Piedra de tropiezo - 7 tipos de creyentes

6/2/15






Apocalipsis 2:18-29

Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios,  el que tiene ojos como llama de fuego,  y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto:

Yo conozco tus obras,  y amor,  y fe,  y servicio,  y tu paciencia,  y que tus obras postreras son más que las primeras.

Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel,  que se dice profetisa,  enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.  Y le he dado tiempo para que se arrepienta,  pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí,  yo la arrojo en cama,  y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón;  y os daré a cada uno según vuestras obras.

Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina,  y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás,  yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga.

Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin,  yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído,  oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.


Tiatira era la más pequeña en tamaño y en importancia de las siete ciudades de Asia Menor que se describen en este pasaje de Apocalipsis. No tenemos en la historia registro de que Tiatira haya sufrido ninguna persecución política o religiosa significativa. Sí era, sin embargo, un centro de negocio y comercio y multitud de divinidades asociadas a esta actividad financiera.

De Tiatira era Lidia, la vendedora de tela que aparece en Hechos 16:14-15:

Entonces una mujer llamada Lidia,  vendedora de púrpura,  de la ciudad de Tiatira,  que adoraba a Dios,  estaba oyendo;  y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. Y cuando fue bautizada,  y su familia,  nos rogó diciendo:  Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor,  entrad en mi casa,  y posad.  Y nos obligó a quedarnos



Elogio a la Iglesia

Yo conozco tus obras,  y amor,  y fe,  y servicio,  y tu paciencia,  y que tus obras postreras son más que las primeras.

Aunque fuera la ciudad más pequeña de la zona, sus obras, su amor, su fe, su servicio y su paciencia no pasaban desapercibidas ante Jesús. ¡¡Nada pasa desapercibido para Dios!!

En muchas cosas, la iglesia de Tiatira era un modelo para otras iglesias. Tenía cualidades esenciales:

Amor por el Señor y de unos por otros.
Servicio para los demás.
Fe en Dios.
Paciencia para soportar las pruebas.

Y no solamente tenían obras, sino que se incrementan día a día. Los creyentes de la iglesia de Tiatira, en reglas generales, crecían en su amor, su servicio, su fe y su paciencia.



Condena a la Iglesia

Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel,  que se dice profetisa,  enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.  Y le he dado tiempo para que se arrepienta,  pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí,  yo la arrojo en cama,  y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón;  y os daré a cada uno según vuestras obras.

Sin embargo, a pesar de todo lo bueno de la iglesia de Tiatira, Jesús les hace durísimas críticas sacando a la luz el pecado que rodeaba la iglesia. El centro de la corrupción en la iglesia de Tiatira era una mujer a la que el Señor se refiere como Jezabel, un título que se refiere a la Jezabel del Antiguo Testamento (2 Reyes 9:30-37).

Ese nombre, Jezabel, tenía una asociación muy poderosa. Representa uno de los personajes más oscuro del Antiguo Testamento, que intentó combinar la adoración al Dios de Israel con la adoración al ídolo Baal. Esta mujer se llamaba a sí misma “profetisa” y la iglesia la recibía como tal.

Mateo 24:11

Y muchos falsos profetas se levantarán,  y engañarán a muchos;

Esta mujer tenía una influencia inmoral e impía para los creyentes y guiaba a otros a pecar. Muchos creyentes de la iglesia de Tiatira tenían una vida sexual desordenada y no tenían ningún reparo en comer los alimentos que estaban sacrificados a los ídolos.

Esta mujer no tenía reparo en corromper a los siervos de Cristo, en ser una piedra de tropiezo para los creyentes. Sin embargo, la iglesia también tenía gran responsabilidad aquí: permitía que la denominada Jezabel acampara a sus anchas en la iglesia aun sabiendo que era perjudicial para el cuerpo de creyentes. Quizás no serían muchos los creyentes que caían en eso, pero sabemos que un poco de levadura leuda toda la masa.

La mayor acusación de todas era que, aun habiéndole dado la oportunidad, no se arrepintió de sus actos, rechazó la obra del Espíritu Santo en su corazón evitando arrepentirse y cambiar su conducta. Dios siempre nos da la oportunidad de arrepentirnos y cambiar sin importar la magnitud de nuestro pecado.

Génesis 6:3

Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre,  porque ciertamente él es carne;  mas serán sus días ciento veinte años.



Consejo a la Iglesia

Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina,  y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás,  yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga.


Jesús sin embargo deja claro la diferencia entre los “creyentes” que caían en la trama de Jezabel y los que no tenían esa doctrina ni habían caído en las garras de Satanás. A esos creyentes Jesús les insta a resistir, a no dejar sus buenas obras, a no ser desanimados ni dejarse distraer por el pecado ajeno, a seguir siendo ejemplo para otros.  



Desafío a la Iglesia

Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin,  yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído,  oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Los creyentes de Tiatira no debían sentirse desanimados por la inmoralidad y la idolatría. Dios iba a seguir obrando en aquellos que superaran el pecado. Jesús prometió a Su pueblo que compartiría Su reino, cuando reinara con vara de hierro (Salmo 2). Jesús incluye aquí a los creyentes que están aguantando el temporal en la iglesia de Tiatira y a los que se arrepintieran después. Su recompensa sería la estrella de la mañana, es decir, Él mismo

Apocalipsis 22:16

Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias.  Yo soy la raíz y el linaje de David,  la estrella resplandeciente de la mañana.





La Iglesia de Tiatira y el Creyente Actual

Tenemos que darnos cuenta de que las muchas obras buenas que hagamos de ninguna manera cubren el pecado. Dios ve lo que hacemos, lo bueno y lo malo, y aunque podamos encubrir nuestras faltas y tener una doble vida ante los demás, no podemos escondernos ante Dios.
¿Qué influencias dejamos que entren en nuestra vida todos los días? ¿Qué clase de influencia somos para otros creyentes, para nuestras familias, para las personas a nuestro alrededor? No podemos permitirnos el lujo de convertirnos en piedras de tropiezo para otros hermanos. Por el contrario, debemos tratar de vivir de manera justa y piadosa, adornándonos con buenas obras.

1Timoteo 2:9-10

Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa,  con pudor y modestia;  no con peinado ostentoso,  ni oro,  ni perlas,  ni vestidos costosos, sino con buenas obras,  como corresponde a mujeres que profesan piedad.



La próxima semana: La iglesia de Sardis – El creyente muerto espiritualmente


Contenta en Su servicio,

Edurne


1 comentario:

  1. Muchas veces, ( y hablo de mí) hacemos cosas que están muy mal, y pensamos 😉 pues nadie me ha visto, y que equivocados estamos, gracias amada y preciosa Edurne, como siempre un honor y gozo leerte, que DIOS te bendiga muchísimo 💖💖💖💖💖

    ResponderEliminar