Jesús, nuestra luz






Para leer
Juan 1:1-5

En el principio era el Verbo,  y el Verbo era con Dios,  y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas,  y sin él nada de lo que ha sido hecho,  fue hecho. En él estaba la vida,  y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece,  y las tinieblas no prevalecieron contra ella.


Para meditar

Estos cinco versículos con los que comienzan el evangelio de Juan son impresionantes ¿no crees? ¿Te das cuenta de todo lo que nos dicen sobre Jesús?
Jesús es Dios.
Jesús estaba desde el principio.
Jesús fue parte de la creación.
En Jesús está la vida.
En Jesús está la luz de los hombres.
Jesús prevalece sobre las tinieblas.
Amén y Amén.

Y a pesar de todo eso, a pesar de que Jesús es Dios, de que Jesús estaba desde el principio… decidió venir a la tierra y nacer de mujer. Sufrir y padecer. Morir y resucitar. Por ti. Por mí.

Navidad es un tiempo especial porque recordamos el momento en el que Jesús se hizo hombre, el momento en el que Jesús vino al mundo. Si eres lectora de El Viaje de una Mujer has leído esto antes, pero lo repito porque a veces no lo tenemos en cuenta:

No habría Pascua sin Navidad.
No habría Cruz sin Pesebre.

Así de importante es la celebración del nacimiento de Jesús. Sin Jesús estaríamos muertas, en medio de la oscuridad, perdidas, pero la luz de los hombres vino al mundo para prevalecer sobre las tinieblas, para ser tu luz, para guiarte a Su luz, para guiarte a la vida eterna.

Hoy que comienza el mes de diciembre y comenzamos a sumergirnos en la época navideña, toma unos minutos para reflexionar en estos versículos y en lo que significan. Piensa en el verdadero significado de la Navidad…

La celebración de Jesús
La celebración de la luz
La celebración de la vida.


Para hacer
Recuerda que Jesús es la luz de los hombres, que es tu luz. Prende una vela especial (te doy algunas ideas más abajo) en un lugar visible y piensa en los versículos de hoy cada vez que las veas. Si tienes hijos pequeños sal a ver las luces en las casas y en las calles y hablen de la luz eterna que Jesús nos ofrece.













Contenta en Su servicio,

Edurne






Comentarios