Aplica el Antiguo Testamento a tu vida






          A veces tenemos problemas a la hora de aplicar versículos del Antiguo Testamento a nuestra vida y pensamos: “si estos versículos están dedicados al pueblo de Israel… ¿Qué tienen que ver conmigo?”. Pues tienen que ver y mucho.

          Si bien el pueblo de Israel es el pueblo de Dios, nosotras hemos sido adoptadas como Su pueblo a través de Cristo Jesús. Pedro dice a los creyentes:

1 Pedro 2:9

Mas vosotros sois linaje escogido,  real sacerdocio, nación santa,  pueblo adquirido por Dios,  para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable


          Eres pueblo Suyo.
          Eres linaje escogido.
          Eres real sacerdocio.
          Eres nación santa.
          Eres pueblo adquirido por Dios.

          Todo lo que pertenecía en exclusividad al pueblo de Israel, su elección, su sacerdocio, su llamamiento… son ahora propiedad de cada creyente en Cristo Jesús. Si no entendemos cómo el Antiguo Testamento se aplica a nuestra vida, estaremos desechando largar porciones de la Biblia importantes para nosotras. Pero debemos darnos cuenta de que tenemos que aplicarlo de manera diferente al Nuevo Testamento.

          Por eso tenemos que tener cuidado a la hora de aplicar los versículos del Antiguo Testamento, porque ya no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia. Ya no estamos bajo el antiguo pacto, sino bajo el nuevo. Déjame darte algunas pautas para la correcta aplicación del Antiguo Testamento:

          1. ¿De qué forma los autores del Nuevo Testamento aplican el Antiguo Testamento? Ayuda ver cuándo y cómo los escritores del NT aplican la Palabra inspirada de Dios. Santiago nos da algunos buenos ejemplos: aplica las historias bíblicas sobre Abraham (2:21), Rahab (2:25), Job (5:11) y Elías (5:17) así como algunas directrices bíblicas (2:8; 4:6; 5:12)


          2. ¿Qué género literario es? La narrativa se utiliza para enseñar principios de vida y lecciones espirituales y la poesía (los Salmos, por ejemplo), para reflejar imágenes emotivas de nuestra relación con Dios. Tenemos que tener cuidado sin embargo de no interpretar de la misma manera la narrativa, la poesía y la profecía.


          3. ¿Cuál es el contexto histórico? ¿En qué época se escribió? ¿A qué grupo de personas está dirigido? ¿Cuál fue el motivo? ¿fue un momento puntual o algo que continúa en el tiempo?

          4. ¿Qué dicen los comentarios y estudiosos de la Biblia sobre ese pasaje?

          5. ¿De qué manera se conecta el pasaje con el evangelio? Toda la Biblia apunta a la vida, la enseñanza y la obra de Jesús. En el Antiguo Testamento las leyes, la historia y la profecía anticipaban la venida del Mesías. Considera cómo el pasaje que estás leyendo en el Antiguo Testamento re relaciona con el evangelio (Romanos 3:20-26; Gálatas 3:24, Lucas 24:17; Hebreos 8-10).  

          Espero que estas pautas te ayuden no solo a comprender mejor el Antiguo Testamento, sino a poder aplicarlo a tu vida diaria.

          Contenta en Su servicio,

   Edurne


Comentarios