Él sabe mi nombre

23/7/14






          Entre lágrimas, miré a mi esposo un día… “Dios tiene un propósito en esto” dije. “Él utilizará esto en nuestra vida para ayudar a otros.”
La pérdida devastadora de nuestro primer hijo fue un dolor privado. Muy pocos sabían que estaba embarazada y, en ese momento, decidimos que era mejor que fuera así. Con el tiempo, sin embargo, nos abrimos con respecto a nuestra pérdida y con la manera en la que Dios me ayudó a través de ella. Al compartir mi historia, otras mujeres me honraban al compartir las suyas.
Este diario viene de un lugar de comprensión compartida. Espero que te ayude a aceptar tu dolor y comience el proceso de sanación.
Esto te cambia para siempre. Y es así como debe ser.”

          Estas son palabras de mi amiga Amanda Gibson-Buhler. Ella, como algunas de ustedes, ha pasado por la terrible experiencia de perder un hijo. Amanda decidió que esa experiencia iba a servir no sólo para acercarla más a Dios, sino para ayudar a otras a superar esta devastadora experiencia.

          De ahí nació Él sabe mi nombre, un diario escrito desde el corazón de una madre para que sirva de ayuda para el duelo y la recuperación tras la pérdida de un hijo, que ayude, a través de la Palabra de Dios y de la música a comenzar el proceso para sanar el alma y el corazón.

          Amanda escribe en “cómo usar este libro”:

          Este libro consta de unas breves series de versículos bíblicos, pensamientos, preguntas y canciones. Son un punto de partida para ti y así es como debe verse. Toma tu tiempo mientras lees, algunas preguntas pueden ser fáciles de responder y otras difíciles. No hay límite de tiempo, deja que cada pregunta o pensamiento se asiente en tu corazón por unos días cuando sea necesario.
Esto no es una “formula”. Las preguntas no siguen un orden particular, de forma que puedes leerlas y pensar primero sobre aquellas que te hablan más.
Si quieres hacerlo en forma de diario, puedes imprimir el libro y escribir en los espacios que hay.
A veces, cuando no nos salen las palabras, la música habla por nosotras. Si la música te ayuda, pincha los enlaces y escucha las canciones incluidas. Cada página tiene uno o dos enlaces en la parte de abajo.


          Cuando las cosas son de Dios, de verdad que Él lo hace todo a lo grande. Amanda me envió el diario hace un par de meses, pero no había podido buscar las canciones en español para terminarlo. Hace unas semanas, llegó un mensaje de una lectora del blog que acababa de perder a su hijo de seis meses. El niño estaba enfermo y su corazón se detuvo. Era un clamor de ayuda de una madre deshecha por el dolor y la tristeza. Mi corazón estaba destrozado ante la angustia de esta madre, pero me sentí totalmente incapaz de ayudarla y decidí publicar un aviso en la página para que oráramos por ella. La respuesta por parte de ustedes, amadas lectoras, fue impresionante. Mensajes de amor, de cariño y comprensión. Madres que habían pasado por esa situación ofreciéndose a escribirla, animarla, ayudarla, amarla a través del email y del teléfono.

          Sofía, Yissell y Jess, tres mujeres, tres madres que saben por experiencia propia lo que significa perder un hijo, decidieron ponerse manos a la obra y, no solo ayudar a esta preciosa mujer, sino ayudar a muchas más. Próximamente estarán abriendo un grupo de apoyo en Facebook  para madres que han perdido un hijo. Fue con su invaluable ayuda que se pudo completar la versión en español de Él sabe mi nombre.

          Si estás pasando por el duelo tras la pérdida de un hijo o si conoces a alguien que esté atravesando por ese trance, por favor, pásale este diario. Es más, si estás pasando por una situación que no comprendes, por un problema grave, una prueba que parece no tener fin, te animo a que lo descargues también. Dios está cercano a los que sufren y este diario te ayudará a sentir Su presencia, esa presencia tan anhelada en los momentos en los que no entendemos por qué pasan las cosas.

          Puedes descargar Él sabe mi nombre pinchando la foto. Si tienes algún problema para la descarga, por favor, envíame un mensaje a edurnecia@hotmail.com para que pueda hacértelo llegar.


https://drive.google.com/file/d/0B4axDYS7bHmsVkE5aE04RkxBMlE/edit?usp=sharing



          Doy gracias a Dios por la vida de Amanda, de Sofía, de Yissell, de Jess, por su disposición a ayudar a otras mujeres. Oro para que este diario sea una ayuda más para ti que estás sufriendo en este momento.

          Contenta en Su servicio,

          Edurne







2 comentarios:

  1. AnayeliTriano23/7/14 13:37

    Edurne: no sé que decir. Me emocionó tanto lo que leí que no pude contener las lágrimas, pero no fueron de tristeza, fueron de alegría. Gracias por tus palabras. Oraré con todas mis fuerzas para que el grupo de ayuda logre concretarse sé que Dios está de nuestro lado y que es lo que quiere. Agradezco de corazón a quien se puso en contacto para animarme para escucharme, para hacerme saber que Dios está conmigo. Gracias hermosas mujeres de Dios. Oro para que sus vidas sigan dando frutos enriquesedores como hasta ahora. De nuevo gracias, porque aunque ha sido difícil Dios no me ha soltado y sé que no me soltará de su mano.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Dios te bendiga Edurne, gracias por el tema, el Señor te siga usando!!

    ResponderEliminar