Cuando la Navidad no es del todo feliz

7/12/15






¡Feliz Navidad! Es la frase más repetida de esta época. Por todas partes está la alegría de la celebración, las risas, la emoción… Es como si, por ley, tuviéramos que estar con una sonrisa de oreja a oreja. Pero, a veces, no nos sentimos con el ánimo de celebrar.

Navidad siempre fue mi época favorita del año. Estuviera donde estuviera, siempre regresaba a casa para celebrarla con mi familia. A pesar de no crecer en una familia creyente, la Navidad siempre fue especial, siempre fue un tiempo feliz de celebración.

Sin embargo, durante los primeros años en Venezuela no conseguía encontrar “la alegría de las fiestas”. No era lo mismo. Eran una época en la que la tristeza  me embargaba. Ya te lo he contado alguna vez, pero no fue hasta que hice un librito devocional con mis hijos que recuperé elEspíritu navideño.

Y es que hay situaciones y circunstancias que no ayudan, precisamente, a que estemos particularmente alegres en Navidad. Para mí es la distancia con mi familia, pero pueden ser situaciones como una enfermedad, un ser querido que ha fallecido, una ausencia por trabajo o estudios, alguien que se ha ido del hogar o, simplemente, una historia familiar que no trae precisamente buenos recuerdos a las fiestas navideñas.

Si estás en una de estas situaciones, hay dos cosas que quiero decirte hoy:

- Mi corazón está contigo, con tu dolor, con tu tristeza, con tu ausencia. 

- A pesar de todo, hay una razón para celebrar: el nacimiento del Salvador.


Si en estas fiestas sientes que no puedes con un gramo más de alegría navideña, vuelve a la Palabra. Vuelve a Lucas 2, vuelve al pesebre. Vuelve a la razón de la celebración...

…vuelve a Cristo.

Debemos aprender a sustituir la alegría por el gozo. La alegría depende de las circunstancias, de cómo nos sentimos, de cómo nos afecta lo que sucede a nuestro alrededor.

El gozo, por el contrario, no depende de nada exterior, sino de un corazón que tiene a Cristo y encuentra fortaleza, consuelo y ánimo para seguir un día más. Un día a la vez.

Aunque el dolor, la tristeza o el sufrimiento sean grandes,  el gozo del Señor puede reinar en tu corazón. Puede.

Nehemías 8:10

“Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.”

El gozo del Señor es tu fortaleza.

Celebra al Salvador esta Navidad. Celebra a Aquel que puede enjugar tus lágrimas y abrazarte con Su amor incondicional. Y, aunque tengas que buscar muy, muy en el fondo, encuentra el gozo que necesitas para dar significado a estas fiestas. Y que, a pesar de todo, puedas decir…

Feliz Navidad.

Contenta en Su servicio,

Edurne


4 comentarios:

  1. Hola Edurne, estar enfocada en que Jesús es la razón de nuestra celebración nos ayuda a disfrutar de esta bella temporada. El ataque del marketing nos impulsa a querer "cosas" y si no podemos comprarlas a mi me produce ansiedad... pero al estar consciente de que lo que celebro es el nacimiento de mi Salvador todo cambia y vuelvo a tener gozo! Bendiciones y felices fiestas amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo :) Felices fiestas para ti también!!

      Eliminar
  2. Tan agradecida por estas palabras, no sabes que bendición tan grande ha sido leer tu pensamiento, soy una de las personas que hace ya tiempo no encuentro alegría en esta época del año, sin embargo el solo hecho de recordar que es la celebración del nacimiento de nuestro Salvador Jesús ha hecho que pueda sobrellevar las navidades, y me he vuelto a la Palabra cada vez que la tristeza me embarga, yo pensé que estaba mal ya que lo hago para sentirme bien, y con esto me doy cuenta que Dios es nuestro refugio y fortaleza en todo momento. Gracias hermana por darme estas palabras Dios te bendiga ricamente y a tu familia, no me cansaré de agradecer por haberte encontrado en la red.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah querida Ileana, la Palabra de Dios es nuestro consuelo y nuestra ayuda en todo momento y aflicción. Un abrazo muy grande!!

      Eliminar