Esperanza y Ayuda para un Matrimonio Difícil

14/10/15

Estando en Dallas, Texas, durante el entrenamiento intensivo de Ama a Dios Grandemente, tuve la oportunidad de asistir a la iglesia de Lake Pointe. 

Allí, nos dieron algunos materiales sobre familia para poder compartir con otros y hoy te traigo uno de esos materiales: Esperanza y Ayuda para un Matrimonio Difícil. Este artículo no es mío, tan solo estoy reproduciendo partes de un material hecho por el HomePointe de la iglesia de Lake Pointe. 

Espero que sea de ayuda y de utilidad para ti o para cualquier otra mujer que conozcas que esté luchando en su matrimonio.





Aquellos que se casen tendrán problemas. 

No es eso lo que uno espera cuando pronuncia el "sí quiero", ¿verdad? Pero eso fue lo que Pablo le dijo a la iglesia de Corinto (1 Corintios 7:28).

Aun las mejores parejas pueden tener que luchar por proteger sus votos matrimoniales. Pero, ¿Qué pasa cuando esos problemas se vuelven insoportables? ¿Hay esperanza de algo mejor? Sí, siempre la hay. La esperanza es lo último que se pierde.

Tome los siguientes pasos a medida que evalúa su situación personal en oración.


1. Discierne estre problemas graves y problemas menores. 

Desafortunadamente, muchos matrimonios hoy en día terminan por problemas menores que se podían haber solucionado. La mayoría de los divorcios hoy en día se producen por: falta de compromiso, demasiadas discusiones, expectativas poco realistas o falta de preparación.

Estos son problemas que las parejas pueden y deben tratar de superar. A pesar de lo que digan los amigos, los familiares, o la cultura popular, estos asuntos no son razón suficiente para terminar un matrimonio y suelen ser superados cuando la pareja persevera y sigue unida.

Los problemas mayores son aquellos en los que uno de los cónyuges abusa del otro o abandona su papel dentro del  matrimonio, cuando rompen la confianza de su cónyuge y violan sus votos. Estos casos necesitan tiempo, ayuda externa y mucha oración, no son problemas para ser tomados a la ligera.


2. Visualiza la esperanza después del problema.

Incluso ante problemas graves, Dios ayuda a las parejas a redimir lo que muchos verían como una situación sin esperanza. Aun en matrimonios que se han enfrentado a una de las grandes "A" - abuso, aventura extramarital y adicción - existe esperanza de rescate.


3. Si es necesario, protéjase usted y sus hijos. 


Si tu relación está marcada por el abuso físico, quizás estés confundida sobre lo que tienes que hacer, estás asustada o insegura. Lo más importante que debes hacer es tomar todos los pasos necesarios para protegerte a ti misma y a tus hijos de cualquier peligro.

El rescate del matrimonio, si es posible, vendrá después de haber asegurado su integridad física y la de su familia y de haber buscado la ayuda necesaria para su matrimonio.


4. Busca dirección. 

Cualquiera que sea tu situación, no luches sola con un matrimonio difícil. Necesitas a tu iglesia, a otros creyentes fieles, para ayudarte, apoyarte, aconsejarte y orar por ti.


Más recursos para el matrimonio -

- Amor y respeto por Emerson Eggerichs
- El desafío del amor: atrévete a amar por Alex Kendrick, Stephen Kendrick.
- Lo que el necesita, lo que ella necesita por Willard F. Harley Jr.
- Los cinco lenguajes del amor por Gary Chapman
- www.enfoquealafamilia.com

_______________________________________________


Contenta en Su servicio,


Edurne



No hay comentarios:

Publicar un comentario