Cuarto de guerra – una invitación a orar por tu matrimonio

27/1/16





 
La semana pasada vi con una amiga la película Cuarto de Guerra (War Room). La peli cuenta la historia de un matrimonio con una hija, una familia normal y corriente que no pasa por un buen momento. Continuamente surgen discusiones y problemas entre el matrimonio que hacen que la vida de toda la familia sea miserable. La esposa conoce a una anciana que le enseña a tener un “cuarto de guerra”, un lugar en el que tomarse en serio la oración por su esposo, por su matrimonio y su familia. No te la voy a contar del todo por si no la has visto (al final del artículo te dejo un enlace en el que verla online), pero esa es la trama general. 


Te soy sincera, no soy muy fan de ver películas y esta, digamos que no va a ganar un Oscar de Hollywood, pero sí tiene un mensaje poderoso que hace que merezca la pena dedicar un tiempo para verla. 


La película me hizo pensar en varias cosas. Algunas en las que coincido con ella y otras en las que no. Déjame comenzar con aquellas cosas en las que no concuerdo con la peli para no desvirtuar las lecciones que saqué de ella y que, sinceramente, creo que podemos tomar para nuestro matrimonio. 


En algunos momentos parece que la oración es comparada con el polvillo mágico de las películas de niños que, automáticamente, hace que las cosas cambien y funcionen bien. Y, la verdad, es que a veces es así y otras veces no. 


Nuestra obligación es orar: orar para que nuestros esposos inconversos lleguen a los pies de Cristo, orar para que nuestro matrimonio funcione mejor, orar para que tengamos una relación más profunda con Dios… ¡la oración es poderosa! Y Dios obra a través de ella. Pero, en ocasiones, no obra como nosotras deseamos o en el momento en el que nosotras queremos. 


Conozco mujeres que han orado hasta la extenuación por su esposo y este nunca ha llegado a convertirse. Mujeres que han orado con fervor y perseverancia por su matrimonio y han visto cómo su esposo ha terminado yéndose con otra mujer. Mujeres que han orado día sí y día también para que sus esposos tomen el liderazgo espiritual de su hogar, para que se involucren en las cosas del Señor y que no han obtenido una respuesta positiva. 


¿Por qué? No lo sé. Sólo puedo confiar en que Dios sí sabe. 


La oración a veces no cambia las situaciones en las que nos encontramos, pero, definitivamente, nos cambia a nosotras y pone nuestro corazón en sintonía con la voluntad de Dios.


Ahora sí, te cuento algunas lecciones que tomé para mí misma y para mi matrimonio de la película y que me gustaría compartir contigo:



La Oración es esencial para nuestro matrimonio


Mateo 6:6

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Este es el versículo en el que se basa la película. Y creo que es uno de los que tenemos que tener en cuenta en todo momento. No solo para nuestro matrimonio, sino para todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida.


Hay batallas que, por mucho que nos empeñemos, no podemos ganar de otra manera que no sea de rodillas. Tenemos que aprender a no luchar con nuestras fuerzas, sino con las de Dios. Y eso solo lo conseguimos cuando nos retiramos a orar ya sea a nuestra habitación, o saliendo a caminar o metida en tu carro si es el único lugar en el que puedes estar a solas con Dios y orar durante un rato.



Orar la Biblia tiene poder

2 Corintios 10:4-5

porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,


La anciana de la película anima a la otra mujer a poner en su cuarto de guerra oraciones y a buscar versículos para orar por situaciones específicas, por ella, por su esposo, por su hija…

Nuestras palabras convertidas en oración tienen poder. Pero orar la Biblia, orar las palabras de Dios… ¡es lo más poderoso que existe! Escoge versículos que puedas orar sobre situaciones específicas, sobre características que te gustaría fortalecer en ti o en tu esposo. Anótalos y comienza a orar usando la Palabra de Dios.




Estamos envueltas en una batalla espiritual de la que no somos conscientes


Hay un momento en la película en la que Priscila Shierer va por su casa hablando a Satanás, diciéndole en voz alta que hay un nuevo “jefe” en ese hogar, que ya no tiene poder sobre ellos. El versículo que utiliza y que la anima a hacer eso es este:

Santiago 4:7

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

La batalla que libramos día a día no es carnal, es espiritual. Tu enemigo no es tu esposo, sino Satanás, quien quiere destruir el matrimonio y la familia para, en última instancia, destruir la iglesia. Y tenemos que ser conscientes de ello cada vez que el conflicto surja.



Podemos y debemos vivir Tito 2:3-4


La relación entre la anciana y la mujer más joven es, en esencia, un reflejo de Tito 2:3-4 –

Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos


Siempre hay una mujer mayor en edad o experiencia de la que podamos aprender. Siempre hay una mujer menor en edad o experiencia a la que podemos enseñar. Busquemos ambos tipos de relaciones. Busquemos mujeres “mayores” que nos ayuden en nuestra vida espiritual y nos den buenos consejos. Y busquemos también mujeres más “jóvenes” a las que podamos enseñar y ayudar con lo que nosotras mismas hemos aprendido en nuestro matrimonio y en nuestro caminar con el Señor.



Nunca es tarde para empezar

¿Nunca te tomaste en serio el orar por tu matrimonio o por tu esposo? Nunca es tarde para empezar. Cada día tienes una nueva oportunidad de entrar en tu cuarto de guerra y comenzar a pelear de rodillas por tu matrimonio.

Para que puedas comenzar hoy, te dejo algunos recursos que he publicado anteriormente para ayudarte a orar por tu matrimonio (pincha en el sombreado para descargarlos) –







Así que, veas la película o no, recuerda que nunca es tarde para doblar rodillas por nuestro matrimonio (y por todo lo demás). Quizás Dios no haga las cosas como exactamente queremos… pero es el único que puede tomar el control y glorificarse en nuestra vida a través de nuestra relación con nuestro esposo. 


Contenta en Su servicio,


Edurne

________________________________

Un enlace para ver la película – Ver Cuarto de Guerra online




8 comentarios:

  1. Buenas tardes,

    Edurne Dios te bendiga poderosamente mil gracias por compartir. Ya la vi es muy buena. Pero yo ya perdi la esperanza, mi hogar se derrumbo.. quisiera saber si te puedo escribir para recibir un consejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, siento mucho oir eso. Si, puedes escribirme a edurnecia@hotmail.com Bendiciones!

      Eliminar
  2. Muy bueno el post! casualmente en estos momentos estoy sintiendo turbulencia en mi matrimonio, peleas, y respuestas sin paciencia de parte de el y mia, por lo que muchas veces cae tambien sobre mi hija, y es algo que no quiero...ya tengo varios dias orando en las noches por mi familia y por mi matrimonio, pero voy a tomar el concejo de hacerlo en un lugar que tenga privacidad.

    Ya veo la pelicula, gracias!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que haya podido servirte la publicación. Espero de verdad que las cosas mejoren en casa. Debemos dar la batalla!!! Bendiciones :)

      Eliminar
  3. Anónimo29/1/16 8:50

    excelentes consejos Edurne. Dios te bendiga y siga proveyendote la sabiduría de lo Alto para compartir e impartir ayuda a otras mujeres. espero con la ayuda de Dios poder ponerlos en practica en mi vida matrimonial y familiar, ya que ultimamente la situacion se ha puesto dificil y siento que pierdo la paciencia.

    ResponderEliminar
  4. Aqui puedes ver la pelicula cuarto de guerra completa en español https://www.bibliatodo.com/PeliculasCristianas/cuarto-de-guerra-pelicula/

    ResponderEliminar
  5. Mil gracias por hacer este post ya que no sé cómo empezar mi cuarto de guerra porque no tengo el acompañamiento de una persona que conozca más la Biblia que yo y este post me ayudado un poco más! Gracias que Dios te Bendiga y nos pueda ayudar como a muchos que lo queremos hacer solo que no hay una guía más específica en internet!!
    Será que te puedo escribir a tu correo para que me ayudes con mi cuarto ya que he pasado unos momentos en mi matrimonio donde ya digo que no puedo más y necesito tanto de Dios!! Gracias por leerme!!

    ResponderEliminar