Mi descanso…Salmo 23

16/9/14





En esta semana mis días suelen comenzar así:




Y suelen terminar así:




Entre una foto y la otra hay exactamente lo mismo que hay en la mayoría de las casas: un esposo, hijos, mascotas, trabajo, tareas, escuela, cocina, lavadora, limpieza, compras…y muchas, muchas cosas más.

Desde que mi esposo se fue a la selva el domingo pasado estoy extremadamente cansada. No duermo bien y me arrastro durante el día intentando hacer todo lo que normalmente hago, pero no lo consigo. Simplemente, no llego.

La pila en el fregador es cada vez más alta, el desastre de los niños es cada vez más grande, la lista de cosas por hacer es cada vez más larga y mi paciencia cada vez más corta.

Y necesito…NECESITO refrescar mi alma.

En estos momentos en los que mi cerebro está fuera de servicio, mi cuerpo no responde y mi actitud apesta necesito refrescar mi alma. Y vuelvo a lo conocido, vuelvo a esos versículos amados que me han sostenido y que han dado nuevo aliento a mi alma una y otra vez.

Vuelvo al Salmo 23.

Jehová es mi pastor;  nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar;
 Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma;
 Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte,
 No temeré mal alguno,  porque tú estarás conmigo;
 Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
 Unges mi cabeza con aceite;  mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
 Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Jehová es mi pastor. Es quien me cuida, quien me guía, quien me lleva de la mano, quien está conmigo en cada momento. Jehová es mi pastor y con Él, nada me va a faltar…
…no me va a faltar Su aliento
…no me va a faltar Su amor
…no me va a faltar Su cuidado
…no me va a faltar Su provisión.

En lugares de delicados pastos me hará descansar. Junto a aguas de reposo me pastoreará. Cierro mis ojos mientras leo este versículo y mentalmente me traslado a un campo verde lleno de flores, con mariposas revoloteando, pájaros cantando, un cielo azul, un riachuelo fluyendo sereno…y automáticamente mi pulso desciende, mi respiración se alarga y puedo descansar. Comienzo a sentir la paz dentro de mi tormenta, a relajar mi espíritu y mi mente y a experimentar la presencia de Dios cerca, muy cerca.

Confortará mi alma. Me librará del temor, de la preocupación, de la angustia, del miedo. Me guiará por sendas de justicia por amor a su nombre. Me llevará de la mano, me guiará en mi día ocupado, ajetreado y lleno de actividad…y lo hará por amor. Por puro amor por mí.

No temeré los valles de sombra de muerte, no temeré mal alguno porque tú estarás conmigo. Tú me ayudarás a sobrellevar los días de soledad en los que no hay comunicación alguna con mi esposo mientras está en la selva. Tú me ayudarás a contestar las preguntas de mis hijos y a enjugar sus lágrimas al extrañar a su papá. Tú me ayudarás a confiar en Ti, en Tus planes y en Tus propósitos, pase lo que pase. Porque tu vara y tu cayado me infundirá aliento.

Mi copa está rebosando…pero ya no de cansancio, ni de preocupación, sino de Tu amor, de Tu cuidado, de Tus tratos con mi vida, de todos y cada uno de los detalles por medio de los cuales me muestras que estás ahí. Oh sí mi copa rebosa. Rebosa de gratitud, rebosa de ánimo, rebosa de paz…
…rebosa de descanso. Por fin, mi tan anhelado descanso.

En la casa de Jehová moraré por largos días…Sí Señor, en Tu casa moraré por largos días, en Tus brazos viviré por largos días, en Ti mi alma se refrescará por largos días.

Cuando estás cansada, cuando tu cerebro no  funciona, cuando ya no puedes más ¿Cuál es el pasaje de la Escritura que te ayuda a recuperar el aliento? Escríbelo, imprímelo, pégalo en el espejo, memorízalo y deja que la Palabra de Dios refresque también tu alma hoy.


Contenta en Su servicio,

Edurne



Introduce tu email para suscribirte al blog:


Delivered by FeedBurner


1 comentario:

  1. Así muchas veces me siento,pero al leerlo me siento reconfortada,gracias a Dios x estas palabras!!

    ResponderEliminar