Un niño debería poder ir a la escuela






          El título parece de Perogrullo que diría un maestro de mi infancia ¿verdad? ¡Obviamente que un niño debería tener la posibilidad de ir a la escuela! Desgraciadamente, en este mundo hermoso pero medio loco en el que vivimos, hay muchos niños que no cuentan con esa posibilidad.

          Entre ellos están estos niños en Anse-à-Pitres, Haití.




          Y hoy quiero pedirte que ores para que estos niños puedan ir a la escuela. Más aún, que ores para que veas en tu corazón si Dios quiere usarte a ti para que estos niños puedan ir a la escuela.

          Verás, internet me ha dado la enorme posibilidad de conocer a personas maravillosas. Una de esas personas es Chela, déjame hablarte un poco sobre ella:

          Chela es una mujer portorriqueña con tres hijos y seis nietos,  una mujer que a la edad de 48 años fue llamada por Dios a las misiones. Su hija y su yerno fundaron una ONG llamada “Planeta Feliz”, que tiene como objetivo el de hacer precisamente eso, un planeta que sea feliz. Para ello trabajan con diferentes organizaciones, iglesias, compañías y voluntarios que los han ayudado a llevar a cabo proyectos en diferentes países, entre ellos Haití. Desde el 2012, Chela está en Anse-à-Pitres, Haití,  colaborando con ellos. “Colaborando” se queda un poco corto me temo…

          Estas tierras, su gente, sus playas conquistaron mi corazón. Mi llamado es a evangelizar, enseñar, colaborar con la iglesia establecida y su pastor. Cuando estás en el campo y ves tanta necesidad, haces de todo... hasta de enfermera, madre, consejera, maestra, predicas, sirves en lo que Dios ponga en tus manos...”

          Ese el corazón de Chela.

          Ella tiene entre manos un proyecto que se llama “Adopta a un niño en Anse-à-Pitres”…

“Haiti aun siendo uno de los países más pobres de la región, es de admirar el deseo cada vez mayor de educarse. Anse-a-Pitres, al sudeste de la isla y donde trabajo, no es un pueblo grande pero hay muchas escuelas privadas. También hay escuelas del Gobierno, pero cobran por la enseñanza: unos 1,000 pesos dominicanos al año más el uniforme y los libros. 

Las escuelas privadas se originaron con las organizaciones que han llegado, muchas religiosas, para mejorar la calidad de la enseñanza, enseñando valores, inglés y francés. Ahora, por lo que he ido comprobando, casi todas las iglesias también tienen sus escuelas, incluida en la que trabajo como misionera, la Eglise Evangelique de Dieu con el pastor Marc Salveus. La ecole (escuela) se llama Le Noyau Du Savoir. Para este año escolar cuenta con una matrícula de 93 niños y niñas. El año escolar 2014-2015 cuesta 3,500 pesos dominicanos (unos US$75.00). Con ese dinero se da trabajo a varios maestros, siendo una fuente de empleo para esta zona.

La ONG Planeta Feliz provee del material escolar, pero no nos alcanza para cubrir todos los gastos de la escuela. Con el sistema de becas, las familias pagan solamente 500 pesos y la beca cubre los 3,000 restantes, que equivalen a esos US$75.

Este año le pedí al pastor Marc que me identificara diez de las familias más pobres (¡aunque son muchas más!) para iniciar el Proyecto “Adopte un Niño en Anse-à-Pitres “. La pobreza es extrema, la miseria más, pero escuchar a esos niños decir que quieren aprender pero no tienen con qué, me rompió el corazón. Sobre todo cuando te escriben notas pidiendo ayuda para estudiar, ¿quien se resiste a esto? La intención del proyecto es no solo que puedan cubrir esos US75$ por niño para cubrir su año escolar completo, sino también que haya personas que se puedan involucrar con los niños y sus familias, conocerlos, orar por ellos, intercambiar cartas, fotos…”


          75 dólares hacen la diferencia en la vida de estos niños: la diferencia entre poder escolarizarse o no…y esa es una gran diferencia. La ayuda para estos niños debe llegar antes del 16 de noviembre. Así que te pido que puedas orar y compartir este artículo para que todas las personas posibles conozcan el proyecto en Anse-à-Pitres. No sabemos de qué forma Dios va a obrar, pero confiamos en que use personas para marcar esa diferencia en la vida de estos niños.




          Si el Señor pone en tu corazón ofrendar esos 75 dólares para la beca escolar de un niño, o 20, 10, ¡5 dólares! para colaborar en una beca, por favor, ponte en contacto con Chela a través de su email: mmtorova@gmail.com

          Sé que los tiempos son malos y que muchas de nosotras estamos pasando por grandes dificultades económicas, pero la oración es gratis ¿podrías usar algo de tu tiempo hoy para orar por estos diez niños y sus familias? ¿Por la escuela y la obra en Anse-à-Pitres y en todo Haití? ¿Por Chela, para que el Señor renueve sus fuerzas cada día en su servicio a Él? Quizás no seas consciente, pero tus oraciones, también marcan una enorme diferencia.

Contacta con Chela -

Información ONG Planeta Feliz -


          Contenta en Su servicio,

          Edurne.


Comentarios

  1. Solo por cultura general, ¿Qué es perogrullo?
    Gacias por compartir de este ministerio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando una persona dice algo evidente u obvio, o bien añade una verdad notoriamente sabida, solemos decir que ha dicho una ‘perogrullada’ o una ‘verdad de Perogrullo’. El inventor de la palabra ‘perogrullada’ fue Francisco de Quevedo, que la incluyó en el libro ‘Los sueños’ (1622). Quevedo describe en sus páginas a un personaje conocido como Pero Grullo, quien ofrece diez profecías extremadamente evidentes a las que el escritor llama ‘perogrulladas’. Éstas son algunas de ellas: ‘cuatro huevos son dos pares’, ‘la mano cerrada se puede llamar puño’ o ‘cuando no se tiene frío, es que se ha entrado en calor’. Se cree que Quevedo se basó en un personaje real que existió en el siglo XV, Pedro Grillo. Existe un documento que data de 1460, titulado ‘Profecía’, en el que se describe a un profeta ermitaño llamado Pedro Grillo. Entre sus profecías, destacan obviedades como: ‘El primer día de enero que vendrá será primero día del año’, ‘Este día amanecerá al alba’, o ‘Vendrá una niebla tan grande y tan oscura que cubrirá el cielo, y no habrá hombre, por ciego que sea, que vea las estrellas a medio día’.

      Eliminar

Publicar un comentario