La vara del tronco de Isaí









Para leer
Isaías 11:1-10

Saldrá una vara del tronco de Isaí,  y un vástago retoñará de sus raíces.  Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová;  espíritu de sabiduría y de inteligencia,  espíritu de consejo y de poder,  espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. Y le hará entender diligente en el temor de Jehová.  No juzgará según la vista de sus ojos,  ni argüirá por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará con justicia a los pobres,  y argüirá con equidad por los mansos de la tierra;  y herirá la tierra con la vara de su boca,  y con el espíritu de sus labios matará al impío.  Y será la justicia cinto de sus lomos,  y la fidelidad ceñidor de su cintura.  Morará el lobo con el cordero,  y el leopardo con el cabrito se acostará;  el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos,  y un niño los pastoreará.  La vaca y la osa pacerán,  sus crías se echarán juntas;  y el león como el buey comerá paja.  Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid,  y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.  No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte;  porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová,  como las aguas cubren el mar.  Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí,  la cual estará puesta por pendón a los pueblos,  será buscada por las gentes;  y su habitación será gloriosa..



Para meditar
 
La autoridad real de la casa de David había estado en la sombra durante 600 años cuando Jesús vino como Mesías y Rey. Esa vara que sale de un tronco prácticamente muerto está llena y completa con el Espíritu del Señor, con sabiduría, inteligencia, consejo, poder, conocimiento y temor de Jehová. De la misma forma que una rama enjuta y seca se llena de hojas en la primavera, la vara del tronco de Isaí floreció para la eternidad en el momento en el que Jesús nació.


El Mesías no podía ser cualquiera. No podía venir de cualquier familia. Su árbol genealógico debía ser el de Isaí, quien era el padre de David. El evangelio de Mateo fue escrito para un público judío. Tenía la intención de contestar sus preguntas acerca de Jesús de Nazaret. ¿Era verdad que era el Mesías? ¿Cumplía con las profecías que tan bien conocían? Y para dar respuesta a esas preguntas, Mateo comienza su evangelio con este versículo:



Mateo 1:1

Libro de la genealogía de Jesucristo,  hijo de David,  hijo de Abraham.




Jesús es “hijo de David”, por tanto, de la vara de Isaí (2 Samuel 7:12-16)



El nacimiento de Jesús toma su justa medida cuando somos conscientes de las profecías que se cumplen con Él y en Él (Lee aquí 10 profecías cumplidas con el nacimiento de Cristo) .

¿No es impresionante ver cómo el Antiguo y el Nuevo Testamento se funden en un todo perfecto?


La Navidad no puede ser algo banal, ligero, una celebración y ya. Debemos ser conscientes de la trascendencia del hecho de que el Mesías prometido naciera. Ser conscientes del peso de toda la Escritura, de cada profecía cumplida en Cristo. Y que esto dé una nueva perspectiva a nuestra Navidad, que aumente su significado para nosotras y nos ayude a centrarnos en la razón de la celebración.



Para hacer
 
Sal a caminar con tu familia (si el tiempo te lo permite) a un parque o a un lugar en el que haya árboles. Puedes salir al patio de tu casa o al jardín si lo tienes. Habla con tu familia sobre la vara de Isaí cuando vean alguna rama o un árbol. ¿Por qué no hacer decoraciones navideñas con ramas? Recojan ramas de diferentes grosores y tamaños. Aquí te dejo algunas ideas para que hagan decoraciones simples con ramas: 












Cuando veas tu adorno con ramas piensa en el renuevo de la casa de Israel.


Contenta en Su servicio,

Edurne


¿Quieres más ideas? Tienes muchas más en mi tablero de Pinterest “Navidad Simple”






Sigue el tablero Navidad simple de Edurne Mencia en Pinterest.




Comentarios