Volver a lo básico – Oración

28/4/14






          Este año tengo una meta muy personal y es vivir este versículo:

yo he venido para que tengan vida,  y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10b

          Estoy cansada de sobrevivir en mi vida espiritual, de ir de puntitas intentando sacar la nariz respirar bajo el agua de problemas, rutina, pruebas, desánimo que me rodea y me hunde cada día más. Quiero vivir la vida abundante... ha llegado el momento de volver a lo básico.

          Tal vez no nos haga falta seguir aprendiendo.

          Tal vez lo que necesitamos es aplicar lo que ya sabemos, vivirlo antes de seguir aprendiendo cosas nuevas.

          Tal vez aplicar lo que ya se sabe sea el secreto hacia la madurez espiritual.

          A veces hacemos estudios y más estudios, escudriñamos versículos difíciles, abrimos un montón de diccionarios bíblicos, comentarios, concordancias, intentamos comprender qué dice el original, hacemos cursos de capacitación bíblica… y lo único que conseguimos es conocimiento.

          ¿Qué pasa con el conocimiento? Envanece (1 Corintios 8:1)… Llena la mente, pero hace que el corazón esté vacío.

          Y es que, la persona sabia no es aquella que tiene más conocimiento, sino la que se dedica a aplicar lo que ya sabe.

          Y sabemos que tenemos que uno de los requisitos básicos para tener una comunión vibrante y plena con Dios es orar, pero no lo hacemos, o nos quedamos con las oraciones “exprés” o con las oraciones antes de las comidas… ¿es eso suficiente?

          La oración se ha convertido en el elefante en la habitación de muchos creyentes. Sabemos que tenemos que hacerlo pero lo evitamos por todos los medios.

          La oración no es un juego de ruleta, leer una lista o pedir que se cumplan tus deseos.

          Orar es tener comunión con Dios.
          Orar es derramar tu corazón ante el Creador.
          Orar es escuchar la voz del Padre.
          Orar es atender a la instrucción y la guía de Dios.
          Orar es soltar el peso sobre nuestros hombros y dejarlo en los hombros de Aquel que lo puede llevar.

          No es nada más que una conversación, un tiempo para hablar y escuchar. Ni siquiera tienes que decir una oración inteligible, ni siquiera tiene que ser en voz alta, ni siquiera tiene que tener sentido… Sólo tiene que salir de tu corazón.

Romanos 8:26-27

Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad;  pues qué hemos de pedir como conviene,  no lo sabemos,  pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu,  porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.”

          En estos días veía el método de oración de Matthew Henry –

          1. Adoración – reconocimiento de quién es Dios, de Sus atributos, de Su presencia

          2. Confesión – pedir perdón por nuestros pecados, nuestra faltas, por todo aquello que rompe nuestra comunión con el Padre.

          3. Petición – por nuestras necesidades y deseos, sometiéndolos a la voluntad de Dios

          4. Gratitud – reconocimiento de lo que Dios hace en nuestras vidas, de las bendiciones que recibimos de El.
         
          5. Intercesión – petición por otros: familia, amigos, iglesia, misiones…

          No importa cómo, dónde ni cuándo ores. No importa que lo hagas de pie, sentada, arrodillada o acostada, no importa que no sepas decir oraciones grandilocuentes…

          …lo que importa es que ores, eso sí hace la diferencia.

          Te animo a regresar a lo básico, a practicar todo aquello que ya sabemos. Comencemos hoy con la oración.

          Contenta en Su servicio,

          Edurne


4 comentarios:

  1. Excelente!!!!!! Dios ha estado tratando conmigo en esta área, gracias Edurne por seguir siendo sensible a la voz de Dios....yo también quiero vivir en abundancia,no a medias ni a la carrera, gracias....la oracion es fundamental :-)

    ResponderEliminar
  2. ´Tienes razón Edurne. Gracias. Dios bendiga tu viaje!

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas por sus comentarios. Un abrazo y bendiciones para todas!!! =)

    ResponderEliminar