Devocional Guiado - Salmo 86








Desde que comenzó de nuevo la escuela estoy ayudando a mi hijo Yennixon a hacer su devocional. Es muy bueno que estudiemos la Biblia juntos con nuestros hijos, pero creo que debemos enseñarles también a tener su propio tiempo a solas con Dios.

Lo que hago  es buscar un pasaje, escribir algunas preguntas sobre el texto para que él las responda y, después, ayudarle a buscar una aplicación de lo que ha leído.

Con eso en mente, hice hoy este devocional guiado del Salmo 86. Déjame contarte cómo puedes usar mi propuesta de hoy –

...Si eres nueva creyente o si no estás acostumbrada a estudiar la Biblia por ti misma puedes ir respondiendo las preguntas para hacer tu devocional y tomar de aquí ideas para estudiar otros pasajes por tu cuenta.

...Si eres una creyente acostumbrada a estudiar la Biblia y a tener un tiempo devocional, puedes usarlo, obviamente, para hacer un estudio profundo tú misma, pero también para compartirlo con tus hijos o con otras mujeres que no saben cómo estudiar la Biblia y ayudarles a hacer su propio devocional. Puedes tomarlo también como ejemplo para hacer otros devocionales guiados que puedas compartir con otros. Para escribir devocionales si tienes un blog o una página. Para comenzar un estudio bíblico en tu hogar con otras mujeres o una reunión de estudio para mujeres en tu iglesia local. 


En resumen: si no sueles estudiar la Biblia o no sabes cómo hacerlo, úsalo para ponerte a estudiar tú sola. Hay algo especial en ir desgranando el significado de los versículos y en ver cómo podemos aplicarlos a nuestra vida. Y si tienes costumbre de estudiar la Biblia, úsalo para ayudar a otros a hacer lo mismo. 


Estudiemos juntas el Salmo 86, ¿te parece? 


ANTES DE HACER UN DEVOCIONAL –

1. Ora y pídele a Dios que te ayude a entender el texto y a ver cómo aplicarlo a tu vida.
2. Lee el texto varias veces, anota palabras que te llamen la atención, busca en el diccionario palabras que no comprendas y escribe partes que resalten de manera especial.
3. Breve introducción al Salmo 86: Es este un Salmo de título sencillo – “Oración de David”, en el que podemos ver el reflejo de su corazón. No podemos ubicarlo en un momento preciso de la vida de David porque se ajustaría a muchas de sus vivencias. Es un Salmo notable porque David usa el término Adonai (Señor) para dirigirse a Dios en siete ocasiones.



Salmo 86

1Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame,
Porque estoy afligido y menesteroso.
Guarda mi alma, porque soy piadoso;
Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.
Ten misericordia de mí, oh Jehová;
Porque a ti clamo todo el día.
Alegra el alma de tu siervo,
Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.

¿Qué indican estos versículos sobre el salmista? ¿Qué indican sobre Dios?
Lee también Isaías 26:3, Salmo 56:1, Salmo 57:1
¿Qué nos dicen estos versículos sobre la oración? ¿Cómo está tu vida de oración? ¿Qué cosas puedes cambiar o implementar para mejorar tu tiempo de oración?


Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador,
Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

¿Qué nos dice este versículo sobre Dios? ¿Qué significa para tu vida? ¿De qué manera el perdón, la bondad y la misericordia de Dios hablan a tu corazón?
Lee también Salmo 130:7, Salmo 145:9


Escucha, oh Jehová, mi oración,
Y está atento a la voz de mis ruegos.
En el día de mi angustia te llamaré,
Porque tú me respondes.

¿A quiénes te vuelves en los tiempos difíciles? ¿Es Dios tu primera opción cuando hay problemas, miedo, angustias…? En caso negativo, ¿cómo puedes cambiar eso y volverte a Dios en momentos así?
Lee también Salmo 50:15


Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses,
Ni obras que igualen tus obras.
Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor,
Y glorificarán tu nombre.
10 Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas;
Sólo tú eres Dios.


¿Qué aprendes de Dios con estos versículos? ¿Qué maravillas ha hecho Dios que podemos ver en la Biblia? ¿Qué maravillas ha hecho Dios en tu propia vida? ¿De qué manera ha obrado en ti y en las personas que te rodean? ¿Cómo respondes a lo que Dios hace en tu vida? 

Compara a nuestro Dios con el reflejado en 1 Reyes 18:26-29
Lee también Éxodo 15:11, Deuteronomio 3:24, Salmo 89:6, Salmo 72:18, Apocalipsis 15:4



11 Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad;
Afirma mi corazón para que tema tu nombre.

¿De qué forma podemos conocer los caminos de Dios? ¿De qué manera podemos caminar en la verdad de Dios? ¿Cómo podemos conocer la voluntad de Dios y los planes de Dios para nuestras vidas? ¿Estás caminando de acuerdo a lo que Dios pide y quiere para ti?


12 Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón,
Y glorificaré tu nombre para siempre.
13 Porque tu misericordia es grande para conmigo,
Y has librado mi alma de las profundidades del Seol.

¿Por qué podemos alabar a Dios y glorificar a Dios? ¿De qué manera alabas a Dios? ¿Es la alabanza y la adoración parte de tu oración diaria?
Lee Ezequiel 11:19. ¿De qué manera nos ha dado Dios un nuevo corazón? ¿Estás viviendo conforme a ello? ¿O sigue tu corazón endurecido ante Dios?


14 Oh Dios, los soberbios se levantaron contra mí,
Y conspiración de violentos ha buscado mi vida,
Y no te pusieron delante de sí.
15 Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente,
Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,
16 Mírame, y ten misericordia de mí;
Da tu poder a tu siervo,
Y guarda al hijo de tu sierva.
17 Haz conmigo señal para bien,
Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados;
Porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste.

¿De qué cosas nos protege Dios? ¿De qué manera nos protege Dios? Lee Éxodo 34:6-7

¿Qué sucede con las personas que nos tratan mal, nos desprecian o nos aborrecen? ¿Es lícito que nosotras peleemos con ellos o es algo que debemos dejar en manos de Dios? ¿De qué manera podemos perdonar y tener misericordia con esas personas que de una manera u otra nos han ofendido? ¿Cómo lo puedes hacer tú hoy? 

Lee también Éxodo 34:6; Nehemías 9:17; Salmo 103:8, Salmo 130:4, 7

Lee Efesios 6:10 ¿De qué manera podemos fortalecernos en Dios a pesar de todo y de todos?



DESPUÉS DEL DEVOCIONAL –

1. Vuelve a leer el Salmo y tus respuestas y busca cómo aplicar lo que has aprendido a tu vida.
2. Escoge al menos un versículo para poder memorizarlo en la semana.

¿De qué manera habla Dios a tu vida a través del estudio de este Salmo?




Cuéntame: ¿en qué etapa de tu viaje espiritual estás? ¿En los primeros pasos, aprendiendo cómo manejar tu Biblia? ¿O en una etapa más adelantada, enseñando a otros cómo usar y vivir la Palabra de Dios? ¡Comparte! 



Contenta en Su servicio,

Edurne





Comentarios