El Dios de la creación

30/9/14








Romanos 1:20

Porque las cosas invisibles de él,  su eterno poder y deidad,  se hacen claramente visibles desde la creación del mundo,  siendo entendidas por medio de las cosas hechas,  de modo que no tienen excusa.

          La creación viva revela la gloria y el poder de Dios. Cuando el mundo y nuestra propia vida parecen escaparse de nuestro control, Dios se asegura de darnos evidencia de que Él está ahí, de que Él es el mismo, de que Él se ha hecho siempre visible a través de Su Creación.

Salmo 19:1-4

Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría.
No hay lenguaje,  ni palabras,  Ni es oída su voz.
Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras.


          Abre los ojos y mira a tu alrededor. Ahí está Dios. Al ver Su creación vemos al Dios viviente.

          Están siendo tiempos duros para mí y mi familia, tiempos en los que lo único que te apetece hacer es tirar la toalla y bajar los brazos. Pero mi Biblia dice que si aparto mi mirada de mí misma, de mis circunstancias particulares y temporales tan solo por un momento, y pongo atención a cada detalle de Su creación, el poder de Dios se revelará ante mis ojos.

          Y lo creo ¡Oh sí lo creo! Necesito creerlo, necesito ver Su mano, Su obra de amor, necesito ver Su poder en acción.

          Él está en el amanecer cada mañana y en la luna plateada cada noche.

          El está en la brisa suave y en el viento impetuoso.

          Él está en cada estrella, en cada nube.

          Él está en cada árbol, en cada flor, en cada brizna de hierba.

          Él está en cada canto de ave, en cada hormiga de tu jardín.

          Él está en cada gota de lluvia, en cada arroyo, en cada ola del mar.

          Él está en el arco iris después de la tormenta.

          Él te ha esculpido en la palma de Su mano (Isaías 49:16), conoce tu nombre, conoce tu vida, sabe perfectamente qué te está sucediendo en este momento.

          Cuando vemos a Dios a través de Su creación, Él se revela dándonos paz. Somos inspiradas a alabarle por   la belleza de Su obra, por Su atención al detalle, por la vida que fluye a nuestro alrededor.

          La próxima vez que estés sobrepasada por tus circunstancias, agotada, con un peso demasiado grande sobre tus hombros, insegura sobre si Dios está a tu lado o no, levanta tus ojos y mira la Creación de Dios. Extiende tu mano y desliza tus manos sobre el mensaje de amor que Dios ha hecho para ti. Céntrate en Aquel que creó el universo y siente Su paz.

          No tienes que mirar muy lejos. Ahí está.

          Contenta en Su servicio,

          Edurne

No hay comentarios:

Publicar un comentario