vivir
Pues mi esperanza está en ti.
En tus manos estoy´
Y aunque a veces no lo crea
Puedo levantar mi voz
Pues tu amor me maravilló
Oh Señor, en tus manos estoy.

          Llevo todo el fin de semana cantándola, una y otra vez.

          Señor en tus manos estoy.

          Mi esposo está en un centro médico en medio de la selva con apendicitis. Un centro médico en el que lo único que hay es suero y acetaminofén. No hay  cirujano, no hay quirófano, no hay equipamiento médico para realizar una operación.

          Señor es tus manos estoy.

          La única forma de que esto tuviera un resultado favorable era que hubiera una avioneta que lo pudiera sacar de Maroa y traerlo al hospital de Puerto Ayacucho.

          Señor en tus manos estoy.

          Cada vez que mi esposo viaja a un viaje a la selva leo el libro de Elizabeth Elliot “Portales de Esplendor”, que es el relato del llamado, el ministerio y la muerte de Jim Elliot y los otros cuatro misioneros americanos, que perdieron su vida a manos de los Aucas de Ecuador cuando intentaron llevarles el Evangelio. La fe y el empuje de estas cinco familias, su entrega total al Señor y a Su voluntad son de inspiración y de ánimo para mí cuando pasan días sin poder comunicarme con mi esposo.

          Mi fe en Dios es el resultado de haber comprobado de primera mano que no hay absolutamente nada que yo pueda controlar. Nuestras vidas están en Sus manos. Y hay que entenderlo así para poder vivir sabiendo que, sin importar lo que pueda pasar, Dios es Dios y Su voluntad es perfecta.

          Aunque eso suponga perderlo todo, hasta la vida.

          Comencé a escribir este artículo en la madrugada, entre oración y oración, lágrima y lágrima. Saber que Dios va a hacer Su voluntad con la vida de mi esposo, saber que Su voluntad es perfecta y saber que El nos va a sostener pase lo que pase, no arranca el temor de mi corazón por completo… tan solo lo hace más fácil.

Salmo 56:3

En el día que temo,  Yo en ti confío.

          Ahora sé que se ha conseguido una avioneta para traerlo hoy y que hoy mismo va a ser operado. Un paso más cerca.

          El Señor decide hasta dónde llega nuestra vida. El Señor decide por qué cosas vamos a pasar mientras estamos aquí. Anoche, mientras oraba en casa con unos amigos, hablábamos de lo que ha sido este comienzo de año 2014. Han sido meses llenos de pruebas, de dificultad, de cosas muy duras que nos ha tocado vivir, de batallas agónicas. Pero estamos en las manos de Dios, en esas manos que nos van a sostener y a llevar hacia delante pasa lo que pase.

          No sé qué estás viviendo hoy, no sé por qué pruebas estás pasando. Pero sé que puedes confiar en Dios… ¿qué más podrías hacer de todas formas?

Salmo 73:25

¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
Mi carne y mi corazón desfallecen;
Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre


          Jim Elliot dijo “No es un loco aquel que da lo que no puede retener para ganar aquello que no puede perder”.

          No puedo retener mi vida, ni la de mi esposo, ni la de mis hijos. Sólo puedo glorificar a Dios con lo que no puedo perder: mi salvación, mi vida eterna, mi confianza en que los días muchos o pocos que pasemos aquí no pueden compararse con la eternidad a los pies de mi Señor.

          Contenta en Su servicio,

          Edurne

12 comentarios:

  1. Hola! estaré orando por tu familia, Amen Dios esta en control... solo recuerda que tu habitas bajo su sombra.
    Sal. 91:1
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Jessi querida! un beso =)

      Eliminar
  3. Éxodo 23:25-26
    Nueva Traducción Viviente (NTV)
    25 »Sirve sólo al Señor tu Dios. Si lo haces, yo te bendeciré[a] con alimento y agua, y te protegeré de enfermedades.
    26 No habrá en tu tierra ninguna mujer que pierda su embarazo o sea estéril; te daré una vida larga y plena.

    ResponderEliminar
  4. VivianaFonseca8/4/14 15:41

    Que el Señor te bendiga y te pueda sostener en está dificil situación , gracias al Señor Jesucristo , tenemos está promesa de su parte Salmo 23 :3 Confortará mi alma ; Guiárame por sendas de justicia por amor de su nombre . Que confortara nuestra alma si se lo pedimos ! Un Abrazo muy grande !! Que el Señor sea tu ayuda !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén!! Muchas gracias Viviana =) Bendiciones!

      Eliminar
  5. Querida Edurne solo nos conocemos por tu Blog, pero desde que lo lei, te coji cariño, por tu amor y servicio como misionera con tu esposo e hijos, por el Reino de N. S Jesucristo. Tu Blog y Facebook, nos acerca y nos une en la amistad fraternal de hijas de Dios.
    Desde que he leido lo sucedido a tu esposo, con la apendice y el lugar donde se esta desarrolando todo, mi oracion y clamor por el y por ti, es constante al Señor todo poderoso.
    Yo se que confias en el Señor y tu fe es grande, pero vr sufrir a la persona amada te hace vulnerable y Dios lo sabe y el te sostiene en su Seno. Depende de El , confia en el como siempre lo has hecho siempre.
    Sigo orando por tu esposo y su sanidad y sabiduria de Dios para el equipo medico sea uno o 10, y por ti y tus hijos. Desde España (Barcelona).
    Mañana Miercoles 9 de abril tengo celulas de estudio en mi hogar y oraremos sobre las 19:15 por tu esposo, siente las oraciones sobre vosotros. Tu hermana en Cristo, Conchita R. Serna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conchita, de verdad. Leía en la página tus oraciones antes de acostarte por mi marido y me ponía a llorar de emoción ahí en el rinconcito del hospital que tenía como escondite =) Un abrazo enorme!!

      Eliminar
  6. querida edurne , te admiro siempre leo tu blog, me parece maravilloso lo que tu familia hace , este gran ministerio, ,que DIOS les dio, valientes, ¡¡¡DIOS TODO PODEROSO, este sanando animando a tu esposo los amo enel SEÑOR. ¡¡ANA DESDE ARGENTINA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu mensaje Ana, es de ánimo y de bendición leer tus palabras. Un abrazo!! =)

      Eliminar