Cuando no te sientes capacitada




Me considero una persona estudiada. Siempre me gustó leer y aprender, tengo un título universitario, hablo idiomas… en fin, estoy calificada para muchas cosas.

Pero hay una en especial para la que nunca me siento capacitada: ser madre.

Déjame hablarte de mi hija. 






Nahiara es una hermosa niña de 7 años que está en segundo grado. Es amorosa, sociable, le encanta hablar y tiene una imaginación desbordante. Siempre está inventando juegos y canciones y sus hermanos la buscan todo el tiempo porque con ella nunca se aburren. Es muy buena con los números y con el inglés y le encanta ir a la escuela.


Sin embargo, tiene un problema con las letras. Después de años de intentar por todos los medios posibles que Nahiara aprenda el alfabeto, aun hoy no lo hemos conseguido. Siempre supe que tenía alguna dificultad de aprendizaje, pero no sabía cuál, hasta que, estando en España, trabajamos con una logopeda que al fin me dijo cuál es el problema de Nahiara y me dio la pauta de cómo ayudarla. 



Desde que hemos llegado a Venezuela, en tres semanas, mi hija reconoce perfectamente las vocales y las letras N, D y P. Se emociona cuando consigue leer palabras sencillas con esas letras y yo apenas puedo contener las lágrimas. 



Cada letra es una lucha. Con cada letra tiene que concentrarse y esforzarse por reconocerla. Y cada letra es una lucha para mí también. Día sí y día también me siento totalmente incapaz de ayudar a mi hija, y ruego a Dios que me de sabiduría y entendimiento para trabajar con ella a su ritmo.


No solo no me siento capacitada para ayudar a Nahiara en esta situación especial, sino que, como madre, son muchos los momentos en los que no me siento capaz. Hay veces en las que no sé cómo resolver los conflictos entre los niños, hay actitudes que no comprendo en ellos y que no acierto a reconducir, hay situaciones que me superan todos los días. 



Y, sin embargo, Dios me dio a estos niños. A mí. Con sus características y sus personalidades distintas. Por muy poco calificada que yo me pueda sentir para criarlos, Dios decidió dármelos a mí. A mí, para criarlos y ayudarles a crecer como adultos responsables y temerosos de Él.


Así que no importa realmente si yo me siento capaz o no… porque Dios sí cree que lo soy. O, más bien, Dios sabe que, con Su ayuda y con Su guía, sí estoy capacitada para ser la madre de estos niños. 



1 Corintios 1:19-20; 25-29

Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.
Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia.


Toda la sabiduría del mundo, toda la fuerza del mundo, todo el poder del mundo son nada comparados con la sabiduría, la fuerza y el poder de Dios.


El problema es que a veces pensamos que nuestras capacidades y nuestras fuerzas, nuestra sabiduría, nuestro conocimiento, nos bastan para salir adelante. Y no es así. ¿Cómo podemos pensar que haremos las cosas bien sin depender de Dios? ¿Cómo podemos ser tan orgullosas?


Dios lo deja claro: “lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia.”


A fin de que nadie se jacte en su presencia.


¿Eso con lo que no puedes? ¿Esa situación en la que estás que te parece imposible? ¿Esa tarea que te resulta increíblemente difícil? ¿Ese conflicto que no termina de resolverse? ¿Qué es aquello que estás viviendo que te hace sentir que no estás capacitada? Dios te ha puesto en esa situación, Dios te ha dado esa carga, Dios te ha encomendado esa tarea, te ha puesto al frente de ese ministerio, te ha puesto en medio de esas personas.


Pero quiere que dependas de Él, no de ti.
De su sabiduría, no de la tuya.
De su fuerza, no de la tuya.


Y, cuando lo haces, Él es quien te capacita para llevar esa carga y para salir adelante en aquella situación en la que te haya puesto.


Dios sabe que hay cosas que te parecen imposibles. Pero Él está contigo. Él te da Su fuerza. Él te da Su sabiduría. Deja que Él te capacite.


¿Orarías hoy por mí y por mi dulce hija? ¿Por todo el camino que nos queda por recorrer hasta que aprenda a leer? ¿Orarías también por mis dos hijos varones? ¿Para que el Señor me capacite como madre y sea esa mamá que Él me ha encomendado ser? Yo oraré por ti también hoy, por aquello que sea que te hace sentir que no estás calificada.


Contenta en Su servicio,

Edurne




Comentarios

  1. Anónimo8/2/17 11:03

    Hola! Te leo con mucha frecuencia y Dios ha permitido que comprenda muchas situaciones a través de tu blog, gracias a Dios! Hemos orado en mi familia por ti y tu familia, seguiremos haciéndolo para que tengan la Luz del Señor. Leí éste tema hoy pues siento que en verdad no soy calificada para ser madre de más hijos que no sea el que tengo (de 5 años), perdimos hace unos 20 días a nuestro bebé de 10 sem de gestación y ha sido complicado para mí mas que para mi esposo. Entiendo la voluntad soberana de Dios sin duda, pero no alcanzo a entender porque puso y quitó, he pensado que en verdad no me ve lo suficiente capaz como para haber permitido el nacimiento de mi bebé, así que, aunque tengo días de refugio en el Señor, tengo también mis días grises en que la tristeza se nota. Te pido oración por mi, mi restauración física y espiritual y por mi familia por favor. Dios te bendiga Edurne!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por sus oraciones. Siento mucho que hayan perdido a su bebé y que estén pasando un momento tan difícil. No sé por qué DIos hace las cosas y menos cuando algo tan difícil sucede, pero estoy segura de que no tiene nada que ver con tu capacidad como mamá. Estaré orando por ti. Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Así me levante hoy. Sintiendome incapaz, como que me queda muy grande la camisa de mamá. Mi problema con mi hija de 10 años es su carácter, no sé como orientarle para que sea una niña de voluntad firme, que sea pasiva. Si a mi misma me cuesta muchas veces...en realidad no sé que hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/2/17 12:39

      Mi hijo también tiene una personalidad complicada pero realmente me lo copia, mi manera de ser se ha replicado naturalmente en él, porque es lo que "mama" día a día, si intentamos someter nuestras emociones/personalidad "inadecuada" y que Dios lo controle, seríamos distintas y nuestros hijos tendrían algo digno que replicarnos... creo... en base a lo que vivo. Bendiciones!

      Eliminar
    2. Tratar con el carácter difícil de los niños siempre es difícil. Mostrémosles el amor de Dios a nuestros hijos aun en los momentos complicados. Mucho ánimo y fuerza para las dos

      Eliminar
  3. Que lindo poderte leerte y ver como me inspiras a ser mejor. La verdad yo a veces siento que no doy el ancho porque ser mamá implica muchas cosas, amarlos con firmeza, poder poner limites, dar con medida, etc. Deseo ser una mejor madre y que veo que con mis fuerzas eso sería cansando y desgastante para mi, pero cuando voy a Dios siento que si se puede porque como dices no depende de cuanto sepa uno o no sepa sino que si le pedimos a Dios ayuda, ÉL nos da las estrategias y nos ayuda hacer las cosas de una mejor manera o dejar de hacer cosas que pensaba uno que estaban bien pero al diseño de Dios no lo es así, Dios siga guiándonos en esta tarea y al igual que tu deseo que mis hijos sean temerosos de Dios, amen su presencia, su palabra y sean de bendición para su generación, pero para llegar a ello cada día uno debe trabajar el campo para que a su tiempo este listo para dar el fruto (cosecha).

    Claro que si cuenta con mi oración para ti, tu hermosa hija Nahiara Dios siga siendo con ella para que pronto pueda leer con tal fluidez que quedarás asombrada, Dios sea con tus dos hijos varones, bendiciones hermosa Edu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Rachel, un beso grande

      Eliminar
  4. Brisla Godoy8/2/17 13:58

    De verdad que Dios es tan bueno, que en estos días lo mismo me está pasando a mí con mi hijo Santi de 7 años, le cuesta las letras y me estaba deprimiendo de pensar que no puedo ayudarlo, que ni sabía como empezar, pero al leer estas palabras Dios me conforta y me dá aliento por medio de esta página. Mil gracias a Dios primero y luego a Edu. Y pues también pido las oraciones de Rachelina Franyutti para mi hijo Santi Orellana para que igual lea pronto. Abrazos y bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que el Señor te guíe y te dé fuerza y ánimo en cada momento. Estaré orando por Santi.

      Eliminar
  5. mi amada Edurne, yo trabajo con nios autistas y otros desordenes, ninos con dyslexia etc, ect, pero tu sabes que Dios a travez de esta pequena tribulacion por decir asi, EL siempre se manifiesta, para que tu seas de ayuda para otras mamas con este misma condicion de sus hijos, ver la belleza de tu hijita,,en todo su " problema" de aprendizaje con letras, es in period creo yo aunque dificil pero no imposible de logararlo, todas las mamas tenemos obstaculos con nuestros hijos, o condiciones de todo tipo,,te animo en el amor del SENOR Y CREO POR FE en nuestro SENOR JESUCRISTO, que tu ninita superara este problema o desorden de aprendizaje,,todos los ninos nacen con diferentes niveles, lo de tu nina se superara y ella lograra a ser una GRAN ESCRITORA POR FE LO CREO EN MI SENOR Y CLARO QUE SI ORANDO POR TI MI AMADA HERMANA. EL SENOR ES TU AYUDADOR Y EL SERA EL MEJOR MAESTRO PARA TU HIJITA, TE AMAMOS Hermana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén y amén! muchas gracias querida Lidia :)

      Eliminar
  6. Anónimo8/2/17 21:16

    Que linda nota, me motiva a saber que por más que sea o me sienta incapaz en algo, Dios es el que está conmigo y Él es el que me capacita! Voy a estar orando por tus tres hijos! Muchas bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es! Gracias por tus oraciones :)

      Eliminar
  7. Anónimo8/2/17 23:13

    Muchas gracias por este post. Por años he estudiado Ingles y he logrado entender la gramatica y al leer pero no he conseguido tener fluidez. Esto ha sido un obtaculo en mi da laboral que no he podido vencer sola. Dejare que Dios me capacite y dejar de confiar en mis fuerzas. Gracias Edurne... orare por ti y tus bellos hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus oraciones! Mucho ánimo con el inglés, que el Señor te ayude en todo momento.

      Eliminar
  8. Anónimo9/2/17 7:20

    Gracias Edurne por compartir con nosotras tus preocupaciones y permitirnos orar por tu niña. Una amiga me mandó el enlace y creo que fue por la gracia de Dios que lo hizo porque también soy madre, yo de un bebé y tengo estudios universitarios y hablo idiomas pero llevo leyendo sin parar sobre cómo enseñar a mi hijo y educarle para que sea sabio, feliz, seguro... Pero descuidé la lectura de la Biblia y leyéndote hoy Dios me recuerda que El es padre, puedo acudir a El, leyendo la Biblia y orando, pidiéndole a El me guiará y me ayudará a educarle de la mejor manera que existe. Dios no da puntada sin hilo dice un amigo mío, quizá la dificultad para leer de tu hija sea para que ella busque aún más la ayuda de Dios en todo lo que haga. Como madres nos cuesta ver que los peques pasan por dificultades y quisiéramos solucionarlas pero sólo podemos hacer lo que está en nuestra mano y como tu has hecho orar a aquel que nos creó y sabe nuestras luchas y disficultades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es :) gracias por tu comentario. Bendiciones!

      Eliminar
  9. Anónimo9/2/17 11:41

    Edurne, tus escritos son especiales para mí, sé que el Señor te da para que dés, somos privilegiados de tenerte.

    ResponderEliminar
  10. Oh qué lindo leerte hoy, Edurne. Gracias por compartir , bella. Yo igual tengo una bella niña que ya no es niña, pero ante la cual me sigo sintiendo incapaz y fallida como madre. Gracias por el aliento y por recordarme que es Dios quien capacita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo grande Clau!! Bendiciones :)

      Eliminar
  11. Gracias Edurne por compartir estos temas, yo soy casada, quiero trabajar desde casa pero no lo logro,,, Dios me ha provisto de muchas habilidades en el estudio( ingeniera de sistemas y licenciada en Teologia), hago todo tipo de manualidades en fomi, o en lo que sea, trato de vender productos de cosmetica natural y soy mamá de dos preciosos hijos (Rafael 15 años y Lucas 10 años), pero todo lo que ofrezco para trabajar sale unos dos meses y de ahi todo desaparece, a la gente ya no le gusta, no le llama la atención, ya no hace pedidos, y tengo responsabilidades que pagar, como el Internet y las necesidades de mi madre(salud y cosas personales), mi esposo solo provee para la comida y para mis hijos y nada mas, no me queda ni un dolar para darme un gusto o reunir la cuota para pagar el Internet, o para ayudar a mi madre(que vive con nosotros), y es allí cuando yo no me siento capaz, Yo sé, conozco bien que dependo de Dios y que todo se hace bajo su voluntad, pero no sale nada de trabajo, no gano nada economicamente, no tengo para darme un gusto y decir, esto me compre porque yo trabaje y gane algo para comprarme esto yo y no tuve que pedir a mi esposo(bueno, él no me lo daría si le pido, y no porque no tiene plata sino porque el considera que todo el dinero del matrimonio le pertenece y es para él, sus necesidades, gustos y supuestamente proveer para su trabajo que no todavia no vende(es joyero)solo hace joyas y todavia no las vende y para colaborar algo en la casa y para los hijos, él quiere que trabaje con él pero la joyeria y artesanias no es lo mio, no puedo trabajar con él, porque solo resalta mis errores y lo que no hago bien y lo que no sirve), Yo y mi madre estamos excluidas de sus prioridades, así que soy yo la que debo ver que hago,,, y por eso no me siento capaz, no me siento capacitada,,, pero leer esto me ayuda a salir adelante y a esperar en Dios, orare por ti y tu hija, por fa ora por mi, me llamo Claudia, mi madre se llama Betty, mis hijos Rafael y Lucas,,,,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario