Dios provee

5/5/14






El sábado tuvimos nuestra reunión de damas en la iglesia. Tuvimos un tiempo hermoso en el que, como siempre, nos reímos, lloramos, jugamos y abrimos la Palabra de Dios juntas. Durante el tiempo de alabanza tuvimos la oportunidad de expresar nuestra gratitud a Dios una por una. Yo le di gracias a Dios por Su fidelidad para con nuestra familia, por guardar la vida de mi esposo y por proveernos en todo este tiempo.

Y es que, si has seguido el blog y la página desde hace un tiempo, quizás te hayas enterado de que este 2014 está siendo un año de prueba para nuestra familia, especialmente en lo económico. A principios de febrero chocaron el carro con el que mi esposo trabaja y estuvo más de dos meses parado. Y después, durante un viaje a la selva, a mi esposo le dio apendicitis, se complicó y aún a fecha de hoy sigue sin reposo esperando por operación y cumpliendo con su tratamiento, que incluye reposo. Así que, aunque el coche ya está arreglado, no puede salir a trabajar.

Y, sin embargo, puedo decirte que en estos meses hemos visto la provisión de Dios, tanto en las cosas grandes como en las pequeñas. Hemos visto cómo llegaba el dinero para los tratamientos, las medicinas, el arreglo total del coche, la comida, las necesidades de los niños… todo.

Durante el tiempo de reunión en la iglesia leímos todas el Salmo 37, dos versículos cada una. ¿Sabes qué versículos me tocó leer a mí?

Joven fui y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan. En todo tiempo tiene misericordia y presta; y su descendencia es para bendición

Salmo 37:25-26

Casi no pude terminar de leer. La voz me temblaba y las lágrimas que se agolpaban en mis ojos apenas me dejaban distinguir las palabras.

No he visto justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan.

¡Ah cuán maravilloso es Dios! ¡Cómo vela por Sus hijos en el día de la angustia! Dios suple, nuestro Jehová Jireh nos llena de abundancia.

En todo tiempo tiene misericordia y presta; y su descendencia es para bendición

No sólo no nos ha faltado nada, sino que, de lo que Dios nos ha provisto, hemos podido compartir y ser de bendición a otras personas a nuestro alrededor con ofrendas, comida, hospedando… Y todo gracias a la provisión maravillosa de Dios.

Dios no desampara a Sus hijos. Nunca.

Quizás no  nos dé todo lo que queremos, pero ciertamente va a proveernos de lo que necesitamos.

¿Estás en un tiempo de necesidad económica? ¿Quizás has perdido el trabajo, tienes alguna factura médica por pagar o gastos imprevistos que han afectado tu economía familiar? ¿Tienes necesidad de un hombro en el que llorar, de alguien que te ayude a pasar un trago amargo, de alguien que ore por ti? ¿Tienes necesidad de recibir tiempo, afecto? Ora y confía. Dios no te va a desamparar.

De la misma forma en la que en Génesis 22 leemos cómo Dios proveyó a Abraham de un cordero sustituto en el momento desesperado en el que, en obediencia, iba a sacrificar a Isaac, al hijo de la promesa, Dios va a proveerte a ti. Sin importar la dificultad de situación, Dios va a proveer a veces de formas que no imaginas.

Dios no te va a desamparar.

Contenta en Su servicio,


4 comentarios:

  1. Amen! Gracias a Dios por su vida hermana.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/5/14 15:00

    querida Edurne quiera Dios que tu esposo este bien , son de tanta bendicion para nosotras y ma alegra que sigas escribiendo ,oramos por ti , tus hijos y tu esposo tambien por los aborigenes a qienes les llevas el evangelio,,esas hermanas que viven de forma tan distinta a muchas de las que leemos tu blog, con carencias, sin muestras comodidades, en la selva Venezolana,mis bendiciones a la hermanas, y adelante con la fuerza del SEÑOR .ATTE ANA

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ustedes Claudia y Ana por sus comentarios y su cariño. Un abrazo a la distancia!!! =)

    ResponderEliminar
  4. Hola Edurne, te cuento q hace dos meses di a luz y aun estoy de licencia por maternidad, pero ya el proximo mes regreso a trabajar y aun no he conseguido nana para mi bebe, alguien quien me ayude con mi bebe y que su salario se ajuste a mi ajustado presupuesto, he puesto esto en oracion, pero aun asi duermo angustiada, se que Dios proveera alguien, te pido apoyo en oracion para esto, que Dios te siga guardando a ti yva tu familia. Un abrazo :)

    ResponderEliminar