Vive bien

23/3/15





Conocí Mundane faithfulness (Fidelidad mundana), el blog de Kara Tippetts hace un tiempo.


Puedo asegurarte que este blog y esta mujer tenían de todo menos mundano. Kara hablaba en su blog sobre su lucha contra el cáncer pero, sobre todo, hablaba sobre su fe en Dios y cómo vivir bien los momentos buenos y malos en los que nos encontramos todos los días. Desde artículos en los que Kara se recordaba a sí misma la fidelidad de Dios hasta fotos de bailes improvisados con sus hijos pequeños en la cocina, la historia de esta mujer siempre tuvo un fuerte impacto en mí.


Kara partió ayer con el Señor. Deja un esposo, cuatro hijos pequeños y muchas, muchas vidas tocadas por su testimonio y su vida.


Al leer hoy el post en su blog compartiendo que Kara ya está en casa con el Señor me di cuenta de que tenemos la misma edad. 38 años. Y no he podido quitarme ese pensamiento de encima.


A veces pensamos que tenemos tiempo para hacerlo todo. Que podremos tener más oportunidades. Y la verdad es que ninguna de nosotras sabemos qué momento va a ser el último. Nuestra vida es un soplo que va y no vuelve (Salmo 78:39), neblina que se aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece (Santiago 4:14), sombra que se va (Salmo 102:11)…


Así que, sea el tiempo que sea que tengamos hasta que vayamos a casa, a nuestra morada eterna, vivamos bien.


Vivamos bien.


No desperdiciemos  el tiempo en tonterías, en cosas que no importan, en enojos, en malas relaciones, iras, rencores. 

No desaprovechemos el tiempo con los nuestros, no menospreciemos el poder de un beso, de una caricia, de una palabra de aliento, de tiempo compartido.

No dejemos para más tarde ser testigos de Cristo para las personas a nuestro alrededor. Hablemos de Cristo. Vivamos a Cristo.


Vivamos bien. 



Cuando hablo, a menudo le digo a la gente sana “¿eres un estudioso de tu fe? ¿Estás creciendo cerca de Jesús en formas en las que Él pueda llevarte de la mano si llegas a tener una historia como la mía?” – Kara  Tippetts



¿Qué estás haciendo con tu vida? ¿En qué estás invirtiendo tu tiempo? ¿Estás firme en Dios y en Su Palabra? ¿Eres una cristiana que dedica tiempo a escudriñar su Biblia, no blogs ni libros, ni programas de televisión sobre la Biblia, sino la propia Palabra de Dios viva y eficaz, que es la única capaz de transformar tu vida?


Hoy es un día perfecto para comenzar a cambiar todas esas cosas que no te están acercando a Cristo cada día más. Dale prioridad a lo que realmente es importante. No esperes a que algo grave suceda.

Vive bien hoy.


Porque no sabes qué vendrá mañana. 



Contenta en Su servicio,


Edurne






Escribe aquí tu email:




2 comentarios: