Dios escucha. Dios recuerda. Dios ve






Éxodo 2:23-25

Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto,  y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre,  y clamaron;  y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre.  Y oyó Dios el gemido de ellos,  y se acordó de su pacto con Abraham,  Isaac y Jacob. Y miró Dios a los hijos de Israel,  y los reconoció Dios.


Estos tres versículos del libro de Éxodo son el puente entre dos grandes historias: Por un lado, los primeros años de vida de Moisés, su crianza como hijo de la hija del Faraón y su huída a Madián tras matar al egipcio (Éxodo 2:1-22). Y por otro lado, el llamado de Moisés, su encuentro con Dios mismo a través de la zarza ardiente (Éxodo 3:1-6).

Dos grandes acontecimientos de los que hay mucho por decir, sin duda, pero quiero fijarme hoy en esos tres versículos que muchas veces pasan desapercibidos porque nos dan una hermosa imagen del trato de Dios con Su pueblo Israel y, por extensión, con nosotras, que somos Su pueblo adquirido (1 Pedro 2:9)…


…Dios escucha el gemido de Su pueblo


Salmo 18:6

En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó delante de él,  a sus oídos.


Los judíos estaban sufriendo bajo el yugo de la esclavitud egipcia. Muy atrás quedaban ya los tiempos de José en los que la relación con la nación de Israel era otra y muy diferente. En este momento de la historia, los judíos eran meros esclavos de Egipto. Tenían que trabajar duramente y en condiciones infrahumanas. Sufrían en gran manera. Y, en medio de su sufrimiento, clamaron a Dios. Y cuando clamamos a Dios, Él escucha. Dios te escucha. Siempre.



…Dios se acuerda de Su pacto


1 Reyes 8:56

Bendito sea Jehová,  que ha dado paz a su pueblo Israel,  conforme a todo lo que él había dicho;  ninguna palabra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo,  ha faltado.


Dios se acuerda de Su pacto, Dios se acuerda de Sus promesas. Dios tiene presente cada una de Sus palabras y ninguna de ellas cae en saco roto.



…Dios mira a  Su pueblo


Génesis 16:13


Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú eres Dios que ve;  porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve?


Dios es El-Roi, el Dios que ve. Ese mismo Dios que vio a Agar y a Ismael en medio de su sufrimiento, que vio al pueblo de Israel afligido por la esclavitud de Egipto, te ve a ti en tu situación por difícil que sea, por dura que parezca.



Dios te escucha, Dios recuerda cada promesa que te ha hecho y Dios te ve. En cada situación, en cada momento. Que el pensamiento de este Dios amoroso que está, en cada momento, pendiente de ti, sea de aliento en el día de hoy.



Contenta en Su servicio,


Edurne





Comentarios